www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 25

El Barcelona se pone serio y conquista el Pizjuán con polémica | 0-2

El Barcelona se pone serio y conquista el Pizjuán con polémica | 0-2
Ampliar
domingo 28 de febrero de 2021, 05:08h
Una gran actuación táctica azulgrana le bastaría para sacar los tres puntos ante un Sevilla venido a menos. Dembèlè anotó el único tanto en una acción con posible mano previa de Lenglet. Messi, que pudo ser expulsado antes del descanso, sentenció. Por M. Jones

Sevilla y Barcelona se citaban este sábado en el Sánchez Pizjuán para dirimir la primera de las dos 'finales' que tienen programadas para estas semanas. A la espera de la disputa de la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey, en esta fecha combatiría por el renacer definitivo de sus candidaturas en LaLiga. Y, ahí, vencería la maniobra pensaba por Ronald Koeman. El técnico dio un volantazo y formó una zaga de tres centrales -Piqué, Mingueza y Lenglet-, con Jordi Alba y Dest en los carriles y De Jong, Busquets y 'Pedri' en el eje. Lionel Messi y Ousmane Dembèlè jugarían en punta. Antoine Griezmann no comparecería ni un minuto.

Ese novedoso dibujo y el compromiso de todos los peones en pos del colectivo construyeron una propuesta que noqueó a las intenciones jerárquicas de Julen Lopetegui. El estratega vasco pensó reproducir su presión alta y ritmo disparatado, mas sus subordinados nunca gobernarían el envite ni arribaron a inquietar a Ter Stegen. De hecho, se irían a vestuarios sin haber tirado al arco rival. Todo lo contrario le ocurriría a un Barça muy riguroso en la concentración y la atención táctica. El trabajo en esos fundamentos desembocaría en un control absoluto de la escena.

La posesión, en un ajedrez comprimido y marcado por las precauciones, declinaría en favor de los visitantes poco a poco. Y suyas fueron las pocas llegadas atacantes peligrosas del primer acto. El centrocampismo denso había reclamado los focos y sólo se registrarían saltos de página hacia la meta defendida por Bono. Dembèlè y Messi avisaron con dos acciones descontextualizadas -chut al galope y lanzamiento de falta-. Y esa dupla abriría el marcador, al fin, en el minuto 29. Fernando salió de sitio para pelear una pelota en cancha contraria y dejó un hueco que amortizó 'La Pulga' para lanzar la carrera del delantero francés, que resolvió con solvencia ante la salida del arquero marroquí.

Se quejaron, y mucho, los hispalenses al pedir una mano previa de Lenglet en la disputa con Fernando. El central marró su despeje y el cuero le golpeó en dicha articulación, mas ni el VAR ni el colegiado intervinieron. Sembrando una atmósfera que sacaría de equilibrio a los locales, más centrados en protestas que en inventar. No funcionó el pelotazo hacia De Jong para sortear la presión barcelonesa y volvió a naufragar el 'Papu' Gómez. Del mismo modo, la baja de Ocampos sigue sin tener sutura. Y a falta de luces, los sevillanos quisieron arrancar algo de sus 45 minutos iniciales muy grises. Reclamaron al trencilla que expulsara a Messi por doble amonestación. El seis veces Balón de Oro vio la amarilla por un forcejeo e instantes después frenó una contra agarrando a su rival. Hernández Hernández hizo caso omiso y amonestó a Lopetegui.

El preparador local quiso forzar una reacción de su flácido escuadrón y aplicó un triple cambio en la reanudación. Entrarían En-Nesyri, Suso y Rekik -por el 'Papu', Munir y el amonestado Diego Carlos-. Pasó a competir con tres zagueros y dos delanteros centro. Como ante el Borussia Dortmund, pretendió intervenir rápido con el fin de suscitar una activación mayor de sus creativos. Y darían un paso adelante sus pupilos, aunque sin claridad de ideas en tres cuartos de cancha. Ter Stegen se mantendría expectante. Y la ausencia de precisión andaluza contrastaría con la pericia de la contra culé. No obstante, Dest estrellaría en la madera la más que posible sentencia y Dembèlè sobresalió en el rol de punzón.

Quemó las naves Lopetegui con la inclusión de Óscar Rodríguez y Óliver Torres -por De Jong y Rakitic-, consiguiendo una mayor discusión de la relación de fuerzas. Pero jamás arrebataron la batuta a un magnífico Busquets. Y el Barça se sobrepuso a las lesiones de Piqué, 'Pedri' y Araújo sin pestañear. Es más, localizaron la irrupción del canterano Ilaix Moriba. El guineano resplandeció por físico y calidad, para cercenar toda esperanza a los hispalenses en el desenlace. Una pared delicada trazada con Messi permitió al argentino rubricar una victoria de oro -minuto 86- para la confianza de su delegación. Que ya se coloca en la segunda plaza liguera y a dos puntos del liderato. Y contamina de dudas a un Sevilla que vio cortada su racha triunfal en lo doméstico de cuajo. En una de sus peores versiones del curso.

- Ficha técnica:

0 - Sevilla: Bono; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos (Rekik, m.46), Escudero; Jordán, Fernando, Rakitic (Óscar Rodríguez, m.63); Munir (Suso, m.46), Luuk de Jong (Óliver Torres, m.63), Papu Gómez (En-Nesyri, m.46).

2 - Barcelona: Ter Stegen; Mingueza, Piqué (Araújo, m.67) (Umtiti, m.82), Lenglet; Dest, Frenkie de Jong, Busquets, Pedri (Ilaix Moriba, m.71), Jordi Alba; Dembélé (Braithwaite, m.82), Messi.

Goles: 0-1. M.29: Dembélé. 0-2, M.85: Messi.

Árbitro: Alejandro Hernández Hernández (C. Las Palmas). Amonestó por parte local a Fernando (m.31), Diego Carlos (m.38), al técnico Julen Lopetegui (m.44), Escudero (m.45) y Rekik (m.46), y a los visitantes Messi (m.42) y Dembélé (m.82).

Incidencias: partido de la vigésima quinta jornada de LaLiga Santander, disputado a puerta cerrada en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Césped en perfecto estado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios