www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Se acabó el mercado: Mbappè juega en el PSG pero el Real Madrid sigue su plan

Se acabó el mercado: Mbappè juega en el PSG pero el Real Madrid sigue su plan
Ampliar
miércoles 01 de septiembre de 2021, 00:00h
Los franceses batallarán por renovarle a cambio de una millonada y los merengues, por firmarle en enero.

Competir con un club de fútbol cuya propiedad pertecene un país cimentado en torno a los petrodólares no es sencillo. Eso es lo que ha comprobado el Real Madrid en esta ventana de fichajes. En un mercado a la baja -que ha acogido la venta de Cristiano Ronaldo al Manchester United por menos de 30 millones de euros-, el Paris Saint-Germain se ha permitido confeccionar una plantilla con sueldos astronómicos para Lionel Messi, Sergio Ramos, Georginio Wijnaldum, Gianluigi Donnarumma, Achraf Hakimi y un largo etcétera. La UEFA ha relajado el Fair Play Financiero y la Ligue 1 ha permitido el dispendio salarial. LaLiga de Javier Tebas, no.

Según ha trascendido, Florentino Pérez ha llegado a poner sobre la mesa en torno a 200 millones de euros. Una cifra que creció tras proponer 160 millones en la primera oferta y 170 millones más otros 10 millones en variables, en la segunda. Todo ello ha resultado un ejercicio de futilidad ante los dueños del coloso catarí con piel francesa. Con el Mundial de Catar 2022 a la vuelta de la esquina, encontraron en la contratación de 'La Pulga' la mejor de las campañas de lavado de imagen al régimen político que regentan. Y retener a Mbappè y Neymar es la guinda.

José Ángel Sánchez y el presidente merengue no han dejado de trabajar para lograr lo imposible: convencer al emir Tamin bin Hamad Al-Thani de que vender no significa una deshonra. Emisarios han guerreado con esa suerte de orgullo cultural durante las últimas semanas. En primer lugar, con el dirigente del PSG, Nasser Al-Khelaifi; y en segundo término, en las últimas horas, con el emir.

Lo que ha quedado acreditado, por medios de comunicación franceses, británicos y españoles, es que Mbappè quiere recalar en el Santiago Bernabéu. Prensa del país galo ha llegado a afirmar que se había despedido de algunos compañeros y trabajadores de su club. Su contrato finalizará en junio de 2022, por lo que podría firmar con el Madrid el mismo uno de enero. Y a eso se aferran los madridistas. Tras haber conquistado al jugador, esperan que mantenga su voluntad unos meses más, relativizando el magnetismo que puede conllevar jugar al lado del seis veces Balón de Oro.

Y a ese mismo clavo se aferran los parisinos. Saben que a Kylian, de 22 años pero ya campeón del Mundial con Francia, le molesta no haber podido conseguir la Liga de Campeones todavía. Llegó a las semifinales con el Monaco y cayó en la final de 2020 ante el Bayern. Con Neymar no ha bastado y por eso, amén de la estupenda oportunidad, Leonardo -director deportivo- y Al-Khelaifi se lanzaron a por Messi. "Ya no tiene la excusa del proyecto ganador", espetó el dirigente catarí sobre la continuidad de Mbappé tras haber contratado al genio argentino.

Así las cosas, se clausura uno de los mayores y más importantes culebrones veraniegos en el deporte internacional. La dimensión del delantero -según las proyecciones- habla de un goleador que puede marcar este deporte en la próxima década. Por ello los focos del planeta se ha girado hacia París y Madrid en un mes de agosto que ha visto cambiar de equipo a algunos de los mejores futbolistas de la historia.

Jugaron los dos clubes en una contrarreloj que usaron para presionar al interlocutor y al jugador. Pagar hasta 200 millones de euros por un futbolista al que se puede contratar gratis en cuatro meses condicionaba a los españoles. Y los cataríes, según se ha dicho, no querían venderle en ningún momento. Aunque también se ha publicado por medios franceses autorizados que se habían abierto a negociar y que aceptarían 223 millones de euros, la cifra que marcaría el récord histórico por un traspaso.

Con pérdidas de más de 200 millones de euros, el PSG ha incorporado este verano a nombres gruesos. El último, este mismo martes: ficharon al más que prometedor lateral portugués Nuno Mendes. Por siete millones de euros -cesión- y una opción de compra de más de 40 millones de euros. Al tiempo que Real Madrid, Barcelona y Atlético han tenido que agujerear sus plantillas para poder incorporar futbolistas que completen sus proyectos. Es en ese paisaje asimétrico en el que Mbappè no se ha movido de la capital francesa.

El colofón ha sido, cuando menos, descriptivo. Kylian ha rechazado la enésima oferta de renovación de su equipo. Se ha negado a firmar un contrato de dos temporadas a razón de casi 50 millones de euros de salario anual. Un sueldo mayor al que han comprometido con Messi y Neymar. Según anuncian desde Francia ha dicho que no. Abriendo más la puerta a un cambio de aires. E hizo suyo un mensaje publicado por un amigo suyo que le dice: "Reprograma tus sueños hasta dentro de poco".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios