www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

Europa pide disciplina a sus ciudadanos para frenar la pandemia

Europa pide disciplina a sus ciudadanos para frenar la pandemia
Ampliar
sábado 31 de octubre de 2020, 00:48h
La UE hace balance de situación de la segunda ola del Covid-19.

La Unión Europea parece no estar para bromas a estas alturas. La segunda ola de coronavirus está golpeando con fuerza a los países de la región, con registros que señalan récords diarios de contagios y fallecidos en varias naciones de la unión. Los Gobiernos están implementando ya medidas más drásticas, como los confinamientos, muestra de la gravedad del punto actual que ha adquirido la pandemia.

Así, el organismo ha declarado la necesidad de mejorar la coordinación entre sus Estados. Y ha instado a la población a comprender la importancia de la disciplina social. "Nos hemos dado cuenta de que no podemos hacer frente a este problema solos. Tenemos que encontrar una solución a nivel de la Unión Europea. Necesitamos que la población comprenda y acepte las medidas que vamos a tomar", ha proclamado el ministro de Sanidad de Alemania, Jens Spahn.

Este representante compareció tras mantener una reunión telemática con los ministros europeos de Sanidad. Y su mensaje fue claro: coordinación gubernamental y responsabilidad individual de la ciudadanía. Y es que su país va a comenzar a aplicar el toque de queda y a cerrar la hostelería a partir del martes próximo. Aunque tenga una incidencia acumulada de 182,1 casos, lejos aún de Bélgica (1.600), República Checa (1.512), Luxemburgo (999), Eslovenia (962), Francia (706) o España (508).

Con todo, el ministro germano, que ejerció como anfitrión de la conferencia, hizo un llamamiento a mantener abiertas escuelas infantiles y de primaria. Ese, dijo, es uno de los grandes objetivos de los regidores nacionales en esta segunda oleada de la pandemia. A pesar de que en la última semana se hayan sumado 1.104.121 contagios en Europa. O lo que es lo mismo, una cifra similar a la población de Bruselas.

Las palabras de la UE se sustentan en el balance de situación, Con Italia pensándose declarar en breve un nuevo confinamiento debido al impresionante ascenso del número de contagios diario de coronavirus, la alta tasa de transmisión y lo que es más grave, el reconocimiento de haber perdido el rastro de los contagios en muchos lugares que han admitido las autoridades.

Giuseppe Conte y su equipo tienen sobre la mesa evitar un nuevo confinamiento total como el de la pasada primavera y llevan semanas decretando medidas parciales, de una restricción creciente con el paso de los días. Pero que se están demostrando no eficaces, pues este viernes registraron más de 31.000 nuevos casos y se ha corroborado que tienen un índice de transmisión Rt calculado sobre los casos sintomáticos de 1,7, lo que significa que cada persona positiva contagia el virus a casi dos.

En Bélgica también se trabaja en eludir el cierre total y siguen aplicando medidas restrictivas parciales, como el cierre de todos sus comercios "no esenciales" hasta mediados de diciembre. El primer ministro, Alexander De Croo, aseguró en una rueda de prensa que la meta es "evitar el colapso" de los servicios sanitarios. "Son las medidas de la última oportunidad", reseñó. Y habló de un "confinamiento sin aislamiento".

En paralelo, en Portugal se ha registrado en esta fecha su récord de contagios y muertes en un solo día desde que comenzó la pandemia. También nunca se había visto un número tan grande de personas ingresadas en cuidados intensivos. La Dirección General de Salud (DGS) lusa cifró en 4.656 casos y 40 fallecimientos la estadística de las últimas 24 horas. Siendo el punto más complicado la región Norte, seguida de Lisboa y Valle del Tajo.

Rusia también registró un nuevo récord de contagios diarios de Covid-19. Por segundo día consecutivo, las autoridades de ese país constataron un incremento no visto en la primera ola. Se detectaron 18.283 positivos por coronavirus, 5.268 de ellos en Moscú, el principal foco, y 355 decesos. Pero los gobernantes no piensan en asumir medidas drásticas a pesar del repunte. Aunque sean el cuarto país con más casos acumulados del planeta (1.599.976), sólo por detrás de Estados Unidos, la India y Brasil.

La situación de Francia ya es conocida, en tanto que guía para otras naciones. El Gobierno de Emmanuel Macron decretó un nuevo confinamiento nacional que entró en vigor este viernes. Se trata del segundo país europeo, tras Irlanda, que aplica esta medida. Siendo que en el caso francés se extenderá durante un mes. Con todo, este confinamiento es más suave que el que vivió el país en marzo: los ciudadanos podrán salir una hora al día, a un máximo de un kilómetro de sus domicilios, para pasear o hacer deporte, y se mantienen abiertas guarderías y educación primaria y secundaria.

En Alemania también se ha contabilizado un nuevo máximo. Se han registrado 18.681 nuevos contagios en las últimas 24 horas y su número de casos activos es ya de 143.000, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología. El Ejecutivo de Angela Merkel ya ordenó que el lunes entren en vigor medidas restrictivas como el cierre en noviembre de bares y restaurantes, así como del ocio, la oferta cultural y el deporte aficionado en espacios cerrados. Los colegios y el comercio tratarán de mantener la actividad.

Por último, en el Reino Unido Boris Johnson está reflexionando sobre la idea de confinar a todo el territorio inglés. Varias áreas de Inglaterra ya están bajo el nivel de riesgo más alto -el 3-, con lo que sus bares y 'pubs' están cerrados y se ha prohibido las reuniones bajo un mismo techo de personas que viven en hogares diferentes. En Escocia e Irlanda del Norte han aumentado las restricciones, mientras que en Gales rige un confinamiento nacional hasta mediados de noviembre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios