www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Dolores Redondo: Los privilegios del ángel

domingo 21 de febrero de 2021, 19:19h
Dolores Redondo: Los privilegios del ángel

Booket. Barcelona, 2021. 304 páginas. 12,95 €. Libro electrónico: 8,99 €.

Por Soledad Garaizábal

Vuelve a editarse la primera novela que escribió Dolores Redondo. Después del éxito editorial fulgurante de su Trilogía del Baztán, tras cosechar premios y millones de lectores con Todo esto te daré (premio Planeta 2016) o La cara norte del corazón, vuelve a nuestras librerías, en edición de bolsillo y de la mano de Planeta, la primera historia que Dolores Redondo quiso contarnos. Parece escrita en honor a todos los niños y niñas que fueron ángeles, que vivieron entre nosotros y partieron prematuramente para ayudarnos a entender qué es la pureza, verdaderos ángeles puestos en la tierra para hacernos sentir su ausencia y su compañía eternamente. Los niños que la muerte arrebata del calor de un hogar. Tan inocentes, tan libres de toda culpa, tan injustamente muertos, tan imprescindibles. Niñas como la hermana pequeña de Dolores Redondo (Donostia-San Sebastián, 1969) que, aunque sin duda ascendió al mejor de los cielos posibles, se quedó también, tras su fallecimiento con solo tres años, firmemente anclada en lo más hondo de la tristeza que se instaló en la casa entre cuyas paredes la hoy exitosa y premiada escritora pasó su infancia.

Los privilegios del ángel es la primera novela que logró escribir y publicar una mujer que aprendió a volar lejos de la pena gracias a la literatura, que convirtió el duelo en arte para inventar otros mundos y que sabe hablar de amor infantil, de conexión total entre almas puras, inquebrantable en el tiempo, a prueba de ausencias.

Celeste y Pakutxa fueron las mejores amigas. Inseparables desde el primer momento y más allá del último. Un día Pakutxa dijo “¿Quieres escuchar algo maravilloso?” y enseñó a Celeste a pegar la oreja en la superficie fría, lisa y metálica del pasamanos de la barandilla del colegio, porque si se presta atención se escuchan, agigantados, los ruidos que hay en el patio y se puede también “extraer el jugo de otra frecuencia más lejana, o más profunda, proveniente del mismo averno”. Luego, el infierno fue estar sin ella.

La novela se estructura alternando la narración del tiempo en el que duró la maravillosa amistad de los años de infancia y el presente de una mujer rota por dentro. Muchos años después, tras algunos giros inesperados de la trama, todo lo que queda de aquel tiempo feliz cabe junto en una foto.

Convertida en fenómeno literario, aclamada por millones de lectores, galardonada con los más importantes premios, Dolores Redondo nos recuerda lo que ya dijo Henry Miller en Trópico de Capricornio sobre la característica más valiosa de un ángel, que “tiene poder para descender hasta la materia más baja y para salir de ella cuando quiera”. La autora rememora el despertar de su propia conciencia y esas primeras impresiones del mundo que acompañan para siempre. Frente a las olas del Cantábrico, en un día de lluvia, que se te llenen los ojos de lágrimas al descubrir que también pueden morirse las niñas. Sitúa a las protagonistas jugando en la rampa de sus propios recuerdos en el puerto pesquero de Pasajes y nos invita a conocer el nuevo universo narrativo que desde ahí creó, para deleite de sus miles de lectores, en el que los ángeles encuentran la forma de seguir habitando.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

0 comentarios