www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Lo que separa a Messi del Barcelona: mismo sueldo, Hacienda y la independencia de Cataluña

Lo que separa a Messi del Barcelona: mismo sueldo, Hacienda y la independencia de Cataluña
Ampliar
viernes 02 de julio de 2021, 08:49h
El argentino no renovó su contrato por 'flecos', según ambas partes. El acuerdo económico era total, se ha dicho.

El shock que representa que Lionel Messi no haya renovado con el Fútbol Club Barcelona, y sea un jugador sin equipo, a contaminado a la comunidad futbolística mundial en su conjunto... menos a sus protagonistas. Con la masa social azulgrana debatiéndose entre el optimismo de Joan Laporta y el silencio del entorno del seis veces Balón de Oro, lo cierto es que se han disparado los análisis en torno a los motivos por los que no se ha llegado a una firma que ampliara la vinculación del zurdo legendario con el club de su vida. Después de meses de negociaciones.

No cabe en la cabeza, para muchos culès, que 'La Pulga' se haya ido de este modo. Tras debutar en octubre de 2004, en un partido ante el Espanyol, nunca se había contemplado esta posibilidad. Salvo en el pasado verano, cuando los abogados del rosarino emitieron un burofax con dirección a Josep Maria Bartomeu. Una nota en la que se reclamaba que dejaran salir gratis al deportistas, acogiéndose a la cláusula contractual que le permitía decidir su futuro al final de cada temporada -firmada en 2017-.

Exceptuando ese traumático episodio, que erosionó la imagen del argentino como capitán del primer equipo, resultaba impensable que el goleador no acabara su carrera en la Ciudad Condal. Sin embargo, se ha extinguido su faraónico contrato y la búsqueda de otro muy similar no ha llegado a término. Porque el club, ahora, no puede permitirse pagarle más de 500 millones de euros en un pacto multianual. No sin hacer explosionar del todo su delicada situación financiera. La pobre gestión de la directiva saliente y el Covid-19 han dibujado un aprieto monumental para cuadrar las cuentas como pauta el llamado Fair Play Financiero.

Para renovar al mejor futbolista de la historia del club, en los términos salariales prometidos -300 millones de euros, ni un céntimo de rebaja con respecto a lo que venía cobrando-, LaLiga pauta una rebaja, urgente y forzosa, de más de 200 millones de euros en sueldos y amortizaciones. Es decir, si se hubiera firmado la continuidad de Lionel antes del 1 de julio, la entidad blaugrana habría de acelerar para deshacerse de algunas de las piezas fundamentales del vestuario. A toda velocidad, pues las sanciones las acecharían de inmediato.

Sin embargo, habrían más 'flecos' no solucionados en el nuevo contrato. Según ha trascendido, por parte de fuentes conocedoras de las conversaciones desde ambas partes, hay factores que en nada tienen que ver con el difícil encaje del salario pactado dentro de la regulación de LaLiga. Siendo este el principal escollo, pues el organismo dirigido por Javier Tebas y Hacienda podrían no ver con buenos ojos la fórmula de pago que ha salido a la luz. Consistente en que Messi juegue dos años y el Barça le pague en cinco.

Se ha pronunciado al respecto expertos fiscales que apoyan o critican esa maniobra. Los que no se adhieren al intento de Laporta hablan de una estratagema para dividir la masa salarial entre cinco años, y no entre tres -para hacer más asequible la rebaja del límite salarial del equipo-; y de una consecuencia resbaladiza. El plan del jugador, que ha ganado más peso entre sus portavoces acostumbrados, tiende a competir dos temporadas más en el Barça y probar suerte en el extranjero a partir de ahí (Miami ha cobrado mucha fuerza). Si se fuera a Estados Unidos en el tercer año de contrato estaría cobrando del salario pactado a cinco años con el Barcelona, sin ser residente ya en España, con lo que no lo tributaría. Y Hacienda podría considerar que le correspondería tributar en España todos los años de su acuerdo contractual.

Tanto el jugador como el club tienen antecedentes penales. Lionel, como se constató se febrero de 2021, tiene que pagar a la Hacienda española 370 millones de euros en impuestos por el contrato firmado en 2017, de 555 millones de euros de sueldo en cuatro temporadas. Es una de las personas que más contribuye al organismo de control fiscal y no quiere, bajo ningún concepto, pasar por el infierno que supuso para él ser señalado como un defraudador cuando hubo de ir a testificar en persona -y a ser condenado-. Es por eso que sus abogados están mirando con lupa cada punto y cada coma de las condiciones de pago que les ha puesto sobre la mesa la directiva actual culè.

Pero, habría más. Se ha deslizado como fiable la cláusula por la que el jugador quedará con la opción de 'huir' si al secesionismo le da por declarar la independencia catalana de nuevo. La conocida como cláusula ‘anti-independencia’, que ya se firmó con Bartomeu hace cuatro años, permite al futbolista abandonar el club y buscar un hueco en una gran liga -si los blaugranas pasaran a competir entre clubes catalanes-. No quiere, para nada, someterse a un periodo de incertidumbre causado por la política. Ya lo esclareció hace casi un lustro y esa querencia sigue más que vigente. Con Laporta manifestando que recolocará al equipo como bandera de Cataluña. Y celebrando los indultos horas antes de la extinción del contrato de Lionel. Así que se trata de un brete que no está manteniendo "tranquilos" a un puñado sobresaliente de socios del Barça.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+

2 comentarios