www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 6

Asensio se reivindica en un Real Madrid que asoló al Mallorca |6-1

Asensio se reivindica en un Real Madrid que asoló al Mallorca |6-1
Ampliar
(Foto: Efe)
Javier Nuez
x
javiernuezelimparciales/11/6/11/23
jueves 23 de septiembre de 2021, 00:59h
El Real Madrid reforzó su liderato en solitario de la Liga tras golear al Mallorca por 6-1. Asensio se reivindicó como mejor hombre del partido con un triplete goleador, acompañado por un doblete de un Benzema que suma y sigue como máximo goleador y asistente y con Isco poniendo la guinda.

El Real Madrid abrumó la noche de este miércoles al Real Mallorca en el Santiago Bernabéu. Como una cuestión de serendipia, cuando los rumores del malestar de Asensio empezaban a sonar, el balear contó con una oportunidad de oro precisamente como titular ante el equipo en el que se formó. El caso Asensio quedó resuelto donde mejor se solucionan las crisis futbolísticas: sobre el campo.

Tres goles y calidad combinando como enganche del trío de ataque. Así aprovechó Marcos Asensio para cumplir y dejar el bendito problema a un Carlo Ancelotti al que se le suman jugadores de ataque en estado de gracia.

Un Carlo Ancelotti que aprovechó el partido para dar descanso al centro del campo. Casemiro y Modric al banquillo mientras Kroos sigue su recuperación. Al campo, Camavinga en su primera titularidad, Valverde y Asensio.

Atrás, las rotaciones, en este caso obligadas por las lesiones de Carvajal y Mendy, pusieron a Miguel en el lateral izquierdo y Nacho en el diestro.

Luis García Plaza, por su parte, presentó también un once con muchos cambios defensivos y en el centro del campo, motivados en su mayoría por las bajas.. Una alternancia que acabó por debilitar a los suyos, que venían de firmar un relativo tranquilo comienzo de temporada como recién ascendidos.

Con la sangre fresca de la juventud en el centro del campo blanco, acompañado de la energía de Alaba y Militao atrás, el Real Madrid se convirtió en un misil vertical hacia el área visitante.

La bisoñez de la zaga mallorquina, como se demostró en el primer tanto, hizo el resto para un Madrid que se demuestra como el equipo más divertido de LaLiga.

La inocencia mallorquina se desveló nada más comenzar. En el minuto 3, un error de Gayá al controlar un pase -en su debut como jugador del primer equip-, entregó la pelota a Karim Benzema de cara a la portería. Hacia allí se encaró al francés, al que regalarle un mano a mano con espacio y tiempo para pensar no podía significar otra cosa que el 1-0.

En esos primeros compases se permitió cierto ida y vuelta en loas dos áreas, con Kubo poniendo el peligro bermellón.

Pero los avisos del Madrid eran más numerosos y también más peligrosos. Y además, desde cualquiera de las posiciones de ataque, como demostró Asensio cuando a punto estuvo de marcar un gol olímpico.

Pasado el cuarto de hora, el Mallorca fue perdiendo el miedo y acumulaba algún acercamiento más, como atestiguó Lago Júnior con un disparo que se marchó por poco.

Pero ahí volvió a entrar en acción Asensio, que se encontró en el área pequeña un con balón rechazado por Reina tras un caracoleo de Rodrygo para poner el 2-0.

El Mallorca no se amilanó y en la misma jugada en la que sacó de centro recortó para el 2-1. Kang in Lee se encontró en el pasillo central con Alaba y Militao en distintas alturas dejándole el espacio perfecto para armar un chutazo desde la frontal.

El susto no cambió el ánimo de un Real Madrid que continuó percutiendo en área rival. En una jugada a tres toques logró poner el 3-1 de la tranquilidad. Una pared entre Asensio y Benzema dejó al balear batiendo a Reina por segunda vez.

El Mallorca daba muchas facilidades atrás y el Real Madrid no desperdició la oportunidad de gustarse con muchos jugadores en estado de gracia. Asensio, Benzema y Vinicus combinaban una y otra vez en zona peligrosa con la rapidez que le permitían los envíos de unos Alaba y Valverde que hacían de mensajeros agresivos llevando el balón de un área a otra con presteza y precisión.

Las ocasiones se multiplicaban antes del descanso pero los goles, aún, no aumentaban.

Tras el paso por vestuarios, García Plaza intentó taponar el déficit en el centro del campo dando entrada a Baba por Kubo. De hecho, la primera aproximación con peligro fue para los bermellones. Aunque de nuevo con el único resquicio que le dejaba la zaga local: con disparos lejanos.

Sin embargo, la reacción blanca fue inmediata. Vinicius, dentro del área, logró zafarse de su marcador pero erró en la definición.

Al minuto, Benzema era el que no perdonaba. Rodrygo centró la atención de todos mientras conducía el balón por banda derecha. El francés, acurrucado al otro lado, aprovechó la desatención de sus marcadores para desmarcarse hacia el área para mandar al fondo de la red el centro del brasileño. En teoría era el 4-1, pero el VAR anuló el tanto por una carga del francés sobre Sastre al ir a rematar.

La desazón duró un suspiro. El Real Madrid insistía una y otra vez en derribar una puerta ya entreabierta. Y en el minuto 55, Asensio no desperdició la ocasión de anotar un triplete en sus estadísticas. Recibió de Benzema de cara a portería en la frontal. El balear, con gusto por el chut lejano, sacó a relucir su calidad para mandar al fondo de la red, ahora sí, el 4-1.

Seguía buscando García Plaza la manera de frenar la sangría, con un triple cambio en el minuto 59. Ancelotti dio réplica dando entrada a Blanco por un Camavinga que se revolucionó en exceso teniendo ya una amarilla.

El discurrir del encuentro mantenía el mismo esquema. Y la sensación de que más goles estaban por llegar quedó definida en el tramo final. Alaba se dejó de intermediarios y se sacó una asistencia para el desmarque de Benzema, que con control con la espalda mediante, resolvió con clase para el 5-1.

El francés acumula ya ocho goles y siete asistencias en seis jornadas, sin duda su mejor arranque en las 13 temporadas que lleva como jugador del Real Madrid.

Poco después, con la entrada de Isco, Jovic y el debut de Sergio Santos, el Madrid se centró en buscar otro gol que revitalizara los ánimos de la unidad B. La buscó Jovic con insistencia y poco le faltó, pero acabó siendo Isco, asistido por Vinicius, el que puso la firma al definitivo 6-1.

- Ficha técnica:

6.- Real Madrid: Courtois; Nacho (Sergio Santos, m.79), Militao, Alaba, Miguel Gutiérrez; Camavinga (Antonio Blanco, m.60), Fede Valverde, Marco Asensio (Isco, m.72); Rodrygo (Lucas Vázquez, m.72), Benzema (Jovic, m.79) y Vinicius.

1- Mallorca: Reina; Sastre, Valjent, Gayà (Jaume Costa, m.59), Brian Olivan; Baba, Battaglia; Febas (Antonio Sánchez, m.59), Kubo (Baba, m.46), Lago Junior (Jordi Mboula, m.76); y Hoppe (Abdón Prats, m.59).

Goles: 1-0, m.3: Benzema; 2-0, m.24: Asensio; 2-1, m.25: Kang-In Lee; 3-1, m.29: Asensio; 4-1, m.55: Asensio; 5-1, m.78: Benzema; 6-1, m.84: Isco.

Árbitro: Javier Alberola Rojas (Comité Castellano-Manchego) amonestó a Rodrygo (m.47) y a Nacho Fernández (m.66) en el Real Madrid y a Baba (m. 56) por parte del Mallorca.

Incidencias: partido correspondiente a la sexta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Santiago Bernabéu, aún en obras de remodelación, ante 20.113 espectadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

1 comentarios