www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Cala alza su voz tras su presunto insulto racista a Diakhaby

Cala alza su voz tras su presunto insulto racista a Diakhaby
Ampliar
martes 06 de abril de 2021, 00:49h
El defensor del Cádiz se enfrentaría a una dura inhabilitación si se demuestra la acusación valencianista.

"Me ha llamado negro de mierda", recogió el árbitro en el acta del partido disputado este domingo entre el Cádiz y el Valencia. En el escrito se señala que el jugador que le comunicó esa infracción se trataba de Mouctar Diakhaby, mientras que señala como infractor a Juan Cala. Y narra que el duelo hubo de ser interrumpido, durante casi 25 minutos, cuando el futbolista francés y sus compañeros decidieron abandonar el terreno de juego y conducirse al túnel de vestuarios.

Ese evento ha generado un shock relevante dentro del fútbol español e internacional. Porque no hay muchos casos en los que un equipo se vaya del encuentro por un insulto racista. Sin embargo, los levantinos eligieron completar el resto del minutaje y acabarían perdiendo. Desde la directiva de Mestalla se alegó que volvieron a competir porque sus jugadores se vieron obligados, "bajo amenaza" de una sanción de un partido y "algo más". Así lo había corroborado el capitán, José Luis Gayá. Señalaron al trencilla como la persona que les advirtió de las consecuencias de llevar a cabo del todo la protesta antirracista. Cabe destacar que el colectivo chè sigue peleando por no descender a Segunda.

El estamento arbitral, contra las cuerdas, desmintió al palco valenciano -que aseguró que había habido un insulto racista a través de las redes sociales-. Defendieron que el colegiado del partido sólo habló con los delegados de los dos clubes y con el del propio evento. Y la gerencia de la entidad gaditana se solidarizó contra el racismo, al tiempo que su entrenador, Álvaro Cervera, aclaró que Cala le había negado proferir cualquier insulto a Diakhaby. Le tildó, simplemente, de un "lance del juego".

Tanto el jugador francés como el andaluz no comparecieron en la segunda parte. El primero, "hundido" en palabras de Gayá vería la reanudación desde el graderío; el segundo, igualmente descorazonado, permaneció en un palco privado del Ramón de Carranza, barruntando la que se le venía encima. De hecho, si el Comité de Competición encuentra pruebas que demuestren que profirió un insulto racista le caerán de dos a cinco años de inhabilitación. Amén de una multa gruesa. Ninguno de los dos protagonistas habló.

Hasta que este lunes ha tomado la palabra Cala. Lo ha hecho ante los micrófonos de los reporteros desplazados al recinto de entrenamiento gaditano. Para emplazar a todos a una rueda de prensa que desarrollará este martes. "Estoy muy tranquilo. Mañana hablaré en rueda de prensa, no me voy a esconder. La presunción de inocencia no aparece en este país por lo visto. No me tengo que defender de nada y no tengo nada que hablar con él", ha declarado.

El incidente ya está bajo investigación. Con el Valencia haciendo fuerza en favor de Diakhaby por medio de comunicados y reivindicaciones antirracistas. Han reclamado que se escudriñe cada detalle de lo ocurrido y exigido que LaLiga y la Federación Española de Fútbol (RFEF) establezcan un protocolo claro ante situaciones de este tipo. De momento, no ha asomado audio del insulto y las imágenes no muestran nada, más allá de la contundente reacción del francés. Cuando el zaguero local le comentó algo, se desentendió del partido y fue corriendo a por él. Acabó encarándose en el centro del campo, dejando a su defensa descubierta. Su reacción, descontrolada, susurra que le dijeron un comentario no clasificable como "lance del juego".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios