www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

Boris Johnson decreta el confinamiento total en Inglaterra y cierra los colegios

Boris Johnson decreta el confinamiento total en Inglaterra y cierra los colegios
Ampliar
martes 05 de enero de 2021, 01:00h
Ante el nuevo récord de contagios diarios que ha sufrido la región británica.

Boris Johnson se ha puesto serio. La terrible facilidad con la que la cepa británica del coronavirus es capaz de contagiar ha situado al Reino Unido en un contexto que retrotrae a los meses de marzo y abril de 2020. El dirigente ha comparecido este lunes para anunciar la aplicación de un confinamiento duro, similar al de la pasada primavera, en el que los colegios serán cerrados y los ciudadanos sólo podrán salir a la calle para realizar actividades básicas.

El 'Premier' ha apostado por tomar esta estricta medida en Inglaterra, nación donde la nueva mutación (entre un 50 y un 70 % más transmisible) se propaga en la actualidad "de manera frustrante y alarmante". Por ende, en su discurso oficial dirigido a la población confesó que los hospitales "están soportando más presión por el covid que en cualquier momento desde el principio de la pandemia".

Johnson, en tono serio, instó a la ciudadanía que habite territorio inglés a quedarse en sus casas y solo salir "por motivos limitados". Y describió a qué se refiere con "motivos limitados": "comprar productos esenciales, buscar ayuda médica -como solicitar un test de covid-19-, trabajar si es absolutamente necesario, hacer ejercicio o escapar de situaciones de abuso doméstico". Eso es todo.

Habló el mandatario de los colegios y universidades, que cerrarán sus instalaciones y habrán de acoplarse a los sistemas de enseñanza virtual preparados. Las clases a distancia comenzarán desde este martes y se expandirán, en principio, hasta mediados de febrero. Si bien, ha aclarado que se mantendrán operativos los servicios relativos al cuidado de los más pequeños. En referencia, por ejemplo, a la guarderías.

Eso sí, en su alocución Johnson ha querido establecer una diferencia notable con respecto a la situación de hace casi un año. Se ha detectado una "gran diferencia" entre este nuevo confinamiento y el anterior. Una variable que reside en que ahora el país se encuentra "en la mayor campaña de vacunación de la historia" del Reino Unido. Curiosa coincidencia. También con la inauguración del Brexit.

Lo cierto es que el anuncio del confinamiento estricto inglés ha arribado a última hora de un día en el que se comenzó a administrar la vacuna contra la pandemia fabricada por Oxford/AstraZeneca. La primera persona que recibió el compuesto desarrollado por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca, toda vez que fue aprobada para su uso por los reguladores el 30 de diciembre, ha sido Brian Pinker, un anciano de 82 años.

En el relato de este acontecimiento se ha destacado que la vacuna se añade al programa de inmunización comenzado el 8 de diciembre con la de Pfizer/BioNTech. Y se ha precisado que ha sido la enfermera Sam Foster, del hospital universitario Churchill de Oxford, la encargada de estrenar la aplicación de las dosis de Oxford/AstraZeneca. Como subida del telón de un plan que plantea la vacunación de medio millón de personas en esta semana. Enfocadas hacia los grupos más vulnerables.

En ese último punto reside una de las polémicas que arrastra el Ejecutivo británico. Como en el resto de Occidente, se están comprobando las dificultades para cumplir con los plazos establecidos, más aún en Reino Unido, lugar en el que este lunes se han registrado 58.784 nuevos casos, la cifra más alta desde el comienzo de la pandemia. Este repunte abismal ha empujado a las autoridades sanitarias a alertar ante el posible colapso del sistema de Salud Pública (NHS).

Los expertos sanitarios que trabajan con el Gobierno han elevado el nivel de alerta del 4 al 5 y hablan ya de una posibilidad real por la que el sistema sanitario público "podría verse desbordado en 21 días" a menos que se adopten medidas más duras. "Sin nuevas medidas, hay un riesgo material de que en varias áreas el NHS se vea desbordado en los próximos 21 días. Los casos están aumentando casi en todas partes, en gran parte del país impulsados por la nueva variante más transmisible del virus", analizaron. La gran esperanza es la efectiva aplicación del plan nacional de vacunación, una campaña que ha arrancado por Londres, Oxford, Sussex, Lancashire y Warwickshire. La llegada del preparado de Oxford -que se puede conservar en una nevera normal-, asimismo, alivia la presión que conlleva almacenar la de Pfizer/BioNTech a 70 grados centígrados bajo cero.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios