www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BALONCESTO

NBA. "Dar un puñetazo a Mirotic me hizo mejor persona"

NBA. 'Dar un puñetazo a Mirotic me hizo mejor persona'
Ampliar
EL IMPARCIAL
viernes 23 de julio de 2021, 08:38h
Habla uno de los jugadores campeones con los Milwaukee Bucks.

En octubre de 2017, Nikola Mirotic recibió un puñetazo en un entrenamiento de los Chicago Bulls. Antes del inicio de la temporada de la NBA. Su compañero en el conjunto de Illinois, Bobby Portis, le agredió con dureza en plena práctica. El resultado fue una sanción impuesta por la franquicia de ocho partidos para el estadounidense y hasta 23 encuentros perdidos por el hispano-montenegrino debido a las lesiones que le causó el incidente. A partir de ahí, el europeo sería traspasado y el nacido en Arkansas fue renovado.

Mirotic, ya desde Barcelona, expuso su versión de lo ocurrido entonces así: "Fue una mala experiencia. Algo que nunca pensé que pudiera ocurrir en un entrenamiento. Y menos en el momento en el que pasó, un día antes de que nosotros empezáramos la temporada. Habíamos tenido un par de calentones, pero eso no es algo que no haya pasado nunca en un entrenamiento. Después, él cruzó la línea". "No estuve en Chicago mucho tiempo, porque no tenía contrato garantizado y estaba trabajando por mi cuenta, con mi entrenador y mi preparador físico. Ellos (los jugadores de los Bulls) eran casi todos jóvenes y estaban trabajando juntos. Yo había oído, me habían dicho, que a él le habían prometido un puesto en el quinteto titular", relató.

"Yo llegué al equipo un día antes de que empezara la temporada, pero llegué en muy buena forma aunque hubiera estado entrenando por mi cuenta. Y me gané el sitio. Entonces, cuando el entrenador le dijo que yo iba a ser titular sí que noté que él estaba como súper enfadado con todo el mundo, sobre todo conmigo. Como si fuese mi culpa. Me convertí en su enemigo (...) Después vi que él estaba muy suelto, que estaba buscando conflicto. Entonces, lo que yo intento es simplemente hacer mi trabajo, ser profesional. Hacer lo que me pidan. Pero claro, los entrenadores, cuando tienes un equipo tan joven, tienen que tener el control. Y eso es justo lo que no tuvimos. Era entrenar como locos, arriba, abajo, correr, pelearse... Lo que hacíamos no era baloncesto. Nos preparaban para algo que yo no había visto nunca antes. El entrenador dijo que todos los puestos del quinteto estaban abiertos, entonces era una pelea. Aquello era una pelea", reflexionó el balcánico.

Y concluyó su repaso con este mensaje: "Entonces, a él un día se le cruzó. No sé que le pasó por la cabeza. Nos estábamos empujando en el entrenamiento y cuando me di la vuelta me dio un puñetazo. Bueno, fueron más. Dos o tres. Esquivé el primero y el segundo, pero el tercero ya... Pasó todo muy rápido". Ese es el recuerdo que tiene Mirotic de aquello. En uno de los episodios más destacados de su paso por la NBA. Para su desgracia.

Portis, en cambio, tiene otro parecer sobre el suceso. Acaba de ganar el anillo con los Milwaukee Bucks, con un rol importante dentro de la reducida rotación implantada por el técnico Mike Budenholzer para ganar a los Phoenix Suns en las Finales recién terminadas. Y en ese contexto, en ala-pívot talentoso y guerrero ha recordado la agresión en una charla mantenida con The Athletic.

"Dar un puñetazo a Mirotic me hizo mejor persona, estoy seguro. Mirotic y yo teníamos siempre altercados, aquella no era la primera vez y los de las oficinas lo saben. Pero aquella vez fue algo diferente. Algunas de las cosas que se dijeron iban en relación a que le pegué por la espalda o así. Los que estuvieron allí saben lo que pasó. Si hubiera sido tan grave, los Bulls no me habrían ofrecido una renovación de contrato. Creo que eso lo resume todo", alegó. "Lo que sí fue una locura es que él y yo estábamos muy juntos después de que se recuperara de la lesión. Luego no volví a hablar con él, pero sin rencores al menos por mi parte. Yo tenía 22 años y él unos 26, éramos jóvenes los dos", remarcó.

Y amplió su reflexión de esta manera: "A veces, cuando eres un chico joven en esta competición, miras lo que tienen los demás. Como éste tiene esto, yo debo tenerlo. Si ahora me pusieran esa renovación los Bulls, la cogería. Es dinero del que te cambia la vida, con el que pude proveer a mi familia de salud económica".

Además, explicó como ha vivido estas Finales exitosas para sus intereses. "Me desperté después de las Finales de Conferencia, no dormí nada. 'Vaya, estoy en las jodidas Finales de la NBA', eso era todo lo que pensaba. Vas a entrenar y el trofeo Larry O'Brien (de campeón de la liga) está por todos los lados (...) Tenía que poner mi cuerpo en la mejor forma posible, eso ha sido lo más importante para mí. Perdí mucho peso y reduje mucha grasa corporal. Me puse más ágil y móvil que nunca. Pero ver a Giannis (Antetokounmpo) o a Brook Lopez todos los días, y poder ver lo que hacen, es lo que me ha cambiado la vida", sentenció. Acaba de pasar a la historia del baloncesto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios