www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDUCACIÓN

Las comunidades del PP adelantan la matriculación para eludir la Ley Celaá

La ministra de Educación, Isabel Celaá, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
Ampliar
La ministra de Educación, Isabel Celaá, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Foto: Efe)
sábado 12 de diciembre de 2020, 16:25h
Casado avanza las medidas que tomarán los populares en Andalucía, Castilla y León, Madrid y Murcia.

Pablo Casado anunció este sábado las medidas que tomará el Partido Popular en las comunidades en las que gobierna para “evitar los perjuicios de la Ley Celáa”.

"El PP hará todo lo posible dentro del marco competencial autonómico para que la Ley Celaá no afecte a la libertad de las familias, la calidad educativa y la vertebración del sistema nacional de Educación", afirmó Casado.

Andalucía, Castilla y León, Galicia, Madrid y Murcia adelantarán el proceso de escolarización para el curso 2021-22 para eludir las implicaciones de la ley orgánica de modificación de la LOE de 2006, más conocida como Lomloe o Ley Celaá.

Además, en dichas comunidades se prorrogarán los acuerdos con los centros concertados. "Allí donde gobierna el PP, las familias podrán seguir eligiendo libremente el centro educativo de sus hijos, público o concertado", declaró Casado este sábado desde Murcia.

Otras medidas que se aplicarán será defender la educación especial, “atacada” por esta nueva ley, no se permitirá pasar de curso con suspensos y el castellano será la lengua vehicular.

Casado insistió en que cuando el PP llegue al Gobierno derogará “esta injusta ley”. Mientras tanto, la recurrirá al Tribunal Constitucional y las instituciones europeas una vez sea aprobada. “No vamos a permitir la merma de la calidad educativa”, aseveró.

En cuanto al castellano como lengua vehicular, sólo Galicia tiene otra lengua cooficial, el gallego. Casado explicó que el castellano se mantendrá como lengua vehicular, al igual que el gallego”. Y que se añadirá el inglés para lograr “un trilingüismo cordial”.

Prisas del Gobierno para su aprobación

La intención del Gobierno de Sánchez de aprobar el proyecto de ley educativa en el Senado el próximo 23 de diciembre busca adelantar lo máximo los plazos para que pueda entrar en vigor para el próximo curso. De no lograrlo, con el parón navideño se retrasaría su aprobación definitiva en el Congreso hasta mínimo finales de febrero, por lo que la mayor parte de los cambios entrarían en vigor ya para el curso 22/23 en lugar del inmediato 21/22.

Así, Madrid y Murcia aprobaron este jueves la nueva normativa de admisión de alumnos, cuando en otras circunstancias sería en febrero, evitando de esta manera la “zonificación” de la nueva ley y preservando la libertad de elección de centro.

Núñez Feijóo, por su parte, avanzó que en Galicia no se otorgará el título de Bachillerato con algún suspenso ni el de la ESO con más de dos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios