www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA MAYORÍA DE LOS VOTANTES SOCIALISTAS, EN CONTRA DEL SANCHISMO

lunes 04 de enero de 2021, 11:37h
Gran encuesta la de Sigma Dos publicada por el diario El Mundo. Dos de cada tres votantes del PSOE se oponen...

Gran encuesta la de Sigma Dos publicada por el diario El Mundo. Dos de cada tres votantes del PSOE se oponen al pacto con Bildu y a los indultos de los encarcelados por el gravísimo delito de sedición contra el orden constitucional.

El socialismo español demostró a lo largo de la Transición ser sustancialmente democrático. Felipe González encabezó un PSOE en concordancia ideológica con los partidos socialistas europeos que, tras la II Guerra Mundial, rechazaron, por dictatoriales y totalitarias, las fórmulas comunistas. Pedro Sánchez ha fracturado esta posición democrática incluyendo en su Gobierno al líder del Partido Comunista español. La fórmula de Frente Popular parecía superada en el mundo occidental, salvo algún sector aislado de Iberoamérica. Pedro Sánchez la ha reverdecido en España y no solo se ha aliado con la extrema izquierda, también con partidos secesionistas cuya aspiración no disimulada consiste en quebrantar a España y convertir en naciones independientes a Cataluña y al País Vasco. Por el plato de lentejas de un puñado de escaños coyunturales, Pedro Sánchez, con tal de mantenerse en el poder, ha demostrado que está dispuesto a hacer añicos el punto sustancial sobre el que se asienta la Constitución de 1978: la unidad de España.

Los votantes del PSOE democrático no piensan como los votantes del PSOE sanchista. A pesar de las serias advertencias de Felipe González, hostil a los pactos con Esquerra Republicana de Cataluña y con Bildu, Pedro Sánchez se ha mantenido impávido en sus trece y además aspira ahora a un tripartito en Cataluña que le garantice en Madrid los escaños catalanes. Si fuera el caso, el Partido de los Socialistas de Cataluña votaría en el Parlamento autonómico a favor de ERC con el fin de que Esquerra continuara apoyando al líder socialista en el Congreso de los Diputados.

El régimen de la Transición ha proporcionado a España cuarenta años de libertad y prosperidad. Se está desmoronando bajo los picos y las azadas del sanchismo, con un Pedro Sánchez sonriente y optimista, encumbrado sobre los escombros de un régimen político que tantos esfuerzos, tantos sacrificios, tanta generosidad, desplegó para hacer que la España posfranquista se convirtiera en una nación democrática y estable, sin vencedores ni vencidos de la guerra civil.