www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ensayo

Carmen Morodo y Pilar Gómez: Almeida, el hombre tranquilo.

domingo 17 de enero de 2021, 17:26h
Carmen Morodo y Pilar Gómez: Almeida, el hombre tranquilo.

Espasa.Barcelona, 2020. 224 páginas. 19,90 €. Libro electrónico: 8,99 €.

Por Carlos Abella

Es la escritora Carmen Posadas, con su fino olfato para percibir síntomas y perfiles de índole sociológico y costumbrista, quien en la página 211 de este libro acierta a definir a José Luis Martínez Almeida: “Diría que es una rareza política en un panorama en el que abunda la mediocridad, la bisoñez y la inoperancia, él encarna todo lo contrario. Tiene además, otra gran virtud, la de hablar meridianamente claro, de modo brillante y sin complejos. Y lo hace sin crispar y sin dar coartadas a sus adversarios políticos, que son maestros en trasformar la lógica (y muy necesaria) crítica de la oposición en lo que para ellos son útiles razones para el victimismo”.

Esta cita vale por todo el libro, y sirve para que una inteligente observadora desnude las conductas más habituales de los políticos de esta generación y las confronte con la inteligencia, la naturalidad, la sinceridad y la humildad que José Luis Martínez Almeida, dia tras día, acredita desde su mandato como alcalde.

En este libro, las autoras, que son dos avezadas periodistas de las que frecuentan el ring de las tertulias televisivas, y que cada dia rastrean mediante llamadas telefónicas lo que se cuece en sede parlamentaria y en los despachos de los cuarteles generales de los partidos, se han esforzado en destacar la figura de Martínez Almeida como la gran revelación de la política española, en plena plaga de la pandemia que ha asolado España en el último año y en destacar cómo modula sus reproches a sus adversarios políticos, ya sean del gobierno de España o de la oposición municipal.

Y se detienen especialmente en el otro gran logro de su mandato: el haber conseguido llegar al gran “Pacto de la Villa” suscrito por todos los partidos del espectro municipal para adoptar medidas para la reconstrucción que permitan a la capital de España salir reforzada de las terribles consecuencias del aislamiento forzado, del cierre de tantos comercios, negocios y empresas, de la pérdida de tantos empleos. El alcalde lo explica en el prólogo que él mismo ha escrito: “Pusimos el listón muy alto y decidimos que los acuerdos debían ser por unanimidad. Durante un mes de afanosas, largas y complicadas reuniones en el viejo y precioso edificio de la Plaza de la Villa”.

Las autoras han sabido poner en valor la clave de su origen familiar, la normalidad de esa asentada y serena clase media española, que han educado bien a sus hijos, en valores sólidos y en creencias que ayudan a afrontar la vida con firmeza, con claridad de ideas y con una buena base para tratar de proyectar su personalidad sobre el ejercicio profesional, y sobre la actividad pública. Y Martínez Almeida ha bebido en la sana fuente de la honradez familiar, de la sencillez de vivir en una familia buena, de saber que ser atlético es una lección de humildad de nula prepotencia. Madrid ha tenido la fortuna, por decisión del presidente del Partido Popular, de haber encontrado en la sana cantera de sus responsables públicos quienes son capaces de dirigir una ciudad, una comunidad, sin demagogia, sin vender lo que no es, sin tener que ocultar que tras la apariencia bonancible se esconden muchas veces criterios mediatizados por la tiranía ideológica.

El libro -escrito a cuatro manos- se resiente en algunos momentos de no elevar la visión sobre el personaje, devoradas las autoras por lo que se cuece cada día en las tertulias, en los obligados artículos de prensa cuyos análisis son válidos para pocas horas y días, por estar influidos por las ocurrencias y los matinales argumentos de los que les rodean y se resiente también de que no se sustraen a hacer suyas algunas de las invectivas y acusaciones que los opositores han dedicado y dedican a Martínez Almeida, como cuando en reiteradas ocasiones califican de “feroz” su oposición a Carmena. Creo que ni “feroz”, ni “bronco” se corresponden con el temple que Almeida ha demostrado siempre en el Ayuntamiento, tanto cuando estaba en la oposición como cuando ostenta ya el bastón de mando y que desmiente el propio título del libro. .

En resumen, interesante libro que se cierra con el interrogante respecto a de qué modo su designación como portavoz del Partido Popular puede afectar a su crédito como político de extracción municipal, y con visión transversal de la acción política y con la duda de si sabrá seguir defendiendo sus valores de gestor humano, capaz, sobrio, gran dialéctico, con acusado sentido institucional, para apoyado en esas virtudes, dar el salto a un escenario de mayor responsabilidad.

Las autoras, y coincido con ellas, aprecian su preparación, acreditada en que no le han visto aún leer un papel, síntoma de que siente lo que dice sin recurrir a la apoyatura de una argumentario, acción en la que le ayuda -cosa de los que el resto carece- su gran formación jurídica, que le permite replicar, argumentar, razonar con sencillez pero de forma impecable al mejor intento de pretender llevarle al barro en el que los mediocres -nutridos básicamente en su fundamento ideológico-, tan seguros se sienten con la zafiedad y la mentira como argumento.

Y quiero destacar un último detalle de personalidad. Cuando el presidente del gobierno se decidió por fin a visitar un hospital, después de meses de pandemia, y se presentó en el Hospital de la Paz, sin tener la cortesía de comunicarla al alcalde de Madrid para que le acompañara, Martínez Almeida dejó su despacho y se presentó en el Hospital para recibir al presidente del gobierno que mostró su desagrado pues no esperaba encontrarle allí. Ese día -como en otros momentos que se narran en este libro-, Almeida demostró el respeto que siente por lo institucional y los reflejos que tiene para no dejarse manipular por un profesional de la impostura. Por ello, con razón, las autoras concluyen que el alcalde de Madrid, Jose Luis Martínez Almeida, es uno de los políticos con más futuro dentro del Partido Popular y de nuestro país.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios