www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL PUEBLO CONTRA LA LEY CELAÁ

lunes 23 de noviembre de 2020, 08:22h
Cuando el 45 por ciento de las niñas, los niños y adolescentes eludirán la ley Celaá por decisión de los...

Cuando el 45 por ciento de las niñas, los niños y adolescentes eludirán la ley Celaá por decisión de los gobernantes de sus comunidades autónomas; cuando las calles de toda España se llenan de una protesta ordenada, cívica y responsable; cuando casi la mitad del Congreso se pone en pie y, golpeando los escaños, prorrumpe en gritos de libertad, libertad, se comprenderá que no estamos en los años 30 del siglo pasado y que las fórmulas del Frente Popular han fracasado de forma reiterada y evidente. Los niños no son del Estado aun en el caso de que el Estado pague sus estudios. Los niños son de los padres y a ellos corresponde elegir el colegio al que desean que vayan, su orientación ideológica y religiosa y sus circunstancias de todo orden. El socialcomunismo tuvo siempre un punto utópico y eso le enfrentó con la realidad de la sociedad y con la libertad a la que aspira el ciudadano medio.

Fuertemente teñido el tejido educacional español por una ideología periclitada, resulta asombroso que algunos socialistas mantengan como un éxito el despropósito de la ley Celaá, que ha situado a Pedro Sánchez en las cotas más bajas de prestigio político desde que accedió a su poltrona en el palacio de la Moncloa.

El clamor de estos días y la actitud responsable de los partidos de la oposición anticipan el corto recorrido que le espera a la ley Celaá. Inútil luchar en una sociedad libre contra la familia, célula esencial de la vida social; estéril el esfuerzo de sustraer a los padres no solo el derecho sino el deber que tienen de educar a sus hijos como consideren mejor para ellos, y lamentable que a las alturas en las que estamos se pretenda imponer fórmulas frentepopulistas que fracasaron de forma estrepitosa el siglo pasado.

La oposición se ha ganado el aplauso generalizado del pueblo español que está a favor de la libertad y en contra de las adherencias totalitarias de la ideología socialcomunista.