www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Fernando Simón debe dimitir

lunes 16 de noviembre de 2020, 11:29h

Fernando Simón se ha convertido en un personaje popular. Es uno de los protagonistas de las redes sociales y, para muchos, una especie de héroe, lo que cuesta mucho entender.

Pero como portavoz del Gobierno en todo lo referente al coronavirus ha demostrado con creces su incapacidad o, quizás, su absoluta sumisión al poder. Cuando estalló la pandemia, cuando en Italia se dispararon los contagios, Simón aseguró que España estaba a salvo. Apenas quince días después, el virus irrumpió en España como un ciclón. Entonces, Fernando Simón afirmó con absoluta convicción que no era necesario el uso de la mascarilla; no mucho después, anunció que era obligatorio en lugares públicos.

Seguramente crecido por esa popularidad, en las últimas semanas ha hecho comentarios como si estuviera en la barra de un bar en lugar de asumir que representa al Gobierno. Y, así, en todo dicharachero, hace unos días hizo unos comentarios machistas sobre las enfermeras, quienes inmediatamente exigieron su dimisión. No así los y las feministas del Gobierno.

Pero Fernando Simón acaba de cometer un gravísimo error al sugerir en una de sus últimas comparecencias que muchos médicos no toman las precauciones adecuadas en su vida cotidiana y llevan el virus a los hospitales. Este torpe comentario ha puesto en pie de guerra a los médicos, quienes a través de todos los colegios profesionales han pedido su dimisión por su “incapacidad manifiesta y prolongada” durante toda la pandemia.

Asimismo, el Colegio de Médicos aprecia “discrepancias claras sobre la situación de la pandemia y las medidas a tomar, y sobre todo, la ausencia de un Comité de Expertos compuesto por reconocidos profesionales, independiente y transparente, así como la ausencia de un sistema de evaluación para mejorar la respuesta a brotes de Covid-19 en coincidencia con otros agentes sanitarios".

Los médicos, que han estado en primera fila desde el primer día, que han trabajado sin descanso y en condiciones deplorables y que más de 70 de ellos han muerto, contagiados por los enfermos que cuidaban y por la escasez de medios de protección.

Sin duda, Fernando Simón está obligado a dimitir después de los trágicos errores que ha cometido al engañar a la opinión pública provocando múltiples contagios que se hubieran evitado tomando las medidas adecuadas a tiempo. Y ahora, resulta impensable que no sea destituido tras el rechazo unánime y contundente de todos los colegios de médicos de España.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+

1 comentarios