www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SÁNCHEZ SE BAJA LOS PANTALONES

miércoles 25 de noviembre de 2020, 09:21h
Estaba más claro que el agua del Lozoya en su época gloriosa. Pedro Sánchez demostró desde el primer momento...

Estaba más claro que el agua del Lozoya en su época gloriosa. Pedro Sánchez demostró desde el primer momento que se disponía a hacer cuantas concesiones le pidieran con tal de sacar adelante sus Presupuestos Generales del Estado. Otra cosa es, como teme algún sector separatista, que luego incumpla lo prometido. Pero su posición inicial no ha dejado lugar a dudas y, efectivamente, el presidente del Gobierno de España se baja con celeridad los pantalones cada vez que se producen exigencias por parte de los sectores secesionistas catalanes y vascos.

No tengo dudas de que el sanchismo sacará adelante los Presupuestos Generales del Estado dentro de las fechas previstas por Moncloa. Tampoco tengo la menor duda de que Pedro Sánchez no enrojecerá de vergüenza por la indignidad que supone pactar con las agrupaciones que han anunciado reiteradamente su propósito de despedazar a España.

Por supuesto que Pablo Iglesias domina a un Pedro Sánchez dependiente de los partidos que le dieron la presidencia y que giran, en medida considerable, en torno al mundo podemita. Por otra parte, Pablo Iglesias es un peso pesado de la política y Pedro Sánchez una pavesa. La imagen que se ha difundido en alguna ocasión para subrayar esta diferencia -un acorazado frente a una piragua- resulta para muchos evidente.

Tendremos, pues, Presupuestos Generales del Estado en los que Ciudadanos no habrá conseguido la moderación sustituyendo al radicalismo de Esquerra Republicana de Cataluña. A partir de ese momento, Pedro Sánchez recuperará una parte de las funciones que hoy tiene comprometidas, pero seguirá dependiendo, para permanecer en su poltrona monclovita, de Podemos y de los partidos con los que mantiene relación y compromiso Pablo Iglesias.

No aceptar esta afirmación es moverse fuera de la realidad política española. No estamos dependiendo de un Gobierno socialdemócrata sino de un Gobierno de Frente Popular, no sé si con todas, pero sí con muchas de las connotaciones que el socialcomunismo impone para continuar.