www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

aborto

Rajoy exige al Gobierno medidas contra la crisis y no distracciones como el debate del aborto

lunes 08 de septiembre de 2008, 14:24h
Mariano Rajoy considera que el Gobierno ha abierto debates como el del aborto o el de la memoria histórica, para distraer la atención de los verdaderos problemas de España. Por ello, ha pedido a Zapatero que tome medidas y no trate de distraer a la población con debates.

Rajoy ha subrayado que España saldrá de la crisis como ya lo hizo -ha recordado- en situaciones similares a principios de los ochenta o en 1996, pero ha reiterado que se superará "antes y con menos daño" si el Gobierno "toma medidas ya" y deja de "improvisar".

A su juicio, José Luis Rodríguez Zapatero "cree que los problemas se resuelven solos", postura de la que él discrepa, porque cree que se debe hacer un diagnóstico de la situación y "aplicar políticas económicas", algo que el presidente del Gobierno "no está haciendo".

"Sí hay soluciones, pero hay que gobernar", ha insistido, antes de explicar que si él estuviera en el Gobierno impulsaría un plan de austeridad de las administraciones públicas, reduciría al 20 por ciento el impuesto de sociedades a las pymes, revisaría los módulos de los trabajadores autónomos y ayudaría a las personas que están pagando créditos con una "subida fuerte" de las deducciones en el IRPF.

Todo ello, en su opinión, contribuiría a transmitir confianza, seguridad y certidumbre, que es "lo que se necesita en una situación como ésta". Rajoy se ha mostrado partidario de reducir el gasto público "superfluo" y de bajar los impuestos, ya que cuando se hace esto "las empresas invierten, se crean puestos de trabajo, los empleados no cobran paro y pagan IRPF, y eso permite aumentar los gastos sociales".

"En situaciones como ésta lo serio es apostar por la gente que crea riqueza y empleo; si no ayudamos a esa gente, no hay política social posible, el Estado no va a recaudar dinero. Yo lo viví, y es lo que haría en estos momentos", ha reiterado.

A su juicio, es "absurdo" culpar de la situación sólo a causas externas a España, y ha arremetido contra los cuatro primeros años de gobierno socialista, en los que no se hizo "nada" y el Gabinete de Zapatero se limitó a vivir "de la herencia" del PP.

Así, Rajoy ha arremetido contra el Ejecutivo por impulsar la reforma de la ley del aborto -aunque sobre la actual, ha dicho, existe un gran consenso- para "distraer de los verdaderos problemas" y "que no se vea la incapacidad" del Gobierno.

Es un debate, según ha dicho, que no figuraba en el programa electoral socialista, por eso es una "hipocresía" sacarlo ahora, cuando además debería tratarse "con más delicadeza" porque "los abortos involuntarios y voluntarios son un drama".

En similares términos se ha referido al apoyo del Gobierno a la iniciativa del juez Garzón de investigar los desaparecidos durante la guerra civil y la dictadura, otro debate -ha dicho- que se utiliza ya no sólo para distraer, sino también para "dividir y crear tensión" a pesar de que durante la transición todos los partidos se pusieron de acuerdo "para mirar al futuro".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios