www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL REY Y EL PRESIDENTE EN BARCELONA: NORMALIDAD INSTITUCIONAL

viernes 05 de marzo de 2021, 13:19h
En medio del proceso revolucionario que padece Barcelona, con la violencia desbocada en sus calles...

En medio del proceso revolucionario que padece Barcelona, con la violencia desbocada en sus calles. Su Majestad el Rey ha acudido a la Comunidad Autónoma para presidir un relevante acto empresarial. Le ha acompañado el presidente del Gobierno.

Los secesionistas han pretendido devastar la visita. Se han equivocado. Han fracasado. Apenas unos centenares de personas les han respaldado. La visita de Felipe VI se ha desarrollado con normalidad. En orden y sin problemas.

Bien por el Rey al acudir a la gran ciudad española en un momento especialmente complejo. Bien por el presidente Sánchez al acompañar al Monarca, lo que ha subrayado la normalidad institucional de la democracia española. La Monarquía parlamentaria española, como la danesa, la sueca o la holandesa tiene una función arbitral al servicio del interés general, que Felipe VI está cumpliendo de forma impecable y de ahí su inmensa popularidad, robustecida por los ataques de los vándalos que incendian las calles y destrozan los comercios barceloneses.

Pedro Sánchez se ha ganado en este caso el aplauso general. El pueblo español en abrumadora mayoría quiere la paz, la concordia y la moderación. Y, a pesar de las tensiones internas de su Gobierno de coalición, el presidente ha querido demostrar que está con la Constitución y en contra de los que se burlan de la ley. Las autoridades catalanas, atemorizadas por los violentos, han hecho alarde de su cobardía replegándose en sus despachos. Era lo que se esperaba. Sin embargo, el éxito de la visita del Rey y del presidente del Gobierno es un hecho que ha puesto en evidencia a los violentos y a los cobardes.