www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PESO SUPERMEDIANO

Boxeo. 'Canelo' Álvarez se pasea ante Yildirim y sigue su camino hacia la gloria

Boxeo. 'Canelo' Álvarez se pasea ante Yildirim y sigue su camino hacia la gloria
Ampliar
domingo 28 de febrero de 2021, 18:41h
El púgil turco tiró la toalla pasado el tercer asalto, cumpliendo con los pronósticos.

Saúl 'Canelo' Álvarez se limitó este domingo a cumplir con las expectativas. El cartel, la publicidad y la parafernalia que rodeó a la pelea ante Avni Yildirim no escondieron, nunca, el favoritismo atronador del mexicano. Y tampoco la realidad de las cosas: ponía en juego sus cinturones del peso supermediano del Consejo Mundial de Boxeo y la Asociación Mundial de Boxeo cumpliendo con un pacto firmado hace meses.

Para entenderlo hay que remontarse hasta el 11 de diciembre de 2020. Aquel día Matchroom y Canelo Promotions emitieron un comunicado en el que oficializaban que el astro nacido en Guadalajara se jugaría el cinturón dorado y oro del Consejo Mundial de Boxeo también contra Callum Smith el sábado 19 de ese mismo mes. Dando carpetazo a unas polémicas negociaciones que vieron al mexicano romper con su promotora y con Golden Boy, Óscar de la Hoya y DAZN por incumplimiento de contrato. Le denunció y reclamó 280 millones de dólares en septiembre del pasado año.

El motivo de esa ruptura fue que DAZN se negó a acoger la pelea pactada contra Yildirim. "Soy el número uno libra por libra del mundo. No tengo miedo a ningún oponente en el ring, y no voy a dejar que los fallos de mi plataforma de distribución o promotores me mantengan lejos del ring. Interpuse la demanda, así que puedo ya regresar al boxeo y darle a mis fanáticos las peleas que se merecen", declaró 'Canelo', en pleno órdago.

El resultado, pasados los meses, fue la mencionada nota en la que se confirmaba la fecha para el duelo ante Smith -que ganó con una superioridad insultante-. Así rezaba: "Ambos darán al mundo un magnífico cierre del año. Harán que los fans de todo el mundo disfruten. Me gustaría elogiar personalmente a Avni Yildirim por su colaboración para hacer esto una realidad. El WBC está extremadamente orgulloso de poder tener este combate por su cinturón vacante". El trato se cerró dejando fuera al boxeador turco, pero se fijó que el ganador de la pelea entre Álvarez y Smith debía cerrar un combate con el otomano en un plazo de 70 días.

Esta madrugaba se cumplía el día 70 del plazo dado. Si el mexicano no competía perdería su cetro como único campeón de la división. Así que le tocaba cumplir para poder seguir un camino que estaba ya fijado. Quiere subirse al ring cuatro veces en 2021. Ante Yildirim, la primera. Después, para hacerse de los títulos que le faltan: el de la Organización Mundial, en poder del estadounidense Caleb Plant, y el de la Federación Internacional que posee el inglés Billy Joe Saunders. "Espero que todo salga bien y luego iremos pelea tras pelea, espero se puedan concretar esas cuatro", había declarado.

Por ende, se preparó con todo en enero y febrero para llegar en la mejor forma posible al evento de este fin de semana, al que asistieron 15.000 aficionados en el Hard Rock Stadium de Miami. Sabía de sobra, él y todo el planeta, que su jerarquía (54-1-2, 36 KO) no iba a ser puesta en cuestión por el púgil turco (21-2, 12 KO), mas se tomó en serio el campo de entrenamiento. Con la determinación de siempre. Y cuando llegó la hora de examinarse repitió sobresaliente.

A sus 30 años es el mejor boxeador libra por libra del planeta. Sin discusión. Está, asimismo, en su mejor momento. Venía de abrasar a Smith hace tres meses y acabó con un acomplejado Yildirim desde el primer pestañeo. Abrió fuego con un buen 'upper' y par de ganchos al hígado, manteniendo la iniciativa siempre, tanto en la media como la larga distancia. Al otomano sólo le dio para defenderse. Se guardó los golpes y se centró en atrincherarse. Y con el campo despejado, 'Canelo' mandó al suelo a su contrincante en el tercer round. El aspirante, desde ese relámpago, sólo huyó hasta que sonó la campaña. En el rincón, con el cuerpo destrozado, tiró la toalla. Sumando otro nócaut a la mochila mexicana.

"Es lo que tenía que hacer, acabar por KO, era la meta. Teníamos que pasar este reto para seguir en el camino de lo que queremos hacer, hicimos un trabajo perfecto como tenía que ser", le dijo a la ESPN, todavía en el ring. El trámite se había cumplido según lo previsto: por la vía rápida. Y aprovechó para confirmar que se las verá el 8 de mayo con el inglés Billy Joe Saunders, campeón de la Organización Mundial de Boxeo. En la búsqueda de la unificación de títulos.

"Es una pelea donde me va a costar en los primeros asaltos por los movimientos de Saunder que es zurdo, pero en el nivel que estoy me tengo que acoplar a todos los estilos", expuso. En lo más interesante de la velada. Su camino hacia la leyenda sigue en marcha.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios