www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EN 1983

Golf. Severiano Ballesteros salvó la vida, literalmente, a Miguel Ángel Revilla

Golf. Severiano Ballesteros salvó la vida, literalmente, a Miguel Ángel Revilla
Ampliar
sábado 08 de mayo de 2021, 16:25h
El presidente cántabro ha recordado la anécdota en la efeméride del fallecimiento del golfista.

Para resumir la dimensión de la figura de Severiano Ballesteros, del modo más sucinto, se podría afirmar que es uno de los seres humanos nacidos en Cantabria más importantes de todos los tiempos. Originario de la localidad de Pedreña, se convirtió en una figura de trascendencia planetaria gracias a su virtuosismo como jugador profesional de golf. Resultó, a todas luces, un revolucionario y pionero dentro del imaginario español, llegando a exceder las fronteras nacionales y a conquistar la cima del mundo.

'Seve' acumuló, durante su brillante trayectoria deportiva, la siguiente tarjeta estadística: cinco títulos de la Ryder Cup, otros cinco del Match Play, dos del Open Británico y un par de chaquetas verdes del Masters de Augusta, entre otros mucho entorchados (apiló hasta 96). Una barbaridad que le subrayó como un nombre en mayúsculas del golf y catapultó la importancia de su pensamiento y voz mucho más alto de lo que pauta la jurisdicción deportiva.

En España fue reconocido como un emblema patrio y se le premió con la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo, el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes (1989) o la Gran Cruz de la Real Orden del Mérito Deportivo (1993). Ballesteros, que forma parte del Salón de la Fama del Golf Mundial desde 1999, se fue de la vida con un lugar destacado en el Olimpo de los más grandes. La dolencia que acabó con su existencia no alcanzó a evitar que su legado le tradujera en un auténtico mito para las generaciones posteriores.

Creador de multitud de campos de golf e instalaciones deportivas a lo largo y ancho del planeta, su sello también ha quedado fijado en la Fundación Severiano Ballesteros, organismo que trabaja para profundizar en la investigación en torno a los tumores cerebrales y que, por otro lado, intenta acercar a los jóvenes más desfavorecidos la práctica deportiva. Todo eso ha sido 'Seve'.

Y, claro, alrededor de una persona de semejante valor suelen multiplicarse las anécdotas que ayudan a describir al personaje. Precisamente a este apartado pertenece el relato que Miguel Ángel Revilla ha querido compartir este viernes con la población española, a modo de homenaje a su ilustre paisano en la efeméride de su fallecimiento -el 7 de mayo de 2011, a los 54 años-.

El presidente cántabro ha expuesto cómo el golfista le salvó la vida en 1983. "Estoy vivo gracias a él", ha proclamado el jefe del Ejecutivo de Cantabria, que ha sacado esta historia en el acto de conmemoración del Día de Europa. El episodio hace referencia al accidente de un avión de la compañía Aviaco que provocó la trágica muerte de 80 personas en aquel año.

Pues bien, en aquella aeronave debía haber viajado Revilla, pero el golfista obligó al dirigente político a adelantar su viaje para poder compartir vuelo con él. Y así lo hizo, escapando de lo que la fortuna le habría deparado si hubiera actuado como pautaba lo programado. "Se negó a embarcar en aquel vuelo si no embarcaba yo. Aquel gesto me salvó la vida", ha resaltado.

El mandatario regional, que ha vuelto a dejar claro que aquello "marcó" su vida cuando, añadió que 'Seve' fue "uno de los cántabros más internacionales y más europeos". "Fue un hombre extraordinario y embajador por el mundo de Cantabria y España". Su nombre forma parte de la denominación del aeropuerto de Parayas, en Camargo, a cinco kilómetros de Santander. Y su recuerdo sigue representando un trozo de la bandera cántabra y nacional.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios