www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRISIS DE GOBIERNO Y EN LA SUCESIÓN DE PODEMOS

La candidatura de Iglesias a la Comunidad de Madrid agudiza la tensión en el Gobierno

Pedro Sánchez, Carmen Calvo y Pablo Iglesias.
Ampliar
Pedro Sánchez, Carmen Calvo y Pablo Iglesias. (Foto: Efe)
viernes 19 de marzo de 2021, 13:34h
La ley de vivienda y la reforma laboral provocan los choques más duros entre PSOE y Podemos.

La relación entre el PSOE y Podemos como socios del Gobierno de coalición se tensiona cada día más. A los enfrentamientos internos por la ley de vivienda y los controles a los alquileres, además de las diferencias por el enfoque de la reforma laboral se suma de manera importante la sorpresa que ha supuesto la salida del Ejecutivo de Pablo Iglesias para optar a la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

La forma de anunciar que dejaba el Gobierno para presentarse a las elecciones en Madrid tampoco fue la mejor, sin avisarlo al Consejo de Ministros y aprovechando que Pedro Sánchez estaba fuera de España, con las exigencias, también, de quién debía ocupar su Vicepresidencia y su cartera ministerial. Finalmente, se hizo los que el presidente ordenó para enfado de la cuota “morada” en el Gobierno porque perdían peso.

Que el PP, además, pueda duplicar el porcentaje de votos y gobierne la Comunidad de Madrid con el apoyo de Vox pone nerviosos a Podemos y al PSOE. Iglesias trata así de marcar distancias con los socialistas, de hacerse oír para evitar que, como apuntan las encuestas, se sitúe como quinta fuerza política en la Asamblea. Crisis de Gobierno, pues, y crisis en Podemos.

Unidas Podemos ha marcado con la necesidad de regular el precio del alquiler una nueva línea roja al PSOE. De esta forma, y como viene siendo habitual en los últimos meses, la formación que lidera Iglesias, metido de lleno ya en campaña pero si abandonar aún la Vicepresidencia Segunda del Gobierno, avisa al equipo de Pedro Sánchez de que la propuesta de rebajarlos con incentivos fiscales no se aprobará a no ser que los socialistas decidan "cambiar de socio" en el Ejecutivo y cuente para ello con el PP.

Primero mostró su habitual vehemencia Iglesias cuando insistía este jueves en que el acuerdo de investidura está para cumplirse y que la propuesta del ministro José Luis Ábalos de contener los precios del alquiler mediante incentivos fiscales no es lo que se había firmado. Podemos exige un tope a los precios y el candidato repetía que no consentirá esta "falta de respeto a los ciudadanos".

Después hacía lo propio la ministra de Igualdad, Irene Montero, que repetía que mantener esa propuesta haría tambalear el Gobierno de coalición, ya que no vería la luz con los socios de investidura (ERC, Más País o EH Bildu) y sí con el "apoyo del Partido Popular". Advertía: "Lo que se firma es palabra sagrada… Si todos respetamos el acuerdo de gobierno, no habrá ni ruidos ni tensiones".

Y mientras el ministro de Transportes y Agenda Urbana ve todavía "espacios para converger" con Podemos en este proyecto de ley por el derecho a la vivienda y no da por "liquidadas" las negociaciones con el socio de gobierno, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, opinaba que las diferencias en esta materia no pueden llevar a una ruptura entre los socios. Lo calificaba como "el día a día de una coalición de gobierno".

Sobre la salida del Ejecutivo del vicepresidente segundo, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, explicaba que le "chocó" la decisión: "Todos nos quedamos un poco 'chocados' porque no sabíamos muy bien a qué respondía la salida de Pablo Iglesias". Pero también apuntó que, en su condición de partido pequeño de la coalición, exageraba "mucho" las diferencias entre los dos socios para "hacerse notar".

Illa: no se convocarán elecciones

Tanta pelea en el seno del Gobierno de coalición ha llevado a diferentes sectores a pensar que el jefe del Ejecutivo estaría valorando la posibilidad de un adelanto electoral. Aunque el PSOE no cede e intenta imponerse al criterio de Podemos, Iglesias principalmente, siempre existe el temor a que efectivamente se rompa la coalición.

A este respecto, el exministro de Sanidad, Salvador Illa, zanjaba el asunto: "Pedro Sánchez ha expresado su voluntad de agotar la legislatura y creo que no es conveniente. Estamos en un momento en el que tenemos que dar una imagen de estabilidad y seriedad".

Illa quería deja claro que el hecho de que la actual ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, pase a ocupar la vicepresidencia tercera del Gobierno muestra que "se mantiene el acuerdo de coalición" para la actual legislatura. Pero sigue insistente el rumor de que se adelantarán las elecciones en el momento que Sánchez vea que más le conviene y eso ha provocado que el propio Iglesias vaya preparando las sucesiones en Podemos “a dedo”, con la propia Díaz a la cabeza.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+
2 comentarios