www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 35

Un colosal lío arbitral frena al Real Madrid en la pelea por LaLiga | 2-2

Un colosal lío arbitral frena al Real Madrid en la pelea por LaLiga | 2-2
Ampliar
lunes 10 de mayo de 2021, 00:32h
Los andaluces salieron mejor y se adelantaron, fruto de su dominio. Pero en la reanudación mejoraron los locales, asediando hasta empatar. Finalmente, el arbitraje, plagado de decisiones discutibles, permitiría a Rakitic comprimir la batalla por el título. Por Diego García

Viaja el Real Madrid en una montaña rusa emocional. Lo lleva haciendo casi desde que comenzó la temporada. Cuestionado al extremo en sus valles y ensalzado hasta el Olimpo en sus picos, lo cierto es que el defensor del título liguero ha llegado a los objetivos planteados en agosto: pelear por la Liga de Campeones y LaLiga hasta el último día. Eso sí, a estas alturas, 55 lesiones mediante, arriba al límite de su energía y con una cornada importante al haber quedado apeado de la final de Estambul. Y este domingo se descubrió jugándose su candidatura doméstica ante un Sevilla que también convive con vaivenes y que, a su vez, guarda opciones de triunfar.

Zinedine Zidane hubo de lidiar con las bajas de Sergio Ramos, Varane, Lucas Vázquez, Dani Carvajal y Mendy. Le tocó inventarse una zaga y apostó por volver a la línea de cuatro, con Odriozola, Militao, Nacho y Marcelo como protectores de Courtois. Casemiro, Luka Modric y Toni Kroos se mantuvieron en una titularidad a la que accedió Fede Valverde. Y Vinicius acompañaría a Karim Benzema en punta. Eden Hazard empezaría en el banquillo, al lado de 'Isco', Marco Asensio, Mariano, Rodrygo y los canteranos Antonio Blanco y Miguel Gutiérrez.

Julen Lopetegui, artífice de una obra de arte en la gestión de sus efectivos, dejó en casa al castigado Munir y contó con su plantilla al completo. Situó a Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos y Acuña en una defensa coronada por Bono. En el eje actuarían Fernando, Ivan Rakitic y Juan Jordán, con 'Suso' y el 'Papu' Gómez en el rol de nexos con Lucas Ocampos. Sin un delantero referencial, Luuk De Jong, Óscar Rodríguez, Youssef En-Nesyri, Óliver Torres y Franco 'Mudo' Vázquez se uniformaron de revulsivos.

Los hispalenses dejarían claro su carácter de inmediato. Batallaron por acaparar la posesión y la iniciativa. Trazarían circulaciones eternas, controladoras, en el campo rival. Y si perdían el cuerdo, presionaban con un ardor asfixiante. Esa salida protagónica andaluza, regada por la ausencia de un '9', empujó al repliegue a un sistema merengue que había susurrado valentía posicional. Acuña y Navas actuaban como extremos, con 'Papu' Gómez brillando en el papel de maestro de ceremonias.

Se había establecido un monólogo visitante de ritmo alto. El plan del cuarto clasificado pasaba por torturar el maltrecho fuelle del colectivo capitalino. Se remangaron, con asociaciones rápidas, si bien no alcanzarían a amenazar al portero belga en el unidireccional prólogo. Y en el minuto 12, en el remate inaugural, Benzema abrió el marcador. Vinicius lanzó una contra vertiginosa, abrió para el centro maravilloso de Odriozola y el testarazo ajustado del francés que batió a Bono. Sin embargo, el VAR lo anularía por un fuera de juego discutido. En una deliberación realmente corta para lo ajustado del entuerto.

El susto contaminaría de dudas a la retaguardia sevillana y todo el bloque de Nervión aminoraría su ambición. Bajando sus líneas y revoluciones. Y una diagonal y zurdazo alto de 'Suso' representaría el bagaje productivo sevillista antes del minuto 20. Mas, en un ajedrez tan comprimido y rebosante de técnica, con celeridad, y eficacia, haría caja uno de los contendientes. En el 22, Casemiro cometió una falta discutible y vio una amarilla muy rigurosa. Jordán accionaría una jugada ensayada que derivó en el centro de Navas, la asistencia de cabeza de Rakitic y derechazo a la red de Fernando -después de sentar al mediocentro brasileño-. Un desajuste le costaba muy caro al escuadrón de Chamartín.

Con todo, había recogido premio el Sevilla a su puesta en escena y los madrileños reclamarían el timón como respuesta. Casemiro y Vinicius chutarían a las manos de Bono en la reacción automática. Los hispalenses, competitivos y astutos, refrescarían la presión a cancha completa, con el fin de congelar el repunte ajeno. En cambio, no les quedaría otra que atrincherarse e intentar aplacar al regateador carioca, que había aceptado la dirigencia de la ofensiva merengue. Suyo fue un intento parabólico, tras colarse entre dos oponentes. Y Benzema forzó a Bono con un lanzamiento desde la frontal, cuando se atravesaba la media hora.

El minutaje se quemaría en torno a la anestesia andaluza, sobre un cimiento de imprecisiones. Y de un ida y vuelta latente y desprovisto de claridad en la finalización. La aproximación al descanso no acogería más que un disparo desviado de Casemiro desde la frontal -minuto 41- y un testarazo centrado de Koundé -minuto 45-. Ante esa perspectiva incierta, Zidane no movió ficha, aunque ordenó más riesgo y electricidad. Por ende, la delegación de Concha Espina se volcó. Aglutinando el esférico, la agresividad posicional y un ratio de recuperaciones mejorado.

Ese movimiento invitó a los visitantes a volar en transición y avisaría con un latigazo cruzado de Acuña -minuto 47-. Pero la dirección del viento había cambiado. Modric puso en apuros a Bono con un cañonazo -minuto 51-; reclamaron un posible penalti por mano de Jordán -el VAR revisó y negó la infracción-; Diego Carlos repelió un centro del croata -minuto 55-; Nacho remató fuera de foco desde larga distancia -minuto 60-; Casemiro engatilló demasiado angulado en la frontal -minuto 61-; y Vinicius perdonó el empate al rematar al poste desde el área pequeña -minuto 66-.

Aguantó el muro preparado por Pablo Sanz -segundo del sancionado Lopetegui- y afianzó el abrazo del contragolpe: entró En-Nesyri por el 'Papu' Gómez. Los locales darían la alternativa a Asensio y Gutiérrez -por Modric y Marcelo-, y en balear usó su primer intento para fijar el 1-1 -minuto 67-. Una emboscada impulsada por Benzema provocó la pérdida de Jordán y el relámpago que Kroos tradujo en el trueno del zurdo al primer palo. El dominio capitalino dio frutos, con el germano y Modric gobernando.

A falta de 20 minutos, el resultado no satisfacía a nadie. Se habían desatado los amarres, Valverde exigió al arquero marroquí y sobrevino un punto de inflexión. Un córner botado en el área madridista golpeó en la mano de Militao -que no estaba mirando a la redonda-, y en la contra, Benzema fue derribado por Bono. El trencilla pitó la pena máxima contra el Madrid. Rakitic asumió la responsabilidad de ser juez del campeonato y engañó a Courtois -minuto 79.

Comparecerían Óscar Rodríguez, Gudelj, Eden Hazard, Óliver Torres y De Jong -por Vinicius, 'Suso', Ocampos, Rakitic y Jordán- en el desenlace, tenso y con la temperatura por las nubes. A contrarreloj, y sin apurar las sustituciones, la agonía madridista no llegaría a la orilla de la remontada. Asensio se echó a la espalda la épica y un gol de Hazard en el 93 evitó que el Sevilla rompiera una sequía de triunfos a domicilio y ante este club que empezó en 2008. LaLiga se definirá en el pestañeo final. Con el Atlético en ventaja.

- Ficha técnica:

2- Real Madrid: Courtois; Marcelo (Miguel Gutierrez, min. 65), Nacho, Millitao, Odriozola; Casemiro, Modric (Asensio, min. 55), Kroos, Fede Valverde; Vinicius (Hazard, min. 78) y Benzema.

2- Sevilla: Bono; Acuña, Koundé, Diego Carlos, Jesús Navas; Fernando, Jordán (Gudelj, min. 83), Rakitic (Óliver Torres, min. 87); 'Suso' (Óscar Rodríguez, min. 82), Ocampos (Luuk de Jong, min. 87) y 'Papu' Gómez (En-Nesyri, min. 55).

Goles: 0-1, Fernando (min. 21); 1-1, Marco Asensio (min. 66); 1-2, Rakitic (min. 78); 2-2, Hazard (min. 93).

Árbitro: Juan Martínez Munuera. Amonestó a Casemiro (min. 20), Suso (min. 55) y a Gudelj (min. 84).

Incidencias: partido correspondiente a la 35ª jornada de LaLiga, disputado en el estadio Alfredo di Stéfano.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios