www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Víctor del Árbol: El hijo del padre

domingo 16 de mayo de 2021, 22:02h
Víctor del Árbol: El hijo del padre

Destino. Barcelona, 2021. 416 páginas. 20,90 €. Libro electrónico: 9,99 €.

Por Adrián Sanmarrtín

“Dicen que toda historia tiene un principio y un final, cuando en realidad somos nosotros los que elegimos un momento para empezar y otro para terminar nuestro relato. Escribir es una forma de ordenar y de dar sentido a aquello que no lo tiene; acotamos el infinito en unos corchetes de tiempo”, leemos en las notas de Diego Martín, protagonista de la última novela de Víctor del Árbol (Barcelona, 1968). Esas notas abren la obra, y se encontraron en su celda de la Unidad de Evaluación Psiquiátrica, tras el incendio que se produjo en la madrugada del 14 al 15 de septiembre de 2011.

¿Necesita Diego Martín, como nos confiesa, escribir para dar sentido a lo que no lo tiene? ¿Precisa Diego Martín explicarnos, y sobre todo explicarse a sí mismo lo que hizo: “Secuestré a Martin Pearce, lo metí en el maletero de mi coche y conduje más de mil kilómetros hasta la Casa Grande. Una vez allí lo torturé durante tres días con sus largas noches y el 11 de noviembre de 2010 lo maté disparándole dos veces en la cabeza. Después llamé a la policía y me senté a esperar”.

El enigma es que Diego Martín no es un delincuente ni un facineroso. Al contrario, es un hombre respetable, que partiendo de unos orígenes humildes salió adelante y se convirtió en esposo, padre de familia y profesor universitario. Parece que no tiene todo y podría considerársele un triunfador. Pero…siempre hay un pero detrás de las luminosas fachadas de vidas aparentemente sin aristas. Y ahí es donde indaga la literatura más turbadora, como es el caso de El hijo del padre, donde Víctor del Árbol nos sirve una historia de gran dureza en la que el menor atisbo de felicidad se vuelve una misión imposible.

Diego Martín arrastra un pasado que es incapaz de superar, con la omnipresente sombra de un padre que no se comportaba precisamente como se espera, y con el que mantiene una conflictiva relación, a la búsqueda de un ansiado afecto que se le negó. O que quizá no supo entender la manera en que se le ofrecía: “Siempre te quise. Nunca supe quererte”, le dirá su progenitor, Antonio, en un estremecedor mea culpa.

El hijo del padre nos sumerge en la trayectoria de una familia cargada de secretos, nos lleva por varios momentos y situaciones de la historia española, marcada por una guerra fratricida, y nos enfrenta a delicadas cuestiones como la enfermedad mental que sufre Liria, hermana de Diego Martín y a quien este idolatra, ingresada en un hospital psiquiátrico, donde trabaja como enfermero Martin Pearce.

Las propuestas novelísticas de Víctor del Árbol, nunca son ligh ni complacientes. Así en La tristeza del samurái, La víspera de casi todo (Premio Nadal 2016) y Antes de los años terribles, entre otros títulos. Y ahora en El hijo del padre. Adéntrense en esta novela y descubran un universo empapado de lo más oscuro del corazón humano.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios