www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Embolo, de complicar al Real Madrid a huir de los policías alemanes por un tejado

Embolo, de complicar al Real Madrid a huir de los policías alemanes por un tejado
Ampliar
EL IMPARCIAL
miércoles 20 de enero de 2021, 23:48h
El delantero suizo escapó de esa manera de una fiesta ilegal.

Alemania y sus autoridades políticas y sanitarias no están para bromas. El país germano ha atravesado en este último mes el pero tramo de convivencia con el coronavirus. La cifras resultaron, en ese lapso, mucho peores que las que sufrieron durante la primera oleada de la pandemia. La canciller Angela Merkel, en una comparecencia histórica, no pudo contener el llanto ante la situación sobrevenida.

La estadística evidencia que en las últimas 24 horas se han vuelto a registrar más de mil muertos por Covid. Un total de 1.148 murieron por causa del virus y se contagiaron 15.974 en ese intervalo. Los máximos en estos dos parámetros se detectaron el pasado jueves, cuando fallecieron 1.244 en un día natural, y el 18 de diciembre, fecha en la que se dio parte de 33.777 nuevas infecciones. En ese contexto, la repulsa es absoluta hacia las fiestas ilegales y las reuniones que no obedezcan a las medidas destinadas a controlar la expansión de la enfermedad.

Bien lo ha aprendido el futbolista Breel Embolo. Nacido en Camerún y con nacionalidad suiza, este joven delantero está considerado como uno de los puntas a tener en cuenta en el medio plazo. Llegó a estar en boca de algunos ilustres clubes del Viejo Continente tras irrumpir con fuerza, y precocidad, en la selección helvética. Y es que se ha convertido en un fijo en las convocatorias del seleccionador Vladimir Petkovic. Ya ha competido en una Eurocopa (2016) y un Mundial (2018).

Si rendimiento en el Schalke, entidad que le reclutó para mostrarse en la Bundesliga, le valió para que el Borussia Mönchengladbach le contratara en la pasada temporada. En ese equipo formó una línea ofensiva talentosa y veloz junto a Marcus Thuram, Alassane Pléa y Lars Stindl. Su producción bastó para certificar un billete para la presente edición de la Liga de Campeones.

Y de su calidad y competitividad dio testimonio el Real Madrid, pues los alemanes llegaron a ganar por 2-0 en el duelo que mantuvieron en octubre (acabado con empate, con goles de Benzema y Casemiro en el descuento). También el Inter de Milán sabe bien de la calidad de estos delanteros, pues ellos les desterraron de todas las competiciones europeas para avanzar a octavos de final. Peldaño en el que les espera el Manchester City de Pep Guardiola.

Pero, ¿por qué ha sido noticia Embolo esta semana? Su nombre ha saltado a las portadas de la prensa alemana debido a un entuerto sobresaliente. El delantero participó en una fiesta ilegal que tuvo lugar en un restaurante de la cuidad de Essen, en el oeste del país. En ese evento se congregaron 22 personas y las fuerzas policiales irrumpieron para acabar con el jolgorio prohibido. Ocurrió el pasado domingo.

Con celeridad se relacionó su figura a este acto. Y el club que le paga emitió el siguiente comunicado: "Breel Embolo ha quedado fuera de la convocatoria para el partido de Bundesliga de mañana contra el Werder Bremen después de que saliera a la luz el lunes por la tarde que el internacional suizo podría haber infringido las normas de seguridad del coronavirus". En cambio, desde el diario Bild se destapaba la verdadera causa de su suspensión.

La fiesta en cuestión se desarrollaba sin problema hasta que los vecinos denunciaron a las autoridades el ruido. Cuando los agentes acudieron al local procedieron a la identificación de los participantes. Pero algo rocambolesco sorprendió a las fuerzas de seguridad desplegadas. El operativo activado en la noche del domingo detectó se escapó una persona por el tejado. Y este miércoles, la Policía de Essen ha deslizado que el fugado podría ser Embolo. Según el relato policial, cuando llegaron al restaurante estaba cerrado -por la normativa del Covid-, pero alguien salió por la ventana, escaló hacia el tejado y huyó a un piso.

Los agentes siguieron el rastro y accedieron al apartamento contiguo. Allí dentro sólo había una persona: el atacante del Borussia Mönchengladbach. Embolo, resignado, trató de regatear alegando que estaba en ese lugar porque había quedado con un amigo para ver un partido de baloncesto. Y dijo no saber nada de la fiesta adyacente. El club se había limitado a exponer que "mientras no haya otro resultado de investigación por parte de la policía, creemos a Breel". Antes de la publicación del informe policial.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios