www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA CAPITAL, BLINDADA POR LA POLICÍA

La afición 'atlética' obvia a Almeida: muere un niño y Neptuno, lleno

La afición 'atlética' obvia a Almeida: muere un niño y Neptuno, lleno
Ampliar
sábado 22 de mayo de 2021, 23:37h
Unos 730 agentes, 130 municipales y unos 600 nacionales, velarán por la seguridad de los ciudadanos.

Minutos después de la consecución del undécimo título de Liga del Atlético de Madrid, José Luis Martínez Almeida escribió lo siguiente en sus redes sociales: "Por favor, pido a los 'atléticos' que no vayan a Neptuno. Soy el primero que entiende las ganas de celebración, pero no es el momento. El virus sigue entre nosotros, no tiremos por la borda el trabajo de estos meses".

El alcalde capitalino ya conocía en ese momento que centenares de aficionados colchoneros se estaban congregando en tres puntos de la geografía madrileña: los alrededores del estadio Wanda Metropolitano, en el perímetro exterior de la ciudad deportiva del Cerro del Espino -en la localidad de Majadahonda- y la céntrica plaza de Neptuno, en el centro de la urbe -lugar de peregrinaje tradicional de los festejos rojiblancos-.

Almeida, otras autoridades y el propio club habían alertado en los días previos a este final liguero de la necesidad de aplazar los festejos para otras fechas, pues la pandemia está lejos de ser domada. La directiva había pautado que el acto de entrega del trofeo se realizaría en un acto privado, este domingo, en las instalaciones del estadio que también se usa como centro de vacunación contra el coronavirus. Y se suspendieron las habituales recepciones en el Ayuntamiento y la sede de la Comunidad de Madrid. Si bien el alcalde e Isabel Díaz Ayuso habían aclarado que iban a participar del escueto evento a las 20:00 horas-.

Nada de acudir a Neptuno y fundirse en un baño de masas, especificó el Atlético. Sin embargo, sólo media hora después de la conclusión del anhelado triunfo en Valladolid, la mencionada plaza presentaba un aspecto que bordeaba el lleno. Respetando, eso sí, el área que los agentes policiales había delimitado por medio de un férreo vallado.

El dispositivo implementado constaba de 130 miembros de la Policía Municipal y 600 de la Policía Nacional, amén de agentes de la Brigada Móvil, del grupo de Caballería, de la Brigada de Información y de la Unidad de Intervención Policial (UIP). La Jefatura Superior de Policía de Castilla y León se coordinó con estas fuerzas para custodiar a los aficionados rojiblancos que se desplazaron a Pucela. Todo ello actuaría para imponer la prudencia dentro de los límites estudiados. El problema es que la afición colchonera no correspondió.

No se registrarían incidentes, pero la celebración que se vivió poco tuvo que ver con el contexto de pandemia. Los primeros cálculos de las autoridades, que habían dado sus recomendaciones ("Mantén la distancia con el resto. Lleva tu mascarilla cubriendo nariz y boca. Desinfecta tus manos frecuentemente"), hablan de miles de personas participando de la fiesta en las calles -en todo el país-. En resumen, en la noche sabatina la masa social involucrada ha desafiado al coronavirus sin contemplar las medidas sanitarias ni el cuidado debido en esta situación.

Pero lo peor de la fecha no ha sido esto. En el aparcamiento de la céntrica Plaza de Santa Ana de Madrid, un niño de 14 años ha fallecido al sacar el cuerpo por la ventanilla de la furgoneta en la que viajaba y estrellarse contra un muro. Este joven participaba de la celebración 'atlética' cuando el vehículo, que portaba una bandera colchonera, accedió a dicho recinto. Viajaban con él un hermano suyo y amigos de sus padres.

El duro impacto conllevó un traumatismo craneoencefálico severo y entró en parada cardiorespiratoria. Los efectivos del Samur-Protección Civil que acudieron al trágico aviso practicarían maniobras de reanimación durante más de una hora, según se ha relatado. Pero no podrían evitar el oscuro desenlace. El equipo de psicólogos se ocuparía de los familiares del menor -los padres llegaron en cuanto se enteraron de la noticia-. Y, a pesar de la facilidad de comunicación que aporta la tecnología actual, la fiesta proseguiría en la calle.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios