www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Henry Hardy

El editor de Isaiah Berlin cosecha ahora el éxito de su trabajo como albacea

jueves 31 de enero de 2008, 21:19h
¿Cree que Berlin habría sido tan conocido e influyente de no ser por la tarea editorial que ha llevado a cabo usted?

No, y disculpe mi falta de modestia. Varios críticos han dicho que los volúmenes que yo edité transformaron la reputación de Berlin, y el propio Berlin estaba de acuerdo en esto. Le impresionó mucho el éxito con el que fueron acogidas sus obras. “Tanta fama a mis años”, me escribió.

La primera vez que propuso a Berlin editar sus obras, ¿le dio alguna instrucción sobre lo que querría publicar?

Muy pocas. Hice sugerencias que el aceptó con ciertos matices. Fue siempre muy reticente a la hora de publicar, subestimando el valor de su trabajo.

¿Hasta qué punto es legítimo publicar las obras completas de un intelectual famoso? ¿Tenía Berlin documentos que no quería que se publicaran bajo ninguna circunstancia?

Siempre dijo que no le importaba lo que ocurriera después de su muerte, pero en vida de él si hubo varias cosas que no quería que yo publicara, principalmente escritos no revisados o conferencias, consideraba que publicar cosas como estas durante su vida era un acto de vanidad. Sin embargo, recientemente he publicado dos volúmenes de conferencias suyas.
Lo único que no quería que publicara póstumamente eran escritos suyos que pudieran causar dolor a gente que aún vivía.

¿Tras su extraordinaria tarea como editor publicando quince volúmenes de Isaiah Berlin, cree que aún hay material que merezca ser publicado?

Creo que si, pero lo esencial ya está publicado. Algunos escritos no publicados aparecerán en la Biblioteca Virtual Isaiah Berlin.

Usted no sólo conoce la obra de Berlin mejor que nadie sino que también le llegó a conocer muy bien personalmente. ¿No le ha tentado la idea de escribir su biografía?

En algunas ocasiones me he sentido tentado pero siempre he acabado rechazando la idea. No creo que pueda hacer bien esa tarea, mis aptitudes son más bien las de un editor que las de un autor. De todas formas, Michael Ignatieff ha hecho esa tarea mucho mejor de lo que yo hubiera podido hacer.

Las ideas de Isaiah Berlin y su explicación de las ideas que marcan la historia se basan en el estudio del siglo XIX y XX. Hasta qué punto son relevantes hoy en día.

Son especialmente relevantes. La globalización y los movimientos de población hacen del multiculturalismo y la tolerancia cuestiones esenciales de nuestro tiempo. El choque entre islamismo y la cultura occidental es un caso paradigmático del conflicto pluralista. Y por supuesto la defensa de la libertad es una tarea esencial

¿Cómo respondería Berlin al desafío actual del fundamentalismo islámico y el terrorismo internacional?

Su respuesta está clara, y puede verse condensada en sus “notas sobre el prejuicio”. El fundamentalismo y el terrorismo se basan en la ignorancia y en prejuicios que pueden combatirse con el conocimiento y la educación.

Berlin se hizo famoso en una época en que los intelectuales desempeñaban un papel muy importante en la vida pública. Cree que su influencia hubiera sido similar en la actualidad.

Es muy difícil de contestar. En Inglaterra quizás no, dada la fragmentación y el declive de la cultura en las últimas décadas. Las conferencias radiofónicas en la BBC en los años cincuenta y sesenta, que duraban una hora, son inconcebibles hoy en día.

Tras las tragedias causadas por las ideas del siglo XX, la ciudadanía es muy escéptica frente a las grandes ideas, los políticos las evitan y proponen en su lugar soluciones prácticas. Como dijo Isaiah Berlin, las ideas pueden esclavizar a la gente. ¿Es esta la razón por las que vivimos en un mundo donde las ideas están en declive?

Puede ser, pero Berlin siempre creyó en el poder de las ideas como una faceta esencial de la vida. Dudo mucho que hubiera pensado que el fracaso de una idea hubiera impedido a los antagonistas de esa ocupar su lugar. Hemos mencionado el fundamentalismo islámico y el terrorismo internacional. Estos son fenómenos causados por ideas de la misma forma que el Nazismo y el comunismo. Puede que sean ideas más simples y menos elaboradas pero pueden ser igualmente poderosas. El precio de la libertad es la vigilancia constante.

Muchos partidos del ámbito liberal-conservador en Europa se declaran seguidores de las ideas de Berlin. Sin embargo Berlin casi siempre votó a los laboristas. ¿Qué partidos y qué líderes politicos, son los legítimos herederos de Isaiah Berlin.

Ninguno. No hay una relación directa entre las ideas de Berlin y las de un partido o líder político concreto. Apoyó programas socialdemócratas concretos, el New Deal, el estado de bienestar, y admiraba a algunos líderes como Churchill, Roosevelt, Weizmann, pero su pluralismo le impedía mostrar esa lealtad a un partido que exige la vida política. Muchos políticos se han inspirado en sus ideas y han intentado incorporarlas a su forma de pensar, pero en el momento en que quieren hacer de ellas su propiedad exclusiva están traicionando sus principios.

En España, José María Aznar se ha declarado discípulo de las ideas de Berlin. En América Latina Vargas Llosa y Enrique Krauze también han mostrado su admiración y deuda intelectual y muchos periodistas le citan. ¿A qué atribuye el interés por Berlin en el mundo de habla española?

Quizás a que en la Europa continental los intelectuales son tomados más en serio que en Inglaterra. Aunque Berlin era británico de adopción su mente era mucho más amplia que la británica, era un pensador europeo. Eran un hombre interesado en la condición humana en el sentido mas amplio del término y por lo tanto atractivo a cualquier lector receptivo e inteligente.

¿Hay interés por Isaiah Berlin fuera de Occidente?

Bastante. En Rusia su país de origen, ha habido mucho interés por él desde la caída del comunismo. Sus obras se están publicando en China y han tenido mucho éxito en Japón.




¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios