www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

El Real Madrid se revuelve contra la polémica arbitral del derbi

El Real Madrid se revuelve contra la polémica arbitral del derbi
Ampliar
lunes 08 de marzo de 2021, 06:40h
El equipo merengue entiende que no le pitaron un penalti por mano de Felipe. Y refresca la acusación de parcialidad hacia el colegiado.

El Real Madrid viene mirando con sospecha al árbitro Alejandro José Hernández Hernández. Desde el club se ha deslizado en múltiples ocasiones que ese colegiado le ha perjudicado especialmente en los últimos años. Lo cierto es que la estadística muestra que con él en el campo, los merengues han cosechado cuatro victorias, cinco empates y cinco derrotas en los últimos 14 duelos que ha dirigido. Y las quejas en torno a episodios concretos son de sobra conocidos. Incluso se sabe que Sergio Ramos llegó a preguntarle si tenía algo personal contra él.

La lista de reclamaciones que abonan el enfado madridista por la designación del trencilla para el derbi de este domingo se cifra en siete acontecimientos. El primero de ellos data de abril de 2017. Un Clásico ante el Barcelona en Bernabéu con triunfo culé (2-3). En ese evento, el árbitro quedó señalado por el entorno madridista al expulsar a Ramos y no pitar penalti en una acción de Umtiti sobre Ronaldo. En 2018 volvería a comparecer en un 'Clásico'. Esta vez en el Camp Nou. Concluyó con un 2-2 y se le reprocha no consultar el VAR por una falta previa al gol de Messi y no decretar pena máxima en un cuerpeo entre Jordi Alba y Marcelo. Su último envite de esta altura lo dirigió en diciembre 2019. Acabó con 0-0, en la Ciudad Condal, y se le reclama que no señalara dos penaltis sobre Varane.

Además, en Chamartín entienden que en el empate casero con el Levante (en 2017) no debió expulsar a Marcelo y se 'tragó' una pena máxima sobre Theo Hernández; se apunta hacia la derrota en Gerona (2017) por no pitar penalti en una maniobra en la que un zaguero local sacó bajo palos un remate visitante con el brazo y no anular el gol de Portu en fuera de juego; también se critica que en el pinchazo en el Ciutat de Valencia (en 2020) obviara las manos en el área de Campaña y Toño; y, por último, se le culpa del empate en Vila-Real (en noviembre de 2020) al no mandar repetir el penalti lanzado por Gerard Moreno cuando Chukwueze había invadido el área.

Con todo ese bagaje de reproches, el enfrentamiento de esta jornada con el Atlético en el Metropolitano deparó una jugada muy discutible. Con 1-0 en el marcador, en el final del primer acto, Felipe desvió un centro con su brazo -separado del cuerpo- y evitó un claro remate de Casemiro. El trencilla fue llamado por el VAR y acudió a ver la repetición para interpretar la jugada. Terminó por no señalar pena máxima y alimentó la diatriba que los de Concha Espina sostienen contra él.

Emilio Butragueño, director de Relaciones Institucionales del Real Madrid, no es muy dado a mojarse en las polémicas relacionadas con el arbitraje. Pero en esta oportunidad entendió que debía hacerlo. A la pregunta sobre el desenlace de la acción mencionada, el otrora fino delantero respondió apoyándose en la ironía. "Está claro que la pelota golpea en el brazo. Desde nuestro punto de vista es penalti pero ahí están los profesionales. No queremos decir mucho más. Es una pena. Al final del primer tiempo hubiera implicado un empate y encarar la segunda parte de otra manera. El VAR le pide que vaya. Nosotros creemos que es penalti, la pelota golpea en la mano. Toma la decisión que considera. No hemos tenido suerte con Hernández Hernández de nuevo", arguyó.

Casermiro, uno de los implicados en el lance, declaró lo siguiente: "Ni para nosotros está clara la norma. No damos excusas del árbitro. Si no toca en la mano, yo iba a meter el gol y le he intentado explicar eso al árbitro. Es su decisión y tenemos que respetarla. Es un buen árbitro, fue a verlo al VAR y eso es positivo, pero yo le he intentado explicar que si no toca estaba yo solo detrás. Pero tenemos buenos árbitros en la Liga y hay que respetarlo".

Movistar tuvo a bien entrevistar en el entretiempo a Guti, exjugador merengue y actual embajador de LaLiga. El que fuera asistente clarividente se salió de su trabajo presente, se quitó la esfera oficialista y se sinceró. "Para mí es mano, pero viendo cómo están las cosas es complicado. Es la primera vez que veo a un árbitro irse a la pantalla y no pitar penalti al final". "El del VAR lo tenía claro y cuando el árbitro ha ido ha dicho que no. Ni ellos lo tienen claro así que nosotros, menos.

Karim Benzema, autor de la diana que arrancó un punto en el minuto 88, pasó por los micrófonos para analizar lo vivido. Sobre el arbitraje confesó que "no he visto nada pero creo que ha tocado el balón con el brazo". "Luego el árbitro se ha ido a mirarlo y cuando va ahí hay un 90% de posibilidades de que lo pite. Nosotros tranquilos. Cabeza fría. Hemos logrado el empate", subrayó.

Finalmente, Zinedine Zidane compareció en sala de prensa. Lo hizo recuperando su tono conciliador, satisfecho por el resultado cosechado a última hora. Fue preguntado por el asunto en múltiples ocasiones. Así lidió con la patata caliente: Como siempre, no me meto, su labor es difícil. Ha tomado esa decisión de ver la jugada y no pitar, y lo respetamos. Y ya está. Sabemos que de todas formas es complicado. No podemos entrar en eso. Es la decisión suya, su responsabilidad. Tenemos que respetar eso. No va a cambiar, los jugadores me han dicho que era mano, la ha revisado y ha decidido no pitar". Y zanjó la cuestión alegando que "no se me pasa nada por la cabeza" que el colegiado viera penalti y no lo pitara.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios