www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

474.500 EMPLEOS MENOS Y 341.000 PARADOS MÁS

viernes 30 de abril de 2021, 14:10h
El optimismo sanchista se tropieza con la frialdad de las cifras concluyentes. En un año, los datos de la EPA resultan...

El optimismo sanchista se tropieza con la frialdad de las cifras concluyentes. En un año, los datos de la EPA resultan evidentes e incontrovertibles: los parados se incrementan en 341.000 y los empleos descienden en 474.500. Si a estos números se añade el hecho de que el Madrid de Isabel Díaz Ayuso redujo el desempleo cinco veces más que el resto de España, la gestión de Pedro Sánchez queda más en cuestión.

Pero todavía hay algunos datos más que subrayan el fracaso de la gestión sanchista. Para paliar el desempleo, Pedro Sánchez ha tirado por la calle de en medio y ha creado 150.000 puestos. El empleo público se ha encaramado en su récord: 3,4 millones de empleados, que se pagan con los impuestos que sangran a los contribuyentes españoles. Resulta grotesco que la fórmula para maquillar el desempleo consista en crear más funcionarios, más asesores, más consejeros, más cargos innecesarios que gravan la economía nacional y que multiplican las trabas burocráticas, pues los empleados innecesarios, para justificar sus sueldos, se inventan nuevas gestiones y renovados obstáculos.

La realidad de lo que ha ocurrido con el desempleo durante la gestión sanchista resulta clamorosa. Las cifras golpean los flancos del presidente del Gobierno, sobre todo si se suman al desastre general las cifras de los ertes: casi un millón de españoles que cobran del Estado -es decir, de los impuestos de los españoles- y que contemplan desde la zozobra un destino incierto.

Solo una economía liberal conservadora puede enderezar la situación y así lo exige Europa, pero Pedro Sánchez, sometido a las exigencias de sus socios parlamentarios, permanece en la duda y la vacilación. España, en fin, necesita una mano firme que establezca una política sensata, al margen de utopías ideológicas.