www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Más vacunas y menos restricciones

lunes 25 de enero de 2021, 08:40h

La tragedia sanitaria, social y económica que asola el mundo por el coronavirus solo puede frenarse con la vacunación masiva de la población, con la inmunidad ante un virus que ha empezado a mutar y a acelerar su expansión.

Pero, salvo Israel que ya ha vacunado al 70 por ciento de la población, el resto del mundo no está cumpliendo las previsiones. En Europa, se ha producido un retraso en la distribución de las dosis debido a los “problemas logísticos” de las empresas farmacéuticas. La compañía Pfizer acaba de anunciar un descenso de envíos del 60 por ciento al igual que AstraZeneca, cuyo medicamento estaba a punto de distribuirse, a la espera de su aprobación.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha reaccionado inmediatamente al exigir a las farmacéuticas “un diálogo transparente sobre los retrasos” y ha anunciado que la UE va a “usar todos los medios legales para que se respeten los contratos”.

España, depende de la distribución de las vacunas por la UE, que se encarga de negociar los contratos y de comprar el medicamento. Pero la estrategia de la vacunación también está fallando en nuestro país por culpa de la inacción del Gobierno, que se limita a recibir y enviar las dosis, y a la falta de previsión de las Comunidades Autónomas que no cuentan ni con los sanitarios suficientes ni con las instalaciones adecuadas.

Mientras, la tercera ola bate récords de contagios, de muertos y de datos de incidencia, con los hospitales a punto de colapsar. Las medidas de restricción en la movilidad y de adelanto de toques de queda no son capaces de contener la virulencia de la tercera ola. Pero devastan la economía con la ruina de la hostelería y los comercios, mientras provoca una desorbitada tensión en la población que sufre una suerte de confinamiento camuflado.

Con el Gobierno dedicado en exclusiva a la campaña catalana, con el ministro de Sanidad saltando de mitin en mitin, España está sufriendo un inquietante retraso en la campaña de vacunación. Pedro Sánchez prometió que el 70 por ciento de los españoles estaría inmunizado antes del verano. Pero a este paso, eso no ocurrirá hasta dentro de dos o tres años. Mientras nuestro país ya ha superado los 80.000 muertos por coronavirus y se acerca a los dos millones y medios de contagios, cuya escalada solo puede frenarse si, en efecto, se produce la prometida vacunación masiva de la población. La Unión Europea, el Gobierno de España y las Comunidades Autónomas están obligados a centrar todos sus esfuerzos en cumplir con la estrategia prevista. No caben excusas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

0 comentarios