www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

La flor del amor no correspondido

Juan Carlos Barros
lunes 22 de marzo de 2021, 20:41h

Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, ha dicho en un reciente artículo que “No nos debemos dejar engañar por China y Rusia, ambos regímenes con valores menos deseables que los nuestros… Europa no usará las vacunas para hacer propaganda. Nosotros promovemos nuestros valores.”

Es cierto que, según el Tratado, la Unión tiene como finalidad la promoción de sus valores dentro y fuera de sus fronteras, pero también lo es que se fundamenta en ellos, los cuales a la vez son comunes a los estados miembros. La mera alusión que hace Michel a los valores no se corresponde con su básica posición legal, quien por no decir no dice ni cuáles son ni tampoco cuál es su función en la actual situación, de modo tal que no sabemos al final en qué consiste esa promoción.

Los valores de dignidad, libertad, igualdad, derechos humanos, democracia y estado de derecho no son una mera enumeración, tampoco un argumento de razón. La democracia es base del funcionamiento de la Unión y todos ellos son principios de la acción exterior. En la Carta de Derechos el estado de derecho es considerado un principio, la dignidad un derecho y la igualdad y la libertad también lo son.

¿Es que no hablamos de lo mismo cuando los derechos se recogen en el Tratado como valores que cuando buscamos propiamente su aplicación como derechos en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión? Si la Unión Europea tiene dos tratados, uno de constitución y otro para la función, ¿porqué los valores no?

Aunque incluyen derechos reales, o sea de verdad, de las personas mortales, sobre los valores pueden intervenir seres sobrenaturales, en cuyo caso es conveniente que no perdamos el paso, porque una vez transformados pasarán seguro a ser, una esencia volátil que como el perfume de una flor se desprenderán de la Unión en momento tan excepcional como el actual estado de pretensión de vacunación de la población entera europea y mundial. Veamos a continuación un ejemplo ilustrador del resultado de tal operación:

Teseo (Duque de Atenas).- Ven, hagamos un trato¿Cómo pasaremos el rato?

Filostrato (Maestro de Ceremonias).- Aquí tengo una relación para una teatral representación. Oíd señor: «La batalla de los centauros, cantada al arpa por un eunuco ateniense». «El follón de las bacanales achispadas destrozando furiosas al cantor de Tracia ». «El triple trio de musas llorando la muerte del saber, fallecido recientemente sin un clavel» «La tediosa y breve escena del joven Piramo y su enamorada Tisbe, un trágico regocijo»

Teseo.- ¿Regocijo y trágico? ¿breve y aburrido?¿Cuál es la concordia de esa discordia?

(..)

Oberon (Rey de las hadas).- ¿Te acuerdas cuando me senté en un promontorio y vi a una sirena montada en un delfín que suspiraba dulce y melodiosa?

Puck (Duende).- Me acuerdo.

Oberon.- En ese mismo momento vi volar también a Cupido que lanzó una flecha y erró, la cual fue a parar no obstante sobre una pequeña flor, antes blanca y ahora morada por el amor. La llaman la “flor del amor no correspondido”. Su elixir, vertido sobre los párpados dormidos hace que uno se enamore perdidamente de lo primero que vea al despertar.Tráeme esa flor.

Puck.- Daré la vuelta al mundo en cuarenta minutos. Si señor.

Oberon.- Una dulce joven ama a un joven presumido. Úngele con el elixir, le conocerás por el traje ateniense con el que va vestido

(..)

Oberon.- Pero… has fallado, has vertido el elixir sobre los ojos de un amante verdadero y por fuerza tu equivocación hará que mude el amor sincero, en vez de mudar el falso amor.

Puck.- Estamos gobernados por el destino, señor. Por un hombre verdadero que hay, un millón no acierta y confunde uno por otro, los juramentos de amor.

Juan Carlos Barros

Abogado, consultor europeo y periodista

JUAN CARLOS BARROS es abogado, consultor europeo y periodista

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios