www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

La nueva vida del campo

Jesús Romero-Trillo
jueves 20 de mayo de 2021, 20:31h
Con el final del estado de alarma ha habido miles de personas que han viajado fuera de sus localidades tras un duro año de confinamiento y restricciones. Sin embargo, estas visitas no van a revertir la dinámica de despoblación que afecta a una gran parte de España. En la actualidad, hay 3.403 municipios en riesgo de despoblación, según un reciente informe del Banco de España.

El fin de semana pasado tuve ocasión de participar en unas jornadas en Salamanca sobre pastoreo e inclusión social organizadas por la Fundación Mil Caminos. Durante tres días se sucedieron múltiples mesas redondas con intervenciones de profesores universitarios, técnicos de la administración, ganaderos, ingenieros, sociólogos y educadores. Los temas tratados fueron diversos: el lenguaje de los pastores -el de siempre y el de las redes sociales, el uso de las nuevas tecnologías aplicadas al pastoreo o la presentación del informe FOESSA sobre la situación social en España tras el Covid-19, entre otros muchos. Los participantes apostaban por la vida en el campo como alternativa a las macro-ciudades, que como modelo de vida mayoritario en España ha demostrado tener grandes debilidades a raíz del confinamiento. Sin embargo, aunque la pandemia ha evidenciado la importancia de la agricultura y la ganadería para la supervivencia del país, terminada la emergencia cabe preguntarse si las administraciones tendrán la voluntad de responder a las necesidades del mundo rural.

Las jornadas conmemoraban el 50 aniversario del nacimiento de la Casa-Escuela Santiago Uno que acoge a niños y jóvenes con dificultades familiares en Salamanca. Este proyecto comenzó siguiendo el modelo de la Escuela de Barbiana y del sacerdote italiano Lorenzo Milani y su labor educativa con los niños campesinos descartados por el sistema escolar. El libro “Carta a una maestra”, publicado en 1968, sigue gozando de una gran actualidad, como se demostró el día de Europa de este año, el 6 de mayo, cuando la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von Der Leyen, dijo: “Que “I care”, el lema de Don Milani, "sea el lema de Europa".

Por ello, no es casualidad que los verdaderos protagonistas del encuentro de Salamanca fueron los jóvenes que viven y estudian en los programas socioeducativos de la Fundación Mil Caminos. Ellos se ocuparon de la logística de las jornadas a la vez que presentaron sus proyectos a los participantes con un lenguaje preciso y entusiasta. De hecho, los educadores pasaron totalmente desapercibidos y dejaron a los jóvenes la responsabilidad del desarrollo de las sesiones. Entre ellos había españoles -tanto payos como gitanos-, y también extranjeros de varios países latinoamericanos y africanos -no pocos de ellos llegados en patera nuestras costas.

Aún estamos a tiempo de evitar la desaparición de miles de pueblos. La España rural puede volver a ser el lugar donde muchos jóvenes de nuestro país puedan vivir y trabajar, y puede ser también el lugar donde recomiencen la vida muchos jóvenes que vienen de lejos. Puede ser la nueva vida del campo.

@jromerotrillo

Jesús Romero-Trillo

Catedrático de Filología Inglesa en la UAM

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(1)

+
0 comentarios