www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 38

El Real Madrid, subcampeón tras remontar frente al Villarreal | 2-1

El Real Madrid, subcampeón tras remontar frente al Villarreal | 2-1
Ampliar
sábado 22 de mayo de 2021, 20:50h
El bloque castellonense salió mejor al partido y se adelantó con justicia. Y los merengues no atinaron a convertir sus ocasiones hasta el final, con goles de Benzema y Modric. Por Diego García

El Real Madrid compareció este sábado en el estadio Alfredo di Stéfano para cerrar su abrasiva temporada -más de 60 lesiones han padecido y apurar sus opciones de asaltar el liguero en la última bala imaginable. Viajaban a dos puntos del liderato, obligados a ganar y a esperar que el Atlético resbalara en el campo del urgido Valladolid. Se medían los merengues a un Villarreal que competiría por el acceso directo a la Europa League y se miraría de reojo la histórica final planificada para el próximo miércoles, ante el Manchester United.

Zinedine Zidane hubo de lidiar con las bajas de Dani Carvajal, Lucas Vázquez, Mendy, Eden Hazard y Toni Kroos. Recuperó a Sergio Ramos, mas le dejó en el banquillo y formó la zaga con Varane, Militao, Courtois y con el canterano Miguel Gutiérrez y Odriozola en los costados. Luka Modric, Casemiro y Fede Valverde ocuparían el eje, mientras que Marco Asensio y Vinicius abrirían el campo para alimentar a Karim Benzema. Marcelo, 'Isco', Mariano, Rodrygo y Antonio Blanco asomaban como revulsivos.

Unai Émery, en su caso, no dispuso de Samu Chukwueze, Rubén Iborra y Foyth. El estratega vasco apostó por desplegar un once creativo, con el talento de Dani Parejo, Manu Trigueros, Yeremi Pino, Carlos Bacca y Gerard Moreno sostenidos, sólo, por la figura de Capoue. Mario Gaspar, Pedraza, Raúl Albiol, Pau Torres y el meta Rulli completarían la retaguardia. Y esperarían turno nombres como Estupiñán, Paco Alcácer, Moi Gómez, Coquelin, Fer Niño o Dani Raba.

Con dos equipos tendentes a buscar la iniciativa -al menos, en el planteamiento inicial- comenzó un encuentro en el que los locales saltaron al verde al galope. Los defensores del título, sabedores de lo limitado de su fuelle, buscaron las vueltas al repliegue castellonense a un ritmo desbocado. Tanta electricidad metieron a sus combinaciones que multiplicarían las imprecisiones, frente a un bloque compacto, y no conectarían remates hasta el minuto 24. Cuando Asensio peinó arriba una falta botada por Modric.

Odriozola, Vinicius y Varverde pautaban la ruta de avance y el tempo acelerado de su propuesta cuando entraban en cancha ajena, al tiempo que los visitantes aguardaban, astutos, para dañar en vuelo. Poco a poco, de la mano de Parejo y Trigueros, el 'Submarino' se granjearía protagonismo y personalidad con la pelota. Anularían la tratativa de presión alta capitalina con circulaciones verticales punzantes. En esa suerte resplandecería Gerard Moreno. El internacional español abrió la espita dejando a Bacca en mano a mano con Courtois. Pero Militao emergió, imperial, para arrebatar la nítida ocasión al colombiano -minuto 7-.

El atacante, máximo goleador español de LaLiga, agujerearía entre líneas al desequilibrado sistema de Chamartín. En los lados de Casemiro se filtraban envíos venenosos en cada transición, constriñendo a los centrales a pasear por el alambre de forma perenne. Ese ajedrez, que rimaba con una comodidad creciente de la defensiva amarilla, desembocaría en el 0-1. Moreno se inventó una asistencia de terciopelo, por encima de los zagueros y sin espacio, para que Pino controlara en escorzo y resolviera a placer. Desde el punto de penalti -minuto 20-. Y Capoue y Bacca perdonarían. El francés condujo sin oposición desde el ecuador y disparó mal en la frontal -en el 28- y el cafetero no controló en el área pequeña un pase quirúrgico de Pedraza -en el 32-.

La doma del guión practicada por los levantinos había dado fruto, con la paciencia que le faltaba a su contrincante. El cerebro croata yacía descontextualizado y los regateadores locales tampoco localizaban los desajustes. Eso sí, no torció el gesto el Madrid, prosiguiendo con la hoja de ruta de pelea por la posesión. Mas, antes del descanso sólo pedirían una pena máxima por mano de Parejo -que hubo, pero el VAR la entendió involuntaria- y produjeron un latigazo de Modric que lamió la madera -minuto 35-, un zurdazo a las nubes de Benzema y un testarazo de Casemiro que detuvo el arquero argentino -minuto 45, el único tiro a puerta madridista del primer acto-.

Había encallado el favorito en la montonera de centros laterales, para placidez de un Villarreal que se permitía arriesgar en el cortejo del esférico. Zidane leyó la subida postrera de revoluciones en la presión y mantuvo la confianza en el once pensado, también en la reanudación. En cambio, duraría esa alternativa a los mismos efectivos hasta el minuto 54, a pesar de la volea desatinada de Valverde, el cabezazo parabólico de Militao -en córner- que rozó el larguero, la vaselina infructuosa de Vinicius y el gol de Benzema -anulado por el VAR debido a un ajustado fuera de juego-. Daría entrada, ya en contrarreloj y con los colchoneros perdiendo en Pucela-, a 'Isco' y Rodrygo -por los desacertados Asensio y el extremo carioca-.

Se constató, en este lapso, una mutación notoria: la coordinación adelantada madrileña abortaba el fluir combinativo castellonense, quedando las contras limitadas y reforzando la apuesta de Casemiro como llegador -pues su ausencia no se notaba cuando tocaba retroceder, por la activación de resto-. Estaba tirando de orgullo el trece veces campeón de Europa, disimulando el terrible cansancio con control y ambición posicional. La inclusión del malagueño afianzaría el monopolio sobrevenido, si bien adolecerían de lucidez nublada en tres cuartos de campo. Mas, consiguieron que le durara muy poco la posesión a los amarillos.

Abrazarían los capitalinos su característica garra y convicción, siempre exponiéndose y horadando por los carriles exteriores. Ese dominio horizontal erosionaría el fuelle de la delegación de Vila-Real. Rulli no vería un agudizar de su trabajo ni una tormenta en los aledaños de su arco, pero variarían los futbolistas en desventaja la paleta y redondearían el derroche desde el clavo ardiendo táctico. Así, con Coquelin, Rubén Peña, Marcelo, Mariano, Alcácer y Nacho en dinámica -por Bacca, Capoue, Casemiro, Odriozola, Moreno y Gutiérrez-, el esfuerzo agónico de Rodrygo sembró un fallo grotesco del portero argento en la salida de juego que Benzema desperdició, rematando desviado en franquía -minuto 67-.

Clausuraría el curso 'Zizou' con tres centrales y volcado al ataque. Pino amenazaría a la carrera, con un derechazo raso y sin dirección -minuto 70- y hasta esa acción se extendería la creatividad del 'Submarino'. En un ejercicio de épica, echó el resto un escuadrón arrasado pero rebosante de pedigrí. Y se diluyó la nómina de Emery. Rodrygo se volvería a reivindicar como solución -en el rol de carrilero-, Marcelo se sumaría al renacer y brotó la fuente de la claridad ofensiva. Modric, en ignición, embocó un remate que bordeó el palo -minuto 84-; Mariano marró un testarazo regalado -no logró conectarlo-; 'Isco' eligió controlar en lugar de chutar en dos llegadas; y Rulli neutralizó el espinoso intento angulado de Marcelo -minuto 86-. Antes de que Benzema empatar con un delicado golpeo que se coló por la escuadra -minuto 88- y que el croata subrayara la remontada con una volea puntiaguda -minuto 92, a pase del anotador galo-. En consecuencia, el genial fogonazo dio carpetazo al subcampeonato. En el que bien puede representar el último día de Zidane y Ramos en la disciplina madridista.

- Ficha técnica:

2 - Real Madrid: Courtois; Odriozola, (Nacho, m.68) Militao, Varane, Miguel Gutiérrez (Marcelo, m.68); Casemiro (Mariano, m.68), Fede Valverde, Modric; Marco Asensio (Isco, m.56), Vinicius (Rodrygo, m.56) y Benzema.

1 - Villarreal: Rulli; Mario Gaspar, Raúl Albiol, Pau Torres, Pedraza; Capoue (Coquelin, m.66), Parejo, Manu Trigueros (Moi Gómez, m.86); Yeremi, Bacca (Peña, m.66) y Gerard Moreno.

Goles: 0-1, m.20: Yeremi Pino. 1-1, m.87: Benzema. 2-1, m.92: Modric.

Árbitro: Munuera Montero (colegio andaluz).

Incidencias: encuentro correspondiente a la trigésima octava jornada de LaLiga Santander, disputado a puerta cerrada en el estadio Alfredo di Stéfano.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios