www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Ligas europeas. Ronaldo da otro título a la Juventus y Mánchester lidera

Ligas europeas. Ronaldo da otro título a la Juventus y Mánchester lidera
Ampliar
(Foto: Twitter: @SerieA_ES)
miércoles 20 de enero de 2021, 23:51h
Además, el Bayern consolida su posición de puntero en Alemania.

El fútbol no para, más aún con el impacto del coronavirus y la disputa, a la vista, de la Eurocopa al final del calendario de esta temporada. Encuadrar todas las jornadas y partidos aplazados con lógica es un desafío a las grandes y pequeñas ligas del Viejo Continente. Y sus organizadores lo están consiguiendo, casi siempre con éxito y consenso mayoritario. Por ello, este miércoles se ha podido disfrutar de LaLiga española, la Copa del Rey, la Premier League, la Bundesliga o la Supercopa de Italia.

Con respecto a este último plato del menú, se medían Juventus de Turín y Nápoles en el Mapei Stadium de Reggio Emilia. Venían los bianconeri lamiéndose las heridas tras caer por 2-0 en el 'Derbi d'Italia' ante el Inter, hace tres días, mientras que los partenopeos viajaban en un optimismo cimentado en el 6-0 que embocaron a la Fiorentina. Estos dos clubes, que conviven con las dudas de su inconsistencia, están a 9 y 10 puntos de la cima liguera. Que sigue en manos del Milan del imperial Zlatan Ibrahimovic.

Así las cosas, se remangaron los dos escuadrones para acaparar el primer título doméstico de la temporada. Y el respeto y las precauciones se impondrían como el denso gobierno hasta que el "Chucky" Lozano abriera el fuego pasada la media hora. El mexicano rompió la preponderancia del miedo con un movimiento que dejó atrás a Danilo y le sirvió para cabecear el centro de Diego Demme. Wojciech Szczesny exhibiría sus reflejos, sosteniendo a la Juve en el partido. El polaco se lució, mas el favorito no produjo más peligro antes del descanso que un derechazo desviado de Cristiano Ronaldo.

Pirlo se hartó de la horizontalidad y el tacticismo global y metió a Federico Bernardeschi por Federico Chiesa antes de la reanudación. Y ordenó que sus pupilos subieran la revoluciones y, al fin, la ambición. Le tocó sufrir y mostrar capacidad para competir y resistir al sistema preparado por Gennaro Gattuso. Porque Bernardeschi forzaría a Ospina a sacar bajo palos su primer lanzamiento. Mas, nada pudo hacer el meta colombiano ante el cañonazo de zurda que Ronaldo conectó hacia las redes. El luso, trascendental, capturó un rechace de Bakayoko en un córner y no perdonó -minuto 65-.

Entró en contrarreloj el Nápoles y los partenopeos bien pudieron empatar en el 80, cuando Dries Mertens provocó un penalti cometido por el estadounidense Weston McKennie -señalado por el VAR-. El belga había sido suplente y compareció como revulsivo, sacando tajada de su astucia. Pero fue el talentoso Lorenzo Insigne el encargado de ejecutar la transformación de la pena máxima. Y falló. Cruzó demasiado el disparo y se le marchó fuera. Respiró la Juve, mas no del todo. Y es que a continuación Chiellini cambió la trayectoria de un chut y Szczesny neutralizó el lío con otra parada providencial. Finalmente, en el 95, Morata sentenció al culminar un relámpago conducido por Juan Guillermo Cuadrado.

Dando el primer entorchado a Pirlo en su faceta de técnico, el noveno de esta competición para la Juventus (1995, 1997, 2002, 2003, 2012, 2013, 2015, 2018 y 2021) y el 31º en la carrera deportiva de Cristiano Ronaldo (29 con clubes, una Europa y la Liga de Naciones conquistadas con la selección de Portugal). Precisamente, 'CR7' conecta con lo ocurrido en la liga inglesa en esta fecha. No obstante, Paul Pogba -jugador que resplandeció en Turín- devolvió el liderato al Manchester United -conjunto en el que se hizo un nombre el cinco veces Balón de Oro- con un auténtico golazo.

Había presionado el City de Pep Guardiola al doblegar por 2-0 al Aston Villa (goles de Bernardo Silva y de Gundogan). Los 'Citizen' se colocaron como punteros de manera provisional, a la espera de lo que hicieran sus vecinos. Y Los 'Red Devils' se presentaron en la cancha del Fulham con la necesidad de sumar de tres en tres. Aunque en el quinto minuto Lookman adelantara al humilde conjunto local. Una maniobra patrocinada por el error de posición de Eric Bailly, que se quedó clavado rompiendo el fuera de juego.

Con un 1-0 tan precoz, el United quedó constreñido a exprimirse en un asalto de 90 minutos. Un derroche que rebosó empuje y determinación. Y que, no obstante, tardaría en recoger premio. En el 21 de juego Bruno Fernandes emitió un centro espinoso que Areola no alcanzó a neutralizar o despejar lejos. El cuero le cayó a la zona de Edinson Cavani y el uruguayo estableció la igualada. En su primera diana anotada toda vez que se ha recuperado de la lesión.

Mantuvieron los subordinados de Ole Gunnar Solskjaer el plan y la exhibición de coraje y sudor, ante una roca atrincherada, les llevaría al éxtasis por medio de la calidad. En el 65 apareció la mejor versión de Paul Pogba. El francés imaginó un lanzamiento sensacional y descerrajó un trueno angulado y perfecto. Desde la frontal completó la remontada. Con los 'Cottagers' enclaustrados. Quisieron reaccionar tras ver su ventaja convertida en desventaja, pero no se movería el marcador. Ni en el testarazo de Cavani que detuvo Areola, ni en el intento que conjugó David De Gea en otra muestra de su renacer. Con todo, el club de Old Trafford es líder con dos puntos de colchón sobre el Leicester y el City (que tiene un partido menos).

Por último, la Bundesliga también contempló el desarrollo de su patrón. El Bayern parecería haber dejado atrás las goleadas de verano y otoño. Le cuesta ganar, pero hace unas semanas que ya activado el modo rodillo en lo doméstico. Este miércoles vencieron a domicilio, por 0-1 contra el Augsburgo. Valió el tanto solitario del imperturbable Robert Lewandowski.

El polaco anotó en el minuto 13 de penalti, encarrilando un primer acto que perteneció al cuadro preparado por Hans Dieter Flick. El meta Rafal Giekiwicz hubo de multiplicarse ante los remates de Serge Gnabry -en el 23 y en el 38, minuto en el que estrelló su disparo en el poste-. Y también actuaría ante la maniobra del propio Lewandowski, en el 43. Manuel Neuer, que igualó el récord de Oliver Kahn de 196 partidos sin encajar gol en la liga alemana, no estrenaría sus guantes hasta una reanudación en la que crecerían los aspirantes y se dejarían ir los favoritos.

El Augsburgo ganaría ambición, adelantaría líneas y chutaría desde media distancia. Acabó sustituido un dolorido Lewandowski y, en el entretanto, Benjamin Pavard cometió penalti al tocar el balón con la mano. En el penalti asumió la responsabilidad Alfred Finbogasson, pero topó su disparo con la madera. Y hasta ahí llegaría el sufrimiento de un gigante bávaro que consolidó su condición de puntero. Con cuatro minutos de brecha con el RB Leipzig -que venció por 1-0 al rebelde Union Berlín, con diana del sueco Emile Forsberg-.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios