www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BALONCESTO

NBA. Steph Curry, Simons, Sabonis y Antetokounmpo reinan en el All Star más alocado

NBA. Steph Curry, Simons, Sabonis y Antetokounmpo reinan en el All Star más alocado
Ampliar
EL IMPARCIAL/Efe
lunes 08 de marzo de 2021, 06:26h
El tirador de los Warriors firmó el techo de la madrugada con su triunfó agónico en el concurso de triples.

El ala-pívot griego Giannis Antetokounmpo, de los Bucks de Milaukee, hizo honor a su condición de Jugador Más Valioso (MVP) de la liga y, en apenas 19 minutos, aportó 35 puntos, siete rebotes, tres asistencias, una recuperación de balón y un tapón como líder del Team LeBron, que ganó por 170-150 al Team Kevin Durant en la 70 edición del Partido de las Estrellas.

Junto a Antetokoumpo, que se quedó con el premio de MVP del evento, el base estrella de los Warriors de Golden State, Stephen Curry, que antes del partido había ganado por segunda vez el Concurso de Triples, también fue decisivo en la victoria al lograr 28 puntos y cuatro asistencias, siendo el líder del equipo. Mientras que los reservas, el base Damian Lillard, de los Trail Blazers de Portland, y Jaylen Brown, de los Boston Celtics, mostraron su inspiración encestadora al aportar 32 y 22 puntos, respectivamente, para el Team LeBron, que tuvo como capitán al alero estrella de Los Angeles Lakers, LeBron James.

Aunque James apenas jugó 13 minutos y aportó cuatro puntos con cuatro asistencias, el dominio de su equipo, dirigido por el entrenador Quin Snyder, del Jazz de Utah, fue permanente y consiguieron ganar tres de los cuatro periodos, incluido el segundo cuando anotaron 60 puntos. El triunfo permitió a James tener marca perfecta de 5-0 en los Partidos de las Estrellas en los que ha sido capitán del equipo. Mientras que el veterano base Chris Paul, de los Suns de Phoenix, se encargó de dirigir el ataque del Team LeBroan al repartir 16 asistencias con ocho rebotes y seis puntos.



El base esloveno Luka Doncic, de los Mavericks de Dallas, se convirtió en el jugador que más tiempo estuvo en la pista del State Farm Arena, de Atlanta, donde se disputó el partido, sin espectadores. El exjugador del Real Madrid aportó ocho puntos tras anotar 3 de 7 tiros de campo, incluidos dos triples de seis intentos, capturó tres rebotes defensivos y repartió ocho asistencias.

Con un juego soporífero de intercambio permanente de canastas, sin ninguna defensa, ni estrategia y mucho menos intensidad en el baloncesto de equipo, las aportaciones individuales fueron las que hicieron la diferencia final. El Team Durant, del alero estrella de los Brooklyn Nets, Kevin Durant, que fue baja por lesión, y lo dirigió el entrenador Doc Rivers, de los Sixers de Filadelfia, tuvo como su mejor encestador al escolta Bradley Beal, de los Wizards de Washington, al conseguir 26 puntos, incluidos seis triples de 12 intentos. Junto a Beal, líder encestador de la liga, el base de los Nets Kyrie Irving se encargó de ser el segundo máximo encestador del Team Durant y dirigió el ataque con un doble-doble de 24 puntos, 12 asistencias, cinco rebotes y dos recuperaciones de balón.

Su compañero de equipo, el escolta James Harden, y el ala-pívot Jayson Tatum, de los Celtics, acabaron el partido con 21 puntos cada uno, que solamente les permitió para llegar primeros a los 24 puntos, en honor al número que vistió en su camiseta el fallecido Kobe Bryant, en el cuarto periodo que puso final al partido, que dejó nuevo cambio de líder en el marcador y cinco empates. Joel Embiid y Ben Simmons fueron aislados por el protocolo anti Covid antes del partido, debido a un barbero.

Los históricos colegios y universidades negros fueron los auténticos ganadores


Sin ningún tipo de interés deportivo, los verdaderos ganadores del partido fueron los históricos colegios y universidades negros (HBCU). El equipo LeBron representó al Thurgood Marshall College Fund y el equipo Durant jugó para el United Negro College Fund. Ambos fondos son organizaciones sin fines de lucro que buscan otorgar becas y apoyar a las HBCU.

La liga generó 3 millones en donaciones para HBCU y se aseguró de que cada elemento del evento estuviera orientado a promover las escuelas, según la NBA. Gracias a su victoria, el Team LeBron recaudó 1,25 millones de dólares para el Fondo Thurgood Marshall. El equipo Durant también recaudó 500.000 dólares para The United Negro College Fund.

Atlanta, donde se disputó el partido, es el hogar del consorcio más grande de HBCU privadas del mundo como son los centros académicos Morehouse College, Spelman College y Clark Atlanta University (CAU) y Morehouse School of Medicine, conocido colectivamente como Atlanta University Center (AUC). "Fue parte de la razón por la que estamos aquí en Atlanta", declaró el comisionado de la NBA, Adam Silver. "Esta fue una oportunidad para centrarse en las HBCU", agregó. Como parte de ese esfuerzo por promover y honrar a estas escuelas, la cancha fue diseñada por artistas de HBCU.

Bandas de marcha de Florida A&M University y Grambling State University interpretaron las introducciones para el Team LeBron y Durant, y el Coro de la Sociedad Filarmónica de CAU interpretó "Lift Every Voice and Sing", también conocido como Black National Anthem. Gladys Knight, una exalumna de la Universidad de Shaw, cantó "The Star-Spangled Banner". Y el equipo de arbitraje estaba formado Tony Brown, Tom Washington, Courtney Kirkland, los tres graduados de HBCU en los centros académicos de Norfolk State University, Southern University y CAU. "Estoy tan feliz de que la NBA esté celebrando nuestras HBCU", dijo el domingo la vicepresidenta Kamala Harris, exalumna de la Universidad de Howard, al actor Michael B. Jordan.

Curry saca brillo a su estatus en el triple y maquilla un Concurso de Mates soso


Steph Curry se proclamó campeón del Concurso de Triples de la NBA por segunda vez (ya se coronó en 2015). Lo hizo superando al base de los Utah Jazz Mike Conley, que se tomó muy en serio la prueba. No obstante, las lesiones le han torturado en buena parte de su trayectoria deportiva, provocando que sólo haya sido llamado para el All Star en 2021. Y gracias a la baja de última hora del tirados de los Suns Devin Booker.

Conley se exhibió muy por delante de los otros competidores en la primera y ronda y confirmó su candidatura en la segunda. Mientras Jaylen Brown (Boston Celtics) rozaba el ridículo en la fase inicial, Jayson Tatum (Celtics) registraba 25 puntos, Zach Lavine (Chicago Bulls) lamentaba sus 22 puntos y Donovan Mitchell (Utah Jazz) también se quedaba en 22, Conley marcó la pauta con 26 puntos. Pero Curry emergió con un trueno: embocó 31 puntos, récord total de la prueba (superó los 28 puntos que marcó Booker en 2018).

El duelo por la gloria se dirimiría entre tres. Tatum pinchó con 17 puntos, abriendo pista. Le tomaría el relevo Conley, que reforzó su gran actuación elevando el listón a 27 puntos. Esto es, colocando toda la presión del mundo al astro de Golden State, que debía resplandecer para remontar y alzar el trofeo. Pues bien, lo logró. Falló cuatro de sus primeros cinco tiros, mas su clase se conectó y llegó al último lanzamiento con posibilidades de triunfo. Ahí, como en tantos partidos, desde la esquina, enchufó el tiro para autografiar 28 puntos y subrayar su dimensión de leyenda en esta disciplina.

Por otro lado, Anfernee Simons (Portland Trail Blazers) se hizo con un Concurso de Mates que venía lastrado por múltiples factores. El nuevo astro Zion Williamson (New Orleans Pelicans) y matadores de renombre como Jaylen Brown, Caruso (Los Angeles Lakers) o Miles Bridges (Charlotte Hornets) se habían borrado de la nómina; el evento fue insertado en el descanso del All Star Game; y la ausencia de ambiente en el graderío conformaron un marco que no ayudaba.

Y el acto inició refrendando su apariencia desangelada. Cassius Stanley (Indiana Pacers) ejecutó una de las actuaciones más pobres que se recuerdan. En su primer intento buscó una maniobra por debajo de las piernas y machacar a mano cambiada. Se llevó sólo 44 puntos. Y en el segundo, nervioso, se quedó en unos pírricos 37 puntos. Así de sencillo quedó el entorchado en manos de Simons y de Obi Toppin (New York Knicks).

Este último sumó 48 y 46 puntos en la primera ronda -con un intento de bote alto, original pero fácil acabado-, al tiempo que Simons, sin brillo, acumuló 46 y 49. En la fase final, Toppin abrió con una maniobra sin arriesgar y Simons se granjeó el título gracias a un mate en el que voló en vertical por encima del aro y trató -sin éxito- de besar el aro. Ese esfuerzo le valió el festejo por un margen de tres votos a dos. De este modo, la NBA hundió más un concurso que ya venía tocado.

Finalmente, Domantas Sabonis (Indiana Pacers, hijo del mítico Arvydas) arrasó en el Concurso de Habilidades. Fue el evento inaugural de la jornada y el ya jugador referencial en la liga destacó con mucho sobre sus oponentes. El circuito, con un zig-zag, un pase a dos manos hacia un agujero, una entrada a canasta y un triple en el otro aro, se ajustó a su calidad de forma sobresaliente.

Ajustició con facilidad a Julius Randle (New York Knicks); ridiculizó a Luka Doncic (Dallas Mavericks), que ni se quitó la sudadera, falto de motivación, y falló con estrépito en el tramo del pase; y doblegó a Nikola Vucevic (Orlando Magic) en la final. El suizo había derrotado a Robert Covington (Trail Blazers) y a Chris Paul (Phoenix Suns). Así, Sabonis volvió a sonar con fuerza en la fiesta del baloncesto estadounidense. Sin duda, en una de las más descorazonadoras de todos los tiempos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios