www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PLANETA ROJO

La superficie de Marte fue moldeada a través de súbitas y devastadoras inundaciones

Una imagen topográfica en color que muestra los valles fluviales de Marte. El cañón de salida Loire Vallis (línea blanca) se formó a partir del desbordamiento de un lago en la cuenca del Paraná (delineado en blanco). Las líneas negras indican otros valles fluviales formados por procesos distintos a los desbordes de lagos. El fondo es una topografía coloreada derivada del altímetro láser Mars Orbiter sobre un mosaico de imágenes del sistema de imágenes de emisión térmica. La imagen tiene aproximadamente 650 kilómetros de ancho.
Una imagen topográfica en color que muestra los valles fluviales de Marte. El cañón de salida Loire Vallis (línea blanca) se formó a partir del desbordamiento de un lago en la cuenca del Paraná (delineado en blanco). Las líneas negras indican otros valles fluviales formados por procesos distintos a los desbordes de lagos. El fondo es una topografía coloreada derivada del altímetro láser Mars Orbiter sobre un mosaico de imágenes del sistema de imágenes de emisión térmica. La imagen tiene aproximadamente 650 kilómetros de ancho. (Foto: NASA / GSFC / JPL ASU)
EL IMPARCIAL
jueves 30 de septiembre de 2021, 16:20h

Las inundaciones masivas de los lagos de cráteres de Marte tuvieron un papel clave en la configuración de la superficie marciana, excavando abismos profundos y moviendo ingentes cantidades de sedimentos. Así lo ha confirmado un nuevo estudio de la Universidad de Texas en Austin. El trabajo, que se publica en Nature, encontró que las inundaciones, que probablemente duraron pocas semanas, erosionaron sedimentos más que suficientes para llenar por completo el lago Superior y el lago Ontario.

"Si pensamos en cómo se movían los sedimentos a través del paisaje en el antiguo Marte, las inundaciones de las brechas del lago fueron un proceso realmente importante a nivel global", señala el autor principal Tim Goudge, profesor asistente de la Escuela de Geociencias de UT Jackson. "Y este es un resultado un poco sorprendente porque durante mucho tiempo se ha considerado que eran anomalías únicas", añade.

Los lagos de cráter eran comunes en Marte hace miles de millones de años, cuando el planeta rojo tenía agua líquida en su superficie. Algunos cráteres podrían contener la misma cantidad de agua que un pequeño mar. Cuando el agua se volvía demasiada para retener, rompía el borde del cráter, causando inundaciones catastróficas que tallaron los valles de los ríos a su paso.

Las imágenes de teledetección tomadas por satélites que orbitan alrededor de Marte han permitido a los científicos estudiar los restos de los lagos de cráteres marcianos rotos. Sin embargo, los lagos del cráter y sus valles fluviales se han estudiado principalmente de forma individual. Este es el primer estudio que ha analizado cómo los 262 lagos abiertos en todo el planeta rojo dieron forma a la superficie marciana en su conjunto.

La investigación implicó revisar un catálogo preexistente de valles fluviales en Marte y clasificar los valles en dos categorías: valles que comenzaron en el borde de un cráter, lo que indica que se formaron durante una inundación de brecha del lago, y valles que se formaron en otras partes del paisaje, lo que sugiere una formación más gradual en el tiempo.

A partir de ahí, los científicos compararon la profundidad, la longitud y el volumen de los diferentes tipos de valles y encontraron que los valles de los ríos formados por el lago del cráter perforan mucho más que su peso, erosionando casi una cuarta parte del volumen de valles fluviales del Planeta Rojo, a pesar de que solo constituyen 3% de su longitud total. “Esta discrepancia se explica por el hecho de que los cañones de salida son significativamente más profundos que otros valles”, exlpica el coautor del estudio, Alexander Morgan, científico investigador del Instituto de Ciencias Planetarias.

A 170,5 metros, la profundidad media de un valle fluvial es más del doble que la de otros valles fluviales creados más gradualmente con el tiempo, los cuales poseen una profundidad media de unos 77,5 metros. Además, aunque los abismos aparecieron en un instante geológico, es posible que hayan tenido un efecto duradero en el paisaje circundante. El estudio sugiere que las brechas arrasaron cañones tan profundos que pueden haber influido en la formación de otros valles fluviales cercanos. Según los autores esta sería una posible explicación alternativa para la topografía única de los valles fluviales marcianos, generalmente atribuida al clima.

El estudio demuestra que los valles fluviales jugaron un papel importante en la configuración de la superficie marciana, a diferencia de lo que ha sucedido en la Tierra, cuya geología ha eliminado la mayoría de los cráteres y hace que la erosión de los ríos sea un proceso lento y constante en la mayoría de los casos. Sin embargo, a la vista de este trabajo, eso no significa que funcionará de esa manera en otros mundos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios