www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNALES

La Audiencia Provincial revoca una sentencia condenatoria por un delito de lesiones

Abogada Penalista de Madrid - Beatriz Uriarte
Abogada Penalista de Madrid - Beatriz Uriarte
EL IMPARCIAL
jueves 16 de septiembre de 2021, 12:20h

El caso recayó sobre el despacho de Madrid Ospina Abogados, especializado en realizar recursos de apelación con éxito ante la Audiencia Provincial, Audiencia Nacional o el Tribunal Supremo.

Ospina Abogados obtiene la revocación ante la Audiencia Provincial de Madrid de la sentencia condenatoria que pesaba sobre su representado por veredicto del Juzgado de Majadahonda, quien le condenaba en primera instancia por ser criminalmente responsable de un delito de lesiones.

Esta victoria judicial se enmarca dentro del escaso 18% de sentencias que se revocan en órganos judiciales superiores en procesos de apelación o suplicación, lo que pone en valor el peso de la estrategia procesal seguida por la abogada penalista Beatriz Uriarte.

LOS HECHOS

El 18 de marzo del 2020, en pleno estado de Alarma, tras un altercado en una conocida cadena de supermercados una mujer de avanzada edad sufrió policontusiones producidas por una llave de judo que le aplicó un hombre, el cual anteriormente había escupido a la señora en la cara por un malentendido referente a unos guantes de plástico.

Tras el altercado el agresor se marchó del lugar sin que fuese retenido o reconocido por ninguno de los presentes.

LAAPELACIÓN

Tras recaer el caso sobre Ospina Abogados, considerado por la crítica uno de los mejores despachos penalistas en la actualidad, establecen una línea de apelación en base a los errores de motivación en la sentencia del tribunal de Majadahonda, así como las contradicciones que el relato de la señora afectada hace de los hechos faltando a la verdad contra su cliente, manifestando primero que no lo conoce y posteriormente lo contrario, siendo la única prueba directa y de cargo la declaración de la denunciante en el plenario que lo identifica.

Uriarte tampoco pasó por alto que no se llegó a citar a juicio, siendo lo procedente de conformidad con lo previsto en el artículo 966 de la L.E. a los testigos y peritos que puedan dar razón de los hechos, como son los agentes de Policía Local que acudieron al aviso así como el encargado del supermercado. Pero además ni tan siquiera se requirieron las imágenes de las cámaras de seguridad, las cuales el atestado afirma que existen y grabaron lo sucedido, sin que se hayan solicitado, ni visionado.

De la misma manera tampoco se llegó a aportar la fotografía del agresor captada por un viandante, a la que también alude la sentencia del tribunal de origen, como dato corroborador del testimonio de la víctima.

Por lo que “a todas luces no queda probada la participación de nuestro representado en la agresión, no siendo coherente que no exista ni un solo testigo que sitúe a nuestro cliente ni tan siquiera en las inmediaciones del supermercado, habida cuenta que como el mismo testificó se encontraba trabajando en una empresa de climatizaciones en el momento de los confusos hechos relatados por la denunciante” declaraba la abogada penalista a la salida del Juicio.

Todo ello genera en base al principio in dubio pro reo y la existencia cuanto menos de una duda razonable de la participación del condenado en el hecho denunciado, que Ospina Abogados solicitaba “que se revoque la sentencia y se dicte una nueva por la que se absuelva a nuestro representado”.

LA ABSOLUCIÓN

El Juez de la Audiencia Provincial, a la vista de la línea de defensa procesal, revocó la sentencia condenatoria del Juzgado de procedencia, dando la razón a los argumentos esgrimidos por el despacho madrileño y absolviendo mediante sentencia firme a su cliente.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios