www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Pedro Sánchez no sabe ni cuándo empezó la campaña electoral

domingo 18 de abril de 2021, 08:27h

Aunque parezca increíble, este domingo ha comenzado oficialmente la campaña electoral de las elecciones autonómicas de Madrid. Las largas semanas de mítines que han sufrido los españoles desde hace meses no cuentan. Tampoco el dineral que han despilfarrado los partidos políticos para celebrar esos actos. El PSOE hasta colgó una gigantesca lona en la plaza de Callao con la imagen de Ángel Gabilondo y la consiguiente burla de la foto de Colón. La Junta Electoral obligó al PSOE a retirarla, pero los socialistas colocaron otra igual de grande, igual de roja y con el logo del partido. Y ahí sigue. A eso le llaman la precampaña.

Ya nadie se sorprende de que, cuando se convocan elecciones, los políticos lo dejan todo para volcarse en la campaña o precampaña, que tanto monta. En este caso, ante el 4-M, el núcleo socialista del Gobierno se ha dedicado en exclusiva a impulsar la candidatura de Ángel Gabilondo y, en especial, a atacar a Díaz Ayuso. Con Pedro Sánchez al frente, con la cuarta ola del coronavirus azotando y la vacunación al albur, en Moncloa solo se trabaja para intentar que el PSOE no salga trasquilado de las urnas.

La Junta Electoral ni está ni se le espera. Permite que los partidos inviertan tiempo y dinero en hacer campaña electoral antes de que comience oficialmente. Es verdad, que, incluso sin elecciones a la vista, los políticos dedican más tiempo a sus estrategias partidistas que a trabajar en el Parlamento o en el Gobierno. Pero en esta campaña ha resultado escandaloso.

Pedro Sánchez se ha olvidado de gobernar. Se ha convertido en el candidato más activo y agresivo. Ha multiplicado sus homilías desde La Moncloa para alardear del éxito de las vacunaciones masivas, aunque dependa de las Comunidades. Y en la última sesión de control al Gobierno no contestó a una sola pregunta de la Oposición. Se limitó a insultar al PP con la intención de perjudicar a Díaz Ayuso. Por mucho que se juegue Pedro Sánchez el 4-M, es inadmisible que abdique de gobernar e invierta todo su tiempo en hacer campaña. Incluso, mucho antes de que comenzara oficialmente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (14)    No(0)

+

3 comentarios