www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

"INSOLVENCIA"

Situación crítica en el Barcelona: los jugadores no cobrarán en enero

Situación crítica en el Barcelona: los jugadores no cobrarán en enero
Ampliar
viernes 04 de diciembre de 2020, 01:00h
La junta gestora ha confirmado que hay facturas turbias de la era de Bartomeu.

Carles Tusquets, presidente de la Comisión Gestora del FC Barcelona, ha comparecido este jueves en una entrevista concedida a el programa 'El Món a RAC 1'. En esa conversación ha pasado revista a la actualidad del club catalán, dejando claro que la situación financiera de la entidad azulgrana roza la catástrofe debido a la pandemia y a la gestión ejecutada durante el mandato de Josep Maria Bartomeu.

Es más, el gestor ha señalado que desde la comisión se han negado a "firmar algunas facturas de la anterior junta" porque "no las veíamos claras". "Estas facturas las trasladaremos a la junta directiva que gane las elecciones. No diré de qué se trata, pero son cosas que no están bien formuladas ni creemos que se ajusten al precio de mercado", denunció.

Más allá de las presuntas irregularidades expuestas, Tusquets puso un ejemplo nítido para comprender la dimensión de los problemas económicos que atraviesa el conjunto catalán."Desde el punto de vista económico habría vendido a Messi en verano. Hubiese sido deseable por el dinero que hubiese recibido el club y el que se habría ahorrado", declaró.

El otrora presidente de la Comisión Económica durante el mandato de Bartomeu añadió que el club no puede permitirse el pago de los sueldos de la primera plantilla de fútbol en enero. Así de claro. Por ello, el abono del salario del mes venidero "se ha pospuesto y esto permitirá ahorrarnos a corto plazo 170 millones de euros". La cosa no está para bromas en el Camp Nou.

Tusquets ha defendido que la nueva junta directiva "puede revertir el acuerdo con los jugadores", pero que sería una inconsciencia hacerlo". "En enero no se pueden pagar las nóminas. Esto es una situación de insolvencia y de ir a los juzgados", incidió, antes de subrayar que la situación financiera es "pésima pero con esperanza". "Cuando podamos abrir el estadio, las tiendas y el museo aportarán 220 millones de euros sin hacer nada. Más otros ingresos colaterales serán 320 millones", alegó.

Por último, el gestor se refirió a las declaraciones efectuadas este mismo miércoles por Neymar. El brasileño dejó claro que quiere jugar con Lionel Messi a partir de la próxima temporada. "No se podrá fichar a no ser que venga gratis", porque "no hay dinero para llevar a cabo su fichaje", puntualizó Tusquets, quien remarcó que el coste de la logística del día de las elecciones del 24 de enero para el club "será la mitad que en 2015 a pesar de haber sedes repartidas por el territorio. Mis compañeros de Comisión y yo nos estamos apretando los cinturones".

Finalmente, le fue puesto sobre la mesa el préstamo de Goldman Sachs para financiar el Espai Barça. El gestor explicó que no pone en peligro al club porque "se devolverá con los ingresos extra que generará el propio espacio". Y se despidió avisando que "hay una parte de la estructura del Camp Nou que se está cayendo. En alguna puerta de entrada al estadio han caído trozos del techo".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios