www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Illa, como Arrimadas, desaparece después de ganar

sábado 06 de marzo de 2021, 08:26h

En las dos últimas elecciones autonómicas catalanas los candidatos más votados fueron Inés Arrimadas y Salvador Illa. La actual presidenta de Ciudadanos era consciente de que los partidos separatistas formarían gobierno y se esfumó sin ni siquiera anunciar que se presentaría a la elección en el Parlament. Fue su gran error. Desapareció de la política catalana después de su histórica victoria. El ex ministro de Sanidad, al menos, anunció que se presentaría, pero tampoco ha vuelto a dar señales de vida. Nadie se acuerda ya del “gobierno transversal” que algunos pedían a gritos, del pacto entre el PSC, ERC y los Comunes con el que soñaba Pedro Sánchez.

Es verdad que el único principio que albergan los partidos separatistas consiste en crear una “República independiente catalana”. También es verdad que Junqueras, nada más cerrarse las urnas, declaró que el pacto con el PSC era imposible. Pero nadie entiende que Salvador Illa se rinda después de haber ganado.

Y al final, como era previsible, Cataluña se encamina a formar el peor gobierno posible con un pacto entre ERC, JxCat y la CUP. Y aún peor: los anticapitalistas tienen la sartén por el mango y están marcando la agenda de las negociaciones. Incluso, han exigido presidir el Parlamento catalán para convocar otro referéndum de autodeterminación. Si Pedro Sánchez y Oriol Junqueras no son capaces de buscar alguna fórmula para ese gobierno transversal, Cataluña estará en manos de La CUP, el partido que organiza y participa en todas las algaradas violentas que sufre Cataluña, el partido que está dispuesto a incendiar la Comunidad Autónoma con tal de alcanzar la imposible República independiente.

Quedan solo 5 días para que se cumpla el plazo legal para nombrar a los miembros de la mesa del Parlamento catalán. Hay quien todavía confía en que se convoquen nuevas elecciones si los partidos no son capaces de pactar antes de que termine el plazo. Pero la repetición de los comicios no cambiaría el mapa político. Los separatistas mantendrían la mayoría. Y vuelta a empezar. Y esa “mayoría transversal”, además, achicharraría al PSOE, al gobernar con los republicanos separatistas de ERC y los comunistas de Podemos que siempre se han mostrado partidarios de celebrar el referéndum de autodeterminación. Hoy, Cataluña no parece tener solución. Porque Pedro Sánchez, además, tampoco quiere romper su alianza en Madrid con ERC. Prefiere, como Salvador Illa, no molestar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (12)    No(1)

+

2 comentarios