www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

María Folguera: Hermana. (Placer)

lunes 21 de junio de 2021, 00:27h
María Folguera: Hermana. (Placer)

Alianza. Madrid, 2021. 190 páginas. 16,00 €. Libro electrónico: 10,99 €.

Por Aránzazu Miró

Qué estupenda propuesta de título difícil acoge la novela de María Folguera. Ella explica que pretende conjugar ambos términos en un único concepto. Para mí es un título que no se aguanta. El paréntesis, el punto... no consigo encajarlos. Sin embargo, el contenido es espléndido. Difícil de captar en un título, eso es verdad.

María Folguera ha enlazado un magnífico collage en que entreteje en paralelo la historia de una amistad entre dos mujeres, la actriz y músico "de Ávila" y ella misma, escritora, directora y gestora teatral, con la búsqueda del sentido de la escritura en la mujer más allá de ese cuarto propio que tanto debemos a Virginia Woolf y del análisis del feminismo en la cultura anglosajona por donde se abrieron las primeras rendijas. Pero también más allá del ya tradicional análisis de la escritura de mujeres en que «la información más cotidiana y accesible sobre las escritoras que admiro siempre pone en primer lugar el suicidio o la autodestrucción, sí; pero además, y para ensalzarla, después me cuentan que madrugaba y que escribió tres novelas a pesar de tener cinco hijos y ser madre soltera (p. 94.)». Esas heridas abiertas que diagnosticaba Begoña Méndez en su cuaderno WunderKammer.

La narración de la historia de las dos amigas protagonistas es arriesgada, entrecortada, poco lineal, y sin embargo resulta interesante, vivaz, y además actual: narra la intromisión del virus en nuestras vidas haciendo normalidad literaria de una pandemia, con las idas y venidas difíciles que ha supuesto en nuestras vidas. Un gran acierto, en una historia que desde el hoy y nuestra relación con la pareja, los hijos, el trabajo o la creación nos ofrece una escritura contundente −¡qué frases iniciales, qué metáforas resultonas!− en que reflexiona en vivo, en un segundo escenario, a modo de teatro dentro del teatro, en la que es una nueva visión de la escritura autobiográfica de la mujer, esa en que ella trabaja en busca del significado del placer.

Del rescate de Elena Fortún al que la autora María Folguera ha dedicado tanto ensayo como obra teatral a ese mismo estudio por el que transita su alter ego literario, va más allá en un recorrido de las autoras españolas del siglo XX en que Rosa Chacel, Carmen Martín Gaite, Carmen Laforet o Santa Teresa de Jesús pero también Elvira Lindo (primera escritora viva), María Zambrano o Zenobia Camprubí sirven de excusa para cerrar el círculo que va de Elena Fortún a María Lejárraga, Matilde Ras y Ana María Matute con retorno a Elena Fortún. Es el reconocimiento de esa «dificultad de entender y de hacer entender (p. 189)» de la construcción de la figura de la mujer escritora como ese ser solitario que nos han hecho ver, porque «si escribieron su dolor a escondidas, (...) mucho más les costó reconocer el placer, aunque fuera menudísimo (p. 187)».

Ese es el rastreo que dentro de la narración realiza Folguera: cómo siquiera «una suma de pequeñeces (p. 189)» que vendría a ser el resumen de esa sensación de placer que las escritoras, en tanto mujeres, han vivido como una autoinculpación de la que merecer disculparse, a la vez que la relación de amistad del plano actual de la novela plasma cómo las mujeres gestionamos aquí y ahora esas posibles inculpaciones.

Hace una lectura muy interesante del transcurso de la amistad con un rastreo por esa ventana abierta mientras el cielo permanece oscuro (p. 187), en la que es una excelente reivindicación del vigor de la escritura de Elena Fortún, merecido. Espléndido el encaje de bolillos en que nos lo ofrece insertado María Folguera. Una escritora y dramaturga a seguir.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios