www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SEMIFINAL - PRÓRROGA

Supercopa. El Barcelona sufre el reto de la Real Sociedad pero es finalista | 1-1

Supercopa. El Barcelona sufre el reto de la Real Sociedad pero es finalista | 1-1
Ampliar
jueves 14 de enero de 2021, 01:20h
En un espectacular duelo jugado al ataque, con dominio alterno, De Jong abrió el marcador y lo empató -cometió un penalti-. Los donostiarras quisieron competir de tú a tú con el coloso y alcanzaron la prórroga. En el tiempo extra resultó mejor el desempeño vasco, en un tiroteo estupendo que encumbró a Ter Stegen. Finalmente, el vencedor se dediciría en la tanda de penas máximas y ahí triunfó el meta germano.

Barcelona y Real Sociedad abrieron la edición 2021 de la Supercopa de España. Se cruzaron en la primera semifinal y dibujaron un duelo maravilloso de juego ofensivo. Ronald Koeman no pudo contar con el lesionado Lionel Messi, con lo que juntó a Griezmann, Pedri, Braithwaite y Dembèlè. Mientras que Imanol Alguacil reprodujo su once preferido, con Isak, Portu y Oyarzabal en punta.

Y la elección le saldría mejor en el inicio a los donostiarras. Saltaron al verde del estadio Nuevo Arcángel de Córdoba presionando muy arriba y robando el protagonismo al favorito. Por completo. Había pasado sólo tres minutos cuando Gorosabel filtraba un buen centro e Isak cabeceaba arriba. De inmediato, Portu chutó demasiado cruzado y Le Normand embocó un testarazo blanco que atrapó Ter Stegen. El viento soplaba en una dirección: hacia el arco del germano. La intensidad y precisión de los vascos gobernó el prólogo.

Los azulgrana sollozaban para asociarse en campo rival. Y también para salir jugando, con lo que repetirían la fórmula del pelotazo hacia un Griezmann aislado, Tardaron en entrar en calor e igualar la exigencia física y mental. No produjeron nada más allá de un slalom de Dembelé -que se erigió como el faro del desborde culé en el primer acto- y dos remates inocuos de Braithwaite. En la otra trinchera, Isak volvía a probar suerte, pero marró un mano a mano con un Ter Stegen providencial. Sin embargo, poco a poco crecería el Barça por medio de la posesión. Y Dembèlè centraba para el chut fuera de palos de Griezmann.

Se diluiría el monólogo txudi-urdin de camino al descanso y el coloso dio un golpe sobre la mesa. En transición, Braithwaite puso en vuelo a Griezmann con una estupenda lectura, el francés dibujó un centro exquisito y De Jong anotó el 0-1 -minuto 39-, de complicado cabezazo en escorzo. En el mejor tramo de juego de su equipo. Justo antes del descanso, provocando un examen a la mentalidad de una Real rebosante de convicción y personalidad. Y es que respondería rápido Monreal con un centro venenoso y en el arranque de la reanudación De Jong cometería penalti por mano, patrocinando el empate rubricado por Oyarzabal -de magnífica transformación, en el 50-.

El partido se reiniciaba con los vascos compitiendo sin amarres. Habían vuelto a subir las líneas con una valentía sobresaliente y pescaron la recompensa con celeridad. Mas, no aflojarían su inercia colorida y los subordinados de Koeman se sumaron al reto. Se detonó, entonces, un ida y vuelta constante, asfixiante para el fuelle, y que sembró un intercambio de llegadas efervescente. El cansancio había abierto huecos para correr y las llegas se multiplicaron. Eso sí, sin tino, con lo que el minutaje se extendería a la prórroga.

En el tiempo extra se mostraría más entera la Real Sociedad. Sus sustituciones dieron mejor resultado y Zaldua, Oyarzabal y Januzaj lanzaron disparos muy peligrosos. También llamaron a la puerta Griezmann y Dembelé. Pero no se movería el electrónico y el billete a la final del domingo se repartiría en la tanda de penaltis. Y, ahí, emergió la figura del portero alemán. Detuvo los dos primeros chuts rivales, a Bautista y el otrora infalible Oyarzabal. De Jong topó en la madera su chut y Dembèlè fue el primero en anotar. William José remataría también a la madera y Pjanic amplió la ventaja de su sistema. Mikel Merino marcó y Griezmann casi sacó del estadio su zurdazo, recortando la brecha. Finalmente, Januzaj cumplió y forzó al Barça a marcar para clasificarse. La responsabilidad, guiño del destino, recayó en Riqui Puig. Y el canterano, denostado por el técnico neerlandés, dio carpetazo con una ejecución llena de clase que catapultó a los barceloneses y un encuentro del altura. De esos de sacan lustre al balompié nacional.



- Ficha técnica:

1 - Real Sociedad: Remiro; Gorosabel (Zaldua, m. 91) (Bautista, m. 119), Zubeldia, Le Normand, Nacho Monreal; Guridi (Barrenetxea, m.80), Guevara (Zubimendi, m.105), Merino; Portu (Januzaj, m. 102), Isak (William José, m. 91) y Oyarzabal.

1 - FC Barcelona: Ter Stegen; Mingueza (Junior Firpo, m. 113), Araujo, Lenglet, Jordi Alba; Busquets (Pjanic, m. 91), De Jong, Pedri (Riqui Puig, m. 91); Dembelé, Griezmann y Braithwaite (Trincao, m.77).

Goles: 0-1, M.39: Frenkie De Jong. 1-1, m.50: Oyarzabal, de penalti.

Árbitro: Munuera Montero (Comité Andaluz). Mostró cartulina amarilla a Le Normand, de la Real Sociedad, y a Dembelé y Mingueza, del Barcelona.

Incidencias: primera semifinal de la Supercopa de España disputada en el estadio Nuevo Arcángel a puerta cerrada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios