www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESTADOS UNIDOS

El Senado aprueba el segundo impeachment a Donald Trump

El Senado aprueba el segundo impeachment a Donald Trump
Ampliar
miércoles 10 de febrero de 2021, 00:43h
Un total de 44 republicanos votaron en contra y seis lo hicieron a favor. Primer mandatario del país en ser sometido a un segundo juicio político.

El segundo juicio político al expresidente Donald Trump dio comienzo este miércoles girando en torno a su relación con el asalto al Capitolio. Lo hizo acogiendo el pronosticado choque de estrategias entre la acusación demócrata y la defensa republicana. Ha pasado un mes desde que el magnate alentara a sus seguidores a marchar hacia el Congreso. El sector más fanatizado acabaría irrumpiendo en el edificio simbólico de la democracia estadounidense, en un evento que registró cinco muertes.

Así pues, el Senado inauguró las sesiones de este impeachment. Abrió el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, declarando que "los cargos contra el expresidente Trump son los más graves jamás presentados contra un presidente en la historia de Estados Unidos". Acto y seguido se desarrollaría un debate sobre la propia Constitución norteamericana. Porque Trump es el presidente que se enfrenta a un juicio político cuando ya no está en el poder.

Los abogados republicanos insistieron en el estatus inconstitucional de jugar políticamente al acusado cuando ya no se encuentra en el poder, pero los letrados demócratas se remangaron para defender la viabilidad del proceso. Poniendo sobre la mesa que los hechos que han desencadenado este debate, ocurriendo cuando todavía residía en la Casa Blanca.

Jamie Raskin, legislador demócrata, alegó esto: "No podemos crear una 'excepción de enero' en nuestra preciada Constitución, para que los presidentes corruptos tengan unas semanas para hacer lo que quieran" al final de su mandato sin temor a ser juzgados. Y el Senado respaldaría esa hipótesis horas más tarde, al certificar que el juicio político es legítimo y constitucional (con 56 votos a favor, seis de ellos republicanos, y 44 en contra).

Los seis senadores republicanos que se sumaron a las posiciones de la bancada del Partido Demócrata fueron Bill Cassidy, Ben Sasse, Susan Collins, Lisa Murkowski, Mitt Romney y Pat Toomey. Pero esa cifra de apoyos todavía está muy lejos de los 17 apoyos republicanos que los demócratas han de conseguir para sumar los 67 votos que condenarían a Trump. Redundando en los augurios que hablan de una más que probable absolución. Es por ello que se critica el carácter propagandístico de este proceso.

Uno de los momentos destacados de la sesión se vivió cuando se proyectó un video de 13 minutos sobre el asalto al Capitolio y las arengas de Trump a sus seguidores. Los legisladores demócratas, que ejercen como "fiscales", decidieron usar su tiempo en mostrar esas imágenes en lugar de argumentar la responsabilidad del magnate a través de un discurso. Esa emisión causó impacto en muchos legisladores, senadores y periodistas que vivieron el asalto en persona. El silencio copó al recinto durante y al final del visionado.

Emily Cochrane, del diario The New York Times, estuvo presente en el asalto. Ha expuesto que "los sonidos de la turba acaban de rodearnos otra vez". Y Ruskin puso emotividad a su alegato, señalando que "hay gente que murió ese día. Agentes que han terminado con daños en la cabeza y con daño cerebral (...). Senadores, este no puede ser nuestro futuro. Este no puede ser el futuro de Estados Unidos".

Por último, el Partido Republicano, que da por ganado el juicio político, comentó la presentación demócrata tildándola de "sobresaliente". Bruce Castor, principal abogado de Trump, admitió que el visionado le obligó a cambiar su defensa. No obstante, fuentes cercanas al magnate habían avanzado que la estrategia era "rebajar la temperatura". Debido a su alocución, Castor acabó siendo tendencia en Twitter. No acabó de convencer a su bancada y fue suplido por David Schoen, que denunció que el impeachment es un ejercicio de "partidismo crudo y mal entendido". "Este juicio desgarrará a nuestro país, quizá como solo hemos visto una vez antes en la historia de Estados Unidos", zanjó, en alusión a la guerra civil que sufrió el país norteamericano entre 1861 y 1865.

A partir de este debate inicial, los fiscales de este juicio político disponen de un plazo máximo de 16 horas, divididas en dos sesiones, para exponer sus razones. Después tomará la palabra la defensa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
1 comentarios