www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Donald Ray Pollock: El diablo a todas horas

domingo 31 de enero de 2021, 21:59h
Donald Ray Pollock: El diablo a todas horas

Traducción de Javier Calvo. Literatura Random House. Barcelona, 2020. 335 páginas. 20,90 €. Libro electrónico: 12,34 €.

Por Daniel González Irala

El adjetivo descarnado se queda corto para describir el nivel corrosivo, húmedo como el calor del Sur y pegajoso en cuanto a descripción de vísceras y otros hodiernos efluvios que la narración producto de la primera novela de Ray Pollock transmite, un noir excelente y creíble a pesar de lo extravagante de sus personajes, empezando por el segundo sherrif Lee Bodecker de Knockenstiff en Meade (Ohio), alguien que se resiste incluso a dar la mano al lector en sus últimas páginas, a pesar de ser el jefe de una investigación siniestra, pero en la que ha entrado tramposamente.

Dicho esto, el narrador en tercera persona no aparece como personaje, por lo que la construcción resultante es un narrador objetivo y muy cinematográfico, que parece situarse en la cabeza de todos y cada uno de los personajes, y esta gran proeza la consigue el autor gracias a la idea de la religión, que se va desvirtuando y deformando cada vez más, una idea que vemos reflejada desde el principio en Emma, abuela del protagonista Arvin, de la siguiente manera: “Se había pasado la vida entera convencida de que la gente tenía que obedecer la voluntad de Dios y no la suya propia, había que confiar que todo en el mundo iba a salir tal como estaba planeado, sin embargo después había perdido la fe y había terminado regateando con Dios como si no fuera más que un tratante de caballos con un bocado de tabaco en el carrillo o un chatarrero desarrapado que vendiera sus mercancías melladas”.

Gracias al esclarecedor prólogo conocemos la tragedia de Arvin, a saber, que su padre Willard Russell, un veterano de guerra que añora a sus peores enemigos, guarda una especie de santuario en medio del bosque, por el que vela prudente e impacientemente por la vida de Charlotte, su mujer enferma de cáncer que al morir provocará su suicidio. Este doble trauma no se hará visible en Arvin en un principio, más que por el hecho de que le tratará de intimar una licenciada en Psicología, que pronto quedará en segundo plano.

Paralelamente, dos asesinos (Carl y Sandy) y cómplices de violaciones y otros tantos delitos sexuales conviven siendo él, el obeso malcriado dueño de una gasolinera, y ella la camarera de la cafetería más próxima. Aparecerán también tres o cuatro falsos predicadores que dejan a buena altura moral las reflexiones de Emma. Hay que decir que la atmósfera es tan un agujero infecto que muchos de ellos tratan de salir del pueblo haciendo autoestop, encontrándose en el camino con remedios peores que la enfermedad propia. Un ejemplo es como Carl, que presume de ser fotógrafo, lleva a más de un incauto hasta los lúmpenes de Hollywood, donde se ruedan inmundas películas pornográficas.

A pesar de todo ello, el rigor con el género es apabullante en tanto la imaginación del lector utiliza estos detalles para asumir la gasolina necesaria para la combustión de una trama que arrollaría a cualquiera, y que nos hace penetrar de lleno en el pulp, género clásico que, si bien por las encuadernaciones en que se editaba allá por los años 30 del siglo pasado en Estados Unidos, cultivaron desde revistas como Black Mask, autores de la talla de Dashiell Hammett. Son realmente estos detalles de composición (“llovían gusanos de los árboles y de las cruces como si fueran goterones de grasa blanca”) tan ricos y precisos, los que enriquecen una lectura que va dejando un poso lento y verdadero.

Escrita en 2011 y editada por vez primera en 2012, esta reedición de la novela se ha lanzado también seguramente debido al estreno de su adaptación, película dirigida por el neoyorquino Antonio Campos, que estaba también detrás de la serie The sinner, ambas en Netflix, y con Tom Holland en el papel de Arvin Russell.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios