www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CICLISMO

Tour de Francia. El dopaje de Lance Armstrong del que no se había hablado

Tour de Francia. El dopaje de Lance Armstrong del que no se había hablado
Ampliar
domingo 11 de abril de 2021, 01:05h
El estadounidense ha sido acusado de usar tretas que no tienen origen químico.

En el comienzo de la cuarentena por la irrupción del coronavirus, Lance Armstrong volvió a la primera plana informativa. En esa ocasión, los focos apuntaron hacia él por la emisión del documental 'Lance', cinta que repasaba la trayectoria deportiva del estadounidense. Esa grabación, que se lanzó por ESPN justo después de 'The Last Dance' -el exitoso material sobre Michael Jordan-, levantaría una nueva polvareda relativa al dopaje en el ciclismo. La enésima relacionada con la figura del tejano.

"A mi hijo le diría que doparse es una mala idea. Sería una conversación distinta si hablásemos de la NFL (el joven compite en fútbol americano), pero en este punto de su vida y de su carrera no merece la pena", expuso en dicha producción, que vio la luz ocho años después de que estallara el escándalo al oficializarse su uso de trampas para ganar siete ediciones del Tour de Francia. Y destaparía una mentira que, incluso, le contó a Oprah Winfrey en la entrevista en la que confesó su culpabilidad. "No voy a mentir ahora. Probablemente tenía 21 años y comencé a tomar cortisona durante mi primera temporada como profesional en 1992, un año antes del Mundial", señaló.

Armstrong se permitiría ensuciar a los colegas del pelotón después de explicar esto: "Los beneficios en el rendimiento (usando EPO) eran tan altos que parecíamos cohetes. Todo el mundo lo hacía, pero no quiero que suene a excusa. ¿Si enfermé (de cáncer) a causa de estas sustancias? No puedo asegurar que no sea así". Sobre su gran rival, Jan Ullrich -también suspendido por consumo de sustancias prohibidas-, recalcaría que "Alemania pone como ídolos a Erik Zabel o Rolf Aldag (inhabilitados por dopaje). Les dan trabajo, les llevan a las carreras y a la televisión. E incluso les dejan subirse al podio. Pero en cambio han defenestrado, destrozado y jodido la vida a Jan Ullrich. ¿Por qué?".

Pues bien, finalizado el revuelo por la publicación del documental, en esta semana ha sido puesto en escena de nuevo. Jean-Pierre Verdy ha publicado un libro acusando al ciclista nacido en Austin de usar dopaje mecánico -además del químico- cuando se coronó siete veces en la Grande Boucle. Este antiguo dirigente de la Agencia Antidopaje Francesa dejó en Le Parisien esta aseveración: "Armstrong es la mayor estafa. Tuvo complicidad a todos los niveles y recibió un trato especial. (...) Creo que tenía un motor en la bicicleta. Todavía tengo las imágenes de una etapa de montaña donde dejó a todo el mundo atrás. Llamé a todos los especialistas que conozco y no comprenden cómo es posible su rendimiento, incluso con EPO. Algo iba mal y todos los especialistas me decían lo mismo. No fue la EPO la que marcó la diferencia".

En paralelo, el que fuera su director y arquitecto del sofisticado sistema de dopaje en el US Postal de la época ha disparado contra algunos de los profesionales del ciclismo de entonces. Johan Bruyneel, sancionado de por vida por el Tribunal de Arbitraje Deportivo, ha denunciado en Eurosport que "el personaje de Lance fue asesinado. Esta demonización colectiva es fácil de hacer, pero imposible de deshacer. Es difícil de aceptar, especialmente porque hubo mucha hipocresía". A pesar de que una racimo amplio de corredores de aquel equipo norteamericano declaran contra Armstrong, su líder, ante la Agencia antidopaje de Estados Unidos (USADA), entre los que se encuentran Tyler Hamilton, Floyd Landis, Levi Leipheimer, George Hincapie, Christian Vandevelde, Frankie Andreu, Michael Barry, Jonathan Vaughters, Tom Danielson o David Zabriskie.

"Con o sin dopaje, en toda la historia del ciclismo cada gran campeón fue siempre el mejor de su generación. Y Lance no fue una excepción a esa regla. No se dopó más que los demás. Incluso, me atrevería a decir que se dopó menos, especialmente en comparación con los ciclistas que fueron atrapados en Operación Puerto con el doctor (Eufemiano) y que eran sus principales rivales. El problema es que la USADA afirmó que el nuestro era el sistema de dopaje más grande en la historia del deporte. Decir eso es una gilipollez total. Hemos visto cosas mucho peores en Rusia o Alemania Oriental", razonó.

Y a los micrófonos de HUMO, Bruyneel fue más allá. "(Greg) LeMond siempre dice que es el único ganador limpio. Y una mierda. Casi siempre ha competido en equipos franceses, que eran los reyes de la cortisona. No se puede pensar que jamás tomó nada. Ganó a (Bernard) Hinault y a (Laurent) Fignon, que admitieron que la habían tomado. No puedes vencer a ciclistas de talla mundial que se han dopado sin que tú mismo te hayas dopado", proclamó. Esa etapa más que oscura del ciclismo sigue dando que hablar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios