www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÍTICAS AL EJECUTIVO

El Gobierno hace el ridículo con la falsa denuncia homófoba de Malasaña

Cientos de personas se congregan en la madrileña Puerta del Sol para pedir fin a la violencia homófoba y contra el colectivo LGTBIQ+, este miércoles
Ampliar
Cientos de personas se congregan en la madrileña Puerta del Sol para pedir fin a la violencia homófoba y contra el colectivo LGTBIQ+, este miércoles (Foto: Efe)
EL IMPARCIAL
jueves 09 de septiembre de 2021, 09:23h
Los ministros Marlaska, Montero y Belarra señalan a Vox por su discurso.

La denuncia falsa de la agresión homófoba en Malasaña ha puesto en evidencia al Gobierno al no medir su implicación en unos hechos que aún estaban siendo investigados por la Policía. Este miércoles, el joven de 20 años que denunció haber sufrido una agresión por parte de ocho encapuchados, cambió su versión de los hechos y reconoció que las heridas fueron consentidas mientras mantenía relaciones con otra persona.

La investigación del caso, que reabrió el debate sobre los delitos de odio y la homofobia, dio un giro inesperado cuando la Policía acudió al domicilio del joven para tomarle una nueva declaración en comisaría ante las dudas que suscitaba su primera versión, que fue aprovechada por el Gobierno para señalar a PP y Vox por su supuesto discurso insensible con los homosexuales.

El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, condenó el "ataque homófobo" a través de Twitter en un mensaje en el que mandó su "cariño" al joven violentado al tiempo que en el Consejo de Ministros del martes, la ministra portavoz Isabel Rodríguez anunció la reunión de la comisión de delitos de odio ante el repunte de agresiones al colectivo LGTBI; un encuentro que el Gobierno ha confirmado que se mantiene. Este jueves, Sánchez, lejos de analizar el impacto de la denuncia falsa y lo precipitado de su juicio y de otros ministros del Gobierno, el jefe del Ejecutivo se ha limitado a trasladar su "solidaridad, cariño y empatía" con el colectivo LGTBI pues una denuncia falsa "no impide describir lo que es verdad, la realidad que sufren, por desgracia, personas de distintas orientaciones sexuales por el hecho de ser como son".
Pero Sánchez no ha sido el único miembro del Ejecutivo en implicarse. En una entrevista en la SER, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, afirmó que es "evidente" que los "discursos públicos y políticos a veces difusos", y también los que se pronuncian en las redes sociales, generan "un caldo de cultivo" para que haya "un delito de odio". Este jueves, Marlaska ha descartado dimitir y ha insistido en que hay declaraciones políticas que generan un "caldo de cultivo para los delitos de odio".
Además del titular de Interior, otras voces del Gobierno manifestaron su pesar por la agresión denunciada y aprovecharon la oportunidad para politizarla. La ministra de Igualdad, Irene Montero, quien también condenó la agresión y argumentó que las agresiones homófobas "están claramente alimentadas por los discursos de odio", que hay que "combatir". A Montero se sumó Ione Belarra con un llamamiento similar y con Vox en el punto de mira como una de las formaciones políticas que, a su parecer, están extendiendo ese peligroso discurso.
Vox, señalado por el Ejecutivo, subrayó su "rotunda condena" a todas las agresiones homófobas de los últimos días que han sido noticia no solo en Madrid sino también en Formentera, Toledo o Melilla. "Todas las víctimas importan, con independencia de su sexo o su orientación sexual", afirmó en rueda de prensa Iván Espinosa de los Monteros antes de que que la Policía diera a conocer que se trataba de una denuncia falsa.
Espinosa de los Monteros afeó a políticos, periodistas, contertulios y tuiteros por vincular a Vox con actos de violencia, por lo que advirtió que su partido "llevará a los tribunales" a quienes hagan esa relación.
Una vez saltó la noticia sobre la denuncia falsa, la diputada Macarena Olona elevó el tono contra el señalamiento hacia su partido: "Vomitivos los ataques a Vox de estos días. Vomitiva la utilización política de los homosexuales". También lo hizo Javier Ortega Smith, quien tachó de "miserables, cínicos y desgraciados" a quienes les responsabilizan de las agresiones homófobas; un señalamiento que el PSOE también centró en el PP, a quien pidió que no sólo condene las agresiones homófobas, sino también "los discursos de odio que hace Vox".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
4 comentarios