www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

Desalojadas más de 9.000 personas en Barcelona en otra noche de botellones

Varios jóvenes abandonan la playa de la Barceloneta mientras la policía los desaloja.
Ampliar
Varios jóvenes abandonan la playa de la Barceloneta mientras la policía los desaloja. (Foto: Efe)
domingo 16 de mayo de 2021, 11:03h

La fiesta continúa. Las ganas de ocio superan los avisos por los peligros de la pandemia y los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana tuvieron en Barcelona que desalojar a más de 9.000 personas que participaban en concentraciones multitudinarias y botellones, en una nueva noche de aglomeraciones desde que decayera el estado de alarma y sin que se hayan respetado en muchos casos las medidas de seguridad.

El intendente mayor de la Guardia Urbana, Ricardo Salas, ha explicado que las personas pueden salir a la calle, puesto que ya no hay ni toque de queda nocturno ni limitación de la movilidad, pero ha insistido en que se deben cumplir las medidas sanitarias.

El Ayuntamiento de Barcelona ha informado de que entre las 22:00 horas del sábado y las 06:00 horas de este domingo, Mossos y Urbana han desalojado un total de 9.055 personas, siendo el principal punto de la capital catalana en el que se ha registrado una concentración más masiva la playa de Sant Miquel, donde los agentes han dispersado a unas 2.000 personas.

El dispositivo policial conjunto ha redirigido a los congregados en esta playa hacia el Paseo Juan de Borbón, por el lado sur, para impedir de esta manera que intentasen acceder de nuevo a las calles de la Barceloneta tras ser desalojados y evitar además ruidos molestos para los vecinos. Además de la playa Sant Miquel, el Paseo del Born y el Passeig Lluís Companys han sido las otras dos zonas de la ciudad en las que se han producido más aglomeraciones.

Al margen de las personas desalojadas, durante la pasada noche se han levantado tres actas administrativas contra tres locales por incumplir el horario permitido.

Macrofiesta en Pamplona

Del mismo modo, hasta 151 personas que participaban en una macrofiesta en una fábrica abandonada en el barrio pamplonés de Echavacoiz fueron identificadas por la Policía Municipal de la capital navarra, cuatro de cuyos agentes han resultado heridos esta noche cuando vigilaban el cumplimiento de la normativa sanitaria.

La Policía Municipal de Pamplona, al observar que en la fábrica, que es utilizada habitualmente por un colectivo vecinal para organizar actividades, había una gran cantidad de personas bebiendo y comiendo, sin mascarilla ni guardar la distancia de seguridad, varias patrullas acudieron al lugar, con el apoyo de dotaciones de la Policía Nacional y Policía Foral, que no llegaron a intervenir.

En total los agentes identificaron a 151 personas, tanto adultos como menores, sin que en esta intervención se produjeran incidentes.

Desde la Policía Municipal de Pamplona han destacado, no obstante, la "violencia inusitada hacia los agentes" que se ha registrado en otros puntos de Pamplona, donde se ha recibido a los policías que vigilaban el cumplimiento de la normativa sanitaria con insultos, quema de contenedores y lanzamiento de botellas. Dos personas han sido detenidas y cuatro policías municipales han resultado heridos.

Tras varios avisos de ciudadanos por molestias en la vía pública, los agentes municipales han acudido a varios botellones (María Auxiliadora-Plaza Gazolaz, Concejo de Sarriguren, Sancho Ramírez-Parque de Yamaguchi y Parque de los Enamorados). También se ha denunciado a cinco locales de hostelería por diversos incumplimientos.

La Policía Foral, por su parte, ha realizado esta noche 43 intervenciones, 10 de ellas por botellones, además de otros en los que, al acudir los agentes, sus participantes ya se habían dispersado. Se han registrado asimismo 15 accidentes de tráfico y tres de los conductores implicados han dado una tasa de alcoholemia delictiva.

Sanciones en Salamanca

Por otra parte, la Policía Local de Salamanca ha tramitado desde el pasado jueves, hasta primeras horas de este domingo, un total 877 denuncias por incumplimiento de la normativa sanitaria durante el primer fin de semana completo desde el decaimiento del estado de alarma el pasado 9 de mayo.

La mayor parte de ellas, 682, han sido formuladas entre las últimas horas del pasado viernes y las primeras de este domingo, principalmente por no llevar mascarilla, no guardar la distancia de seguridad, por el consumo de alcohol en la calle, ruidos y molestias en reuniones de pisos y exceso del límite de personas en estas. Han sido sancionados también varios establecimientos de ocio nocturno por no respetar el aforo máximo permitido

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

0 comentarios