www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GARANTIZAR LA INDEPENDENCIA DEL CGPJ

jueves 15 de abril de 2021, 13:14h
Uno de los objetivos declarados del Gobierno frentepopulista es el control del poder judicial. No se trata de eufemismos...

Uno de los objetivos declarados del Gobierno frentepopulista es el control del poder judicial. No se trata de eufemismos ni de especulaciones. La liquidación de Montesquieu y de la separación de poderes viene de lejos en ciertos sectores del socialismo español y se ha recrudecido en los últimos años.

“El CGPJ ha sido y seguirá siendo una trampa para confiados -ha escrito el juez Gómez de Liaño- pues quien lo controle sabe que domina el poder judicial por la vía de los nombramientos discrecionales. Así lleva el CGPJ cuarenta años; tanto como grados de confianza perdida. Lo malo es que a estas alturas algunos sigan sin convencerse de que el edificio del número 8 de la calle Marqués de la Ensenada de Madrid, no puede ser sucursal de los partidos políticos”.

La situación anómala que hoy vive el CGPJ se deriva de la resistencia de Pablo Casado a que el Gobierno Sánchez nombre para el Consejo a jueces activistas que comprometan definitivamente la independencia del organismo. El líder del Partido Popular, apoyado por una parte considerable de la judicatura, pretende que se liquide la fórmula de elección de los componentes del CGPJ y que sean los propios jueces quienes elijan a los miembros del Consejo, sin intervención de los partidos políticos. Para muchos esta es la reforma que debe hacerse y a ella se resiste el Gobierno de Frente Popular. No hay democracia sin independencia judicial y convendría aprovechar la actual crisis para superarla poniendo en manos de los jueces la constitución del CGPJ. Se trata de una apuesta arriesgada. Pero es lo que conviene a la democracia española. El máximo organismo que regula el poder judicial no puede ser, en efecto, “una sucursal de los partidos políticos”.