www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

72.000 muertos y el Gobierno de Sánchez no ha aprendido nada

lunes 25 de enero de 2021, 20:00h

Ha pasado casi un año de la aparición del Covid, 72.000 muertos mediante y subiendo y lamentablemente ni el Gobierno de España ni los gobiernos autonómico han aprendido nada.

Tras una primera ola, en la que como argumento principal del gobierno del Sr. Sánchez fue que no se podía prever, llegamos a una tercera o cuarta ola, llegará la quinta, con el mismo nivel de carencia e improvisación en la gestión y agarrados al salvavidas de una vacunación masiva como toda esperanza.

Allá en marzo del año pasado con la primera ola desatada, el gobierno del Sr. Sánchez, entre mentira, las mascarillas no son necesarias y mentira, tenemos un comité de expertos, solo fue capaz de tomar dos decisiones: implantar el estado de alarma restringiendo derechos básicos en el funcionamiento democrático que aprovechó para sacar adelante temas que no tenían nada que ver con la pandemia, incorporación del Sr. Iglesias al CNI, cambio en los criterios de empadronamiento… e imponer a los españoles el confinamiento más duro de la Unión Europea.

El confinamiento tenía como finalidad según el Gobierno del Sr. Sánchez evitar el colapso de los servicios hospitalarios y claro si encierras a toda la población en su casa durante casi dos meses se consigue, pagando, eso sí, un alto precio, se han destruido 1.200.000 empleos. Ya sé que para la Sra. Ministra de Trabajo los afectados por ERTE no son parados, pero siendo realistas aquellos que ya llevan más de nueve meses en ERTE serán parados.

Queda claro que el confinamiento sirvió para evitar el colapso, pagando un alto precio en destrozo social, porque la pandemia, según el Gobierno, no se podía prever y llegamos al glorioso mensaje del Sr. Sánchez, allá en el mes de junio donde, contra toda evidencia científica, anunciaba “hemos vencido al virus… ahora hay que reactivar la economía”.

Dicha frase solo anunciaba la prepotencia de aquel que cree que todo se ha hecho bien y que por tanto, como todo se ha hecho bien nada tiene que mejorar y aprender. Aquí radica el principio de la incompetencia del Gobierno del Sr. Sánchez.

De tal manera que cuando menos de un mes después empieza la segunda ola en Aragón y Cataluña, el Gobierno se queda paralizado y cuando esta segunda ola se generaliza lo único que hace es volver a aprobar un estado de alarma de seis meses ni más ni menos y desaparece, sí desaparece y deja la mayor crisis nacional de los últimos setenta años, en manos de 17 gobiernos, abdicando de cualquier responsabilidad.

Aquellos lodos nos traen estos polvos, nueve meses después los españoles ante la desidia e incompetencia del Gobierno del Sr. Sánchez nos encaminamos a un nuevo confinamiento, con la consiguiente ruina económica, como única manera de evitar el colapso de los centros hospitalarios. Les suena verdad, ya nos lo dijeron en marzo, pero en marzo aún los biempensantes podían creer que no se podía prever, pero nueve meses después solo tiene una palabra: incapacidad. Incapacidad de generar una respuesta país para resolver una crisis sanitaria de país.

El Gobierno del Sr. Sánchez en lugar de escurrir el bulto en los últimos seis meses, debería, para combatir lo que ya se sabía que iba a ocurrir con las sucesivas olas éstas totalmente predecibles, haber puesto en marcha, aún puede hacerlo, una estrategia de lucha contra la pandemia que movilice todos los recursos que tiene España y no solo la parte pública, no hablo de cogobernanza, no hablo de 17 estrategias, hablo del liderazgo que se debe exigir al Sr. Sánchez en estos momentos.

Debería, debe aún, lanzar las siguientes medidas:

  • Plan de construcción de nuevos centros hospitalarios como el Zendal. Casi un año después del inicio de la pandemia, solo el Zendal y un centro nuevo en Castellón que aún no funciona, se han incorporado. Si queremos evitar el colapso y por tanto el confinamiento solo cabe montar nuevos hospitales y estos se pueden poner en marcha en seis semanas. Esto va para largo Sr. Sánchez, entérese de una vez
  • Plan de gestión integrada de los hospitales públicos y privados. Ordenar, que palabra tan fea para nuestros políticos. Si ordenar como deben colaborar los hospitales públicos y privados, para evitar casos tan sangrantes como los ocurridos en la primera fase donde se moría gente en provincias cuando en la comunidad autónoma de al lado había camas libres o se rechazaba la instalación de un hospital militar de campaña.
  • Cambio de las leyes para poder utilizar todos de recursos humanos que tiene el país para luchar contra la pandemia: desde jubilados médicos y enfermeros voluntarios, estudiantes de los últimos cursos de medicina, personal de los hospitales privados, personal sanitario del ejército, médicos de los servicios sanitarios de las grandes empresas, mutuas, liberados sindicales del sector, farmacéuticos y hasta veterinarios. Sí, veterinarios, con experiencia en poner inyecciones pueden liberar recursos médicos.
  • Autorización para realizar pruebas anti covid en farmacias, laboratorios veterinarios para añadir capacidad en la realización de test masivos.

Solo ordenando este tipo de medidas y utilizando todos los recursos del país podremos evitar los confinamientos que como se ha demostrado sirven para muy poco y esperar el momento en que una vacunación masiva nos confiera la tan deseada inmunidad de rebaño. De hecho la comunidad que menos abuso ha hecho de estas medidas restrictivas, Madrid, tiene un nivel de fallecidos similar a otras comunidades autónomas y ha logrado preservar sectores enteros de actividad

Por cierto, para este plan de vacunación Sr. Sánchez, utilice todos los medios disponibles, que no le puedan los prejuicios ideológicos de su gobierno para utilizar los medios del sector privado. Hace unos días el responsable de una gran compañía, calificada como esencial, se reunió con un ministro y le expuso que el servicio médico de su empresa podía vacunar en quince días a todo su personal, unos treinta mil trabajadores esenciales. La respuesta del ministro le dejó helado, solo se vacuna a través del servicio público de salud.

Lidere Sr. Sánchez, tiene muchos más recursos a su disposición de los que usted piensa, utilícelos y deje de esconderse. Si así lo hace España se lo premiará, en caso contrario España se lo reclamará.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(0)

+
0 comentarios