www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CONVENCIÓN DEL PP

El PP aboga por un 'feminismo liberal': “Aquí hombres y mujeres tenemos que trabajar por igual”

Pablo Casado con Carmen M. García,  Paula Gómez de la Bárcena, Susana Camarero y Belén Hoyo.
Ampliar
Pablo Casado con Carmen M. García, Paula Gómez de la Bárcena, Susana Camarero y Belén Hoyo. (Foto: PP/Tarek)
miércoles 29 de septiembre de 2021, 21:13h

Con el título “Libertad y responsabilidad individual”, el Partido Popular ha celebrado en Madrid su tercera jornada de la Convención Nacional del Partido Popular, en la que uno de los principales momentos ha sido el conversatorio sobre La sociedad abierta y sus enemigos, en la que el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha intervenido junto al ex presidente de Francia, Nicolás Sarkozy.

Las diferentes intervenciones, que se han desarrollado en el Auditorio del Museo Reina Sofía, han comenzado con la mesa sobre El mundo Post-Covid; con la participación del portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y el ex presidente de la Comisión Europea y ex primer ministro de Portugal, José Manuel Durão Barroso, quien se ha considerado amigo de España y ha ratificado, “creer en una Europa fuerte, en libertad, de convicciones y valores, y que respete la diversidad”. También ha alabado el papel del líder de la oposición, capaz de generar una esperanza ante el cambio y ha planteado la necesidad de “reforzar el centro que pueda defender la libertad”, frente al protagonismo de los extremos y populismos.

Durão Barroso ha definido el proceso vivido con la pandemia como una “victoria de la ciencia y una derrota de la política”, por lo que ha pedido a la sociedad que esté mejor preparada de cara al futuro. Así, ha enumerado cuatro aspectos en los que Europa debe avanzar para situarse en una buena posición de salida: “descarbonización, lucha contra el cambio climático, diversificación de cadenas de abastecimiento, desglobalización y digitalización”.

“Precisamos más los unos de los otros”, ha incidido Durão Barroso, quien ha lamentado que esta pandemia ha acelerado los procesos de crispación geopolítica. “Tenemos que agarrar el futuro con nuestras propias manos; no puede haber ningún acuerdo a nivel global sin contar con Europa”, ha manifestado, al tiempo que ha pedido luchar contra cierto “complejo de inferioridad”.

Una convención abierta a las ideas

Por su parte, Almeida, además de presumir del modelo que es Madrid, ha valorado que el PP organice una Convención abierta a las ideas y a todos los españoles y lo haga “desde la convicción de que es imprescindible una mayoría social para reforzar España”. En su opinión, “no hay partido que organice una Convención que refleje la pluralidad de España como lo está haciendo el Partido Popular”.

En este sentido, Martínez-Almeida ha recomendado que “para poder vencer a la pandemia tenemos que reforzar el modelo de democracias liberales, basados en el Estado de derecho, en la persona, en la libertad y el respeto a los derechos y libertades de cada uno”. Y ha advertido que “fortalecer las instituciones es el camino, degradarlas conduce al totalitarismo”, ha subrayado.

Igualmente, el portavoz del PP ha recordado que los pilares para afrontar El mundo post-COVID son los mismos principios que plantea la apuesta renovada de Pablo Casado. “El respeto a la persona, el Estado de derecho, la propiedad privada, la economía de mercado, el bienestar social, son los pilares que, junto con el respeto institucional, nos conducirán a superar los retos de la pandemia”.

Antes de concluir, Almeida ha puesto al Gobierno como ejemplo de lo que no debe hacerse al no haber tenido ningún reparo en contribuir al desgaste de las instituciones”. Prueba de ello es la sentencia del TC sobre el estado de alarma, “ejemplo de cómo determinados gobiernos aprovechan los efectos de la pandemia”.

El Gobierno no ha estado a la altura

En el transcurso de la mesa Más sociedad y mejor Gobierno, Gerardo Cuerva, presidente de CEPYME, ha reclamado el papel de los pequeños y medianos empresarios durante la pandemia, que siempre han estado “al pie del cañón y han sufrido mucho, se ha endeudado y eso nos lastra el futuro”.

En este sentido, ha lamentado que las ayudas del Gobierno no han estado a la altura de lo que el tejido productivo español necesita y ha advertido de que las reformas que afectan a los empresarios no deberían ser ideológicas. “No podemos utilizar las exigencias europeas para cambiar las condiciones en los despidos, entre otras cosas”, ha indicado.

José Vicente de los Mozos, presidente de ANFAC, ha puesto el acento en la formación para la mejora del empleo, en la seguridad jurídica y normativa común en las CC.AA. para que las grandes empresas puedan invertir en el país. Asimismo, en calidad de presidente de IFEMA, ha calificado FITUR como la mejor feria de su ámbito en todo el mundo.

Zurab Pololikashvili, secretario general de la ONU-OMT, ha presentado España como el país con más oportunidades para invertir, por lo que ha pedido a las administraciones que incentiven las inversiones en infraestructuras, cultura y turismo porque repercutirá en innovación, educación y empleo.

Asimismo, en el marco del Día Internacional del Turismo, ha pedido a las instituciones apoyar al sector privado, tanto en liquidez como en la reducción de tasas, concluyendo con que, después de haber conocido al presidente Rajoy desde hace muchos años, al igual que a Pablo Casado, ha vaticinado que este último será en breve próximo presidente del Gobierno de España.

La mesa ha sido moderada por el presidente del PP de Madrid, Pío García- Escudero, quien ha señalado que “lo que España hoy más necesita, no es un mero traspaso de poderes de un Gobierno a otro, sino un traspaso de poderes del Gobierno a la sociedad.” Por tanto, ha planteado como necesario un programa de reformas “que no pueden imponerse a golpe de decreto, sino derivarse de la negociación y el diálogo político con todos los partidos del arco parlamentario”, por lo que hay que confiar plenamente en la sociedad para llevarlas a cabo y diseñarlas.

Reivindicación de la Cultura

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Andrea Levy, ha arrancado la mesa Cultura y cancelación, donde ha remarcado que “la cultura es un elemento fundamental para salir de la crisis. De hecho, supone el 4% del PIB y genera muchos puestos de trabajo. “La cultura fue una vacuna para el alma en los momentos más aciagos”, ha defendido la dirigente del PP.

“Es más necesario que hablemos de la cultura en libertad, como hacemos hoy en esta Convención, una cultura libre que sirva para que todos, pensemos como pensemos, nos sintamos reconocidos en la gestión que hacen los gobiernos”.

La escritora y periodista Marta Robles, que se ha definido como “militante activa del partido de la cultura”, ha afirmado que ésta “no debe ser patrimonio de ningún partido político y nadie debe apropiarse de ella”. Ha avanzado que hoy se tiende a desprestigiar la política, cuando “deberíamos hacer un ejercicio de reivindicación de la misma”. “En pandemia, la cultura nos ha hecho más fuertes y se ha demostrado que un buen libro es el mejor remedio contra todo”.

La coreógrafa Aida Gómez ha reivindicado la danza española como un patrimonio cultural, aunque ha lamentado que sea más valorada fuera de nuestras fronteras que dentro de nuestro país. Así, ha reseñado que las compañías españolas despiertan más expectación en el extranjero que en España. “Después de más de 40 años en la profesión, yo no me siento artista en este país”, ha indicado. A continuación, Gómez ha lamentado la falta de trabajo en España y se ha preguntado qué complejo tiene el Gobierno con la danza bolera, ya que recientemente le ha denegado una subvención. “¿Qué hacemos con el Ministerio de Cultura y Deportes? No entiendo nada”, ha concluido.

Por su parte, el director de la Oficina del Español de la Comunidad de Madrid, Toni Cantó, ha asegurado que la gestión cultural se ha ido profesionalizando cada vez más, a pesar de que todavía “nos toca ver algún claro ejemplo de cultura mojigata de izquierdas”. España está exportando a todo el mundo buenos productos culturales, ha subrayado Toni Cantó, algo que debería ir ligado a la creación de riqueza y empleo, así como a valores básicos como la libertad. En este contexto ha considerado “urgente” cambiar el modelo actual, introduciendo el mundo del arte y de la cultura en la educación.

Lo triste del mundo de la cultura, ha asegurado Cantó, es que solo existe una crítica a un poder determinado. “Cuando escuchéis a esos artistas partidistas, recordad que son una élite que no representa al sector entero, no representan ni al 0,01%”, ha señalado, tras lo que ha reivindicado una cultura abierta y libre.

Feminismo liberal

La jornada ha concluido con la mesa sobre Feminismo liberal, en la que han participado la presidenta de la Woman’s Week, Carmen M. García, la directora de Inspiring girls, Paula Gómez de la Bárcena, la presidenta de Mujeres en Igualdad, Susana Camarero, y la presidenta del Comité Electoral del PP, Belén Hoyo, que ha actuado como moderadora.

Así, Hoyo ha valorado cómo en España, en muy poco tiempo, se ha avanzado mucho hacia una “igualdad legal, que no real” entre hombres y mujeres, algo en lo que está involucrado el PP, que siempre que ha gobernado ha puesto en marcha políticas transversales para crear igualdad de oportunidades. “Creemos en un feminismo liberal, en una suma de libertades, feminismo abierto en el que todos sumamos”, ha remarcado.

La dirigente popular ha resaltado que el PP siempre ha creído en la verdadera igualdad y ha puesto como ejemplo los cargos que han desempeñado las mujeres del partido, como Soledad Becerril, que fue la primera ministra de la democracia; las primeras presidentas del Congreso y del Senado, Luisa Fernanda Rudi y Esperanza Aguirre, respectivamente; y primera comisaria en Europa, Loyola de Palacio.

A continuación, Carmen García ha defendido que el feminismo no es un patrimonio solo de mujeres, “aquí hombres y mujeres tenemos que trabajar por igual”. García ha explicado que desde la institución que dirige dan voz a las mujeres emprendedoras para que sean libres y su voz sea escuchada sin ataduras. También ha reclamado que las mujeres puedan hacer lo que realmente quieran, tras lo que ha denunciado que existen partidos que apartan a las mujeres que no piensan igual. “Deberíamos ser capaces de poner en valor todas las capacidades, porque si eres feminista crees en los derechos de las mujeres”, ha subrayado. Por último, ha explicado que su reto es “exigir que la igualdad sea efectiva, porque la legal ya la tenemos”.

Por su parte, Paula Gómez de la Bárcena ha incidido en el daño que hacen determinados comportamientos que llevan a una falta de confianza y de autoestima en las niñas y ha lamentado cómo en el ámbito educativo no se ha hecho hincapié en figuras femeninas de la historia, reclamando que “ser mujer no es una limitación para hacer absolutamente nada”.

Susana Camarero ha agradecido el espacio que ha encontrado el PP para debatir un tema tan importante como es el Feminismo liberal. “Demuestra el compromiso real de Pablo Casado con las mujeres, este partido está cambiando”, ha subrayado. Camarero ha explicado que desde Mujeres en Igualdad prestan formación a las mujeres e implantan planes de igualdad en las empresas. Por ello, piensa que “para conseguir que hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades necesitamos la educación en igualdad y sin colegios que manipulen, como ocurre cuando gobierna la izquierda”

Según Camarero, “el término feminismo ha sido muy manoseado por la izquierda de este país”. “Un término -ha continuado- excluyente, que no solo aparta a los hombres, sino a las mujeres que no piensan igual. Y el feminismo es todo lo contrario”, ha subrayado. Antes de concluir la jornada en Madrid, Susana Camarero ha denunciado que “por desgracia hoy ser madre penaliza en el mercado laboral y necesitamos un mercado laboral más flexible” que ataje los problemas reales de las mujeres, como son la conciliación y la corresponsabilidad “si de verdad queremos avanzar”.

La anécdota con Sarkozy hace 11 años

Durante la tercera jornada de la convención del PP, Pablo Casado ha participado en una charla con el expresidente francés Nicolas Sarkozy, a quien ha presentado en un breve discurso pronunciado en francés.

"Hace 11 años, la primera vez que le vi en el Elíseo le dije: 'tú un día vas a ser presidente del Gobierno de España'", ha contado como anécdota Sarkozy, antes de reconocer que "basta" con verlo para entender "exactamente" lo que tiene en el "corazón"; poruqe "cuando uno es poderoso, la única estrategia posible es ampliarse para reunir; esa es la vía ganadora".

Los elogios también han sido para Sarkozy por parte de su anfitrión en Madrid. "Cambió el paradigma del Ministerio del Interior al modificar la forma de colaborar contra ETA", ha reconocido el líder del PP, que valora su trascendencia política por haber sido "la primera persona que se tomó en serio que acabara la impunidad con los etarras en Francia".

Casado también ha reconocido de su gestión al frente de la jefatura de Estado de Francia que no torerara "ninguna condescendencia" con los movimientos independentistas de Cataluña.

Sobre esta cuestión, Sarkozy ha sido claro: "Si España tuviese que desunirse, Europa pagaría un precio. Solo hay una España, una España unida y una España que tiene una capital, Madrid, y un rey, Felipe VI".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios