www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RUGBY

Seis Naciones. Inglaterra recupera su corona ante el regurgir francés

Seis Naciones. Inglaterra recupera su corona ante el regurgir francés
Ampliar
(Foto: Twitter: @SixNationsRugby)
domingo 01 de noviembre de 2020, 03:14h
Los británicos arrollaron a Italia y los galos no pudieron alcanzar la gloria, si bien certificaron en cambio de mando con Irlanda.

La selección de Inglaterra no falló este sábado en su visita a la de Italia en Roma y, con su triunfo por 34-5 que también le valió el punto de bonificación, aumentó la presión sobre Irlanda, que debía ganar con punto extra a domicilio ante Francia para coronarse campeona del Seis Naciones 2020.

Una óptima actuación de Ben Youngs, protagonista con los dos primeros ensayos de Inglaterra, y de Owen Farrell, eficaz en las transformaciones, permitió a los hombres del técnico australiano Eddie Jones cerrar su Seis Naciones con los deberes hechos, aunque para saber si ganaría el séptimo título de su historia debía esperar lo que ocurriera en Saint Denis.

Italia, que acabó un año más como colista y sin sumar triunfo alguno en el torneo, aguantó un tiempo ante Inglaterra, pero tras irse al descanso perdiendo 5-10, se derrumbó en la segunda mitad ante el poderío inglés. El XV de la Rosa aplastó a los italianos con un contundente 24-0 en la segunda mitad y aumentó notablemente la presión sobre Irlanda.

El triunfo en Roma permitió a Inglaterra alcanzar un +44 en diferencia de puntos, por el +38 de Irlanda, lo que obligaba a los hombres de Andy Farrell a ganar en Francia con punto de bonificación para poner sus manos en el título.

Sin embargo, los irlandeses no pudieron ni doblegar a la renovada generación francesa. El XV del Gallo, que era el que más complicado tenía el camino hacia el título, ya que no dependía de sí mismo, derrotó a los isleños por 35-27, un resultado insuficiente para que los pupilos de Fabien Calthie recuperaran el cetro tras 10 años de sequía. Los ingleses festejaron haciendo valer la diferencia de puntos. Los galos debían ganar a Irlanda por 32 puntos. Una utopía.

Con todo, el plan de Calthie funcionó. Apocaron a un conjunto irlandés que fue de más a menos y Ntamack brilló con luz propia, erigiéndose en el futuro y presente francés. Su actuación sensacional alimentó las ilusiones de sus compañeros, colocando el marcador en un 33-20 con once minutos por jugarse. Pero todavía restaban 19 puntos que sacar a su contendiente. Pelearían con orgullo, mas un ensayo de Stockdale terminó por expandir la resignación. Inglaterra volvía a coronarse.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios