www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

¿CORREOS CONTRA AYUSO?

sábado 10 de abril de 2021, 17:59h
- Atención a las trampas que se puedan hacer a través de la digitalización...

Este artículo fue reproducido íntegramente por Google y comentado copiosamente en las redes sociales. Lo escribió el académico de la Real Academia Española, Luis María Anson, Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades. Lo publicamos a continuación.

- Atención a las trampas que se puedan hacer a través de la digitalización electoral- advirtió a Pablo Casado un analista sagaz. “Mucho cuidado con Correos”, añadió.

En un excelente editorial publicado anteayer en este periódico, se subrayaba cómo Pedro Sánchez, indiferente ante “el galopante descrédito de las instituciones”, alentaba en su provecho el sectarismo militante con incondicionales como Rosa María Mateo, Félix Tezanos o el impertérrito Marlaska, y añadía el nombre de Juan Manuel Serrano, presidente de Correos.

Este personaje es ingeniero informático. Fue jefe de gabinete de Pedro Sánchez, y llegó a decir, cuando ocupó su suculento cargo en Correos: “Si con un puñado de euros llevé a Pedro a la Moncloa, imagínense desde aquí”.

Parece claro que Juan Manuel Serrano está dispuesto a poner toda la gigantesca maquinaria de Correos al servicio directo del presidente del Gobierno. En las elecciones madrileñas, según los observadores más ecuánimes, el voto por correo podría resultar decisivo. El académico Pedro Sáinz Rodríguez, consejero áulico de la Corona y exministro de Educación, solía decir en su exilio lisboeta: “A Franquito no le importa ni la capacidad ni tampoco la lealtad si hace crítica. Franquito solo elige a colaboradores incondicionales”. Allí donde puede, Pedro Sánchez hace lo mismo. La incondicionalidad es la cualidad política que exige a las mujeres y a los hombres designados por el dedo implacable del César para ocupar cargos claves en la vida del Estado, desde el CNI hasta Correos. Los que desdeñan a Pedro Sánchez se equivocan. Es un político lapa pegado a la roca del poder. Conviene no olvidar que derrotó a Felipe González, después de que el gran líder socialista le expulsara de Ferraz.

Dentro de unos días, los partidos que pretenden desarzonar a Isabel Díaz Ayuso de su cabalgadura presidencial alentarán a las madrileñas y a los madrileños a que voten por correo. No voy a hacer especulaciones sin pruebas que las justifiquen. Pero ¿se pondrá el servicio nacional de Correos, con todos sus gigantescos recursos, en contra de Ayuso para evitarle a Sánchez el ridículo de perder Madrid, entreabriendo las puertas de Moncloa a Pablo Casado? El lector bien informado responderá a esta pregunta cuando conozca lo que ha hecho el político incondicional colocado por el César al frente de Correos.